Windows no me deja copiar un archivo al pendrive (pista: es FAT32)

Windows no me deja copiar un archivo al pendrive (pista: es FAT32)

Miriam tiene un pendrive muy espacioso, pero ha descubierto que no puede copiar en él un archivo mayor de 4 gigabytes:

El otro día descargué un archivo muy grande, de un DVD, ocupa unos cinco gigas. Cuando intenté copiarlo al pendrive, Windows me dio un mensaje de error. Sin embargo, el pendrive tiene más de 100 gigas de espacio libre. ¿Está defectuoso?

Miriam

Tu memoria USB no está defectuosa. Lo que ocurre es que su espacio está formateado con FAT32, que es un sistema de archivos que no admite archivos de tamaño superior a los 4GB. Por eso Windows dice que no puedes copiar el archivo.

La opción rápida sería formatear el disco con NTFS, un sistema de archivos que no tiene esa limitación. El tamaño máximo permitido para un archivo en NTFS es de 16 terabytes, unas 4.000 veces más grande que un archivo de 4 gigabytes.

Pero hay una opción mejor y no destructiva, convertir el disco de FAT32 a NTFS a través de un simple comando que está presente en todas las versiones recientes de Windows: convert. Te explico cómo se usa con una memoria USB.

1. Abre la Línea de comandos de Windows

El comando convert se ejecuta desde la línea de comandos, la ventana negra que recuerda al viejo MS-DOS.

Presiona las teclas Windows + R: se abrirá la ventana Ejecutar.

Escribe cmd y luego presiona Intro. Verás aparecer la ventana de comandos de Windows.

2. Ejecuta el comando convert

Escribe el siguiente comando:

CONVERT X: /FS:NTFS

Donde X es la letra de unidad de tu pendrive; puedes mirar cuál es en Equipo, donde aparece la lista de discos conectados al PC.

Al cabo de unos minutos, verás que vuelve a aparecer la línea de comandos: eso significa que convert ha finalizado su operación. Si convert no pudiera cambiar el sistema de archivos en el momento, te ofrecerá la posibilidad de intentarlo después de reiniciar el PC.

En la ficha de la memoria USB (clic derecho y luego clic en Propiedades) podrás ver que el sistema de archivos ha cambiado de FAT a NTFS.

Por lo demás, un disco NTFS puede ser leído sin problemas por otros sistemas operativos, como Mac y Linux, así que no te preocupes por eso.

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios