Publicidad

Noticias

Ese juegazo que solo puedes jugar durante 400 días y que trata… de esperar durante ese tiempo

"Solo" durante 400 días, como si fuera poco

Ese juegazo que solo puedes jugar durante 400 días y que trata… de esperar durante ese tiempo
Randy Meeks

Randy Meeks

Estamos acostumbrados a que los videojuegos nos den experiencias cada vez más largas, inmediatas, que haya acción y un gameplay fabuloso desde el primer minuto para no aburrirnos nunca. Esa es la clave: no toleramos el aburrimiento en cuanto cogemos un mando. Necesitamos cabalgar por Hyrule, matar monstruos, solucionar puzzles, crear portales, controlar el tiempo. No soportamos la idea de, simplemente, vagar. Existir. Y eso es lo que hace ‘The Longing’, un juego basado en… vivir.

Steam DESCARGAR

A esperar tocan

400 días. Ni uno más, ni uno menos. Eso es lo que te dicen al principio de ‘The longing’ que tendrás que esperar para que vuelva a pasar algo en el juego y despertar a un rey durmiente que tiene que recuperar sus poderes. Mientras tanto, tú vagarás por las cientos de puertas de la caverna a un ritmo anormalmente lento. Lánguido. Se podría decir que aburrido. Y ahí está su gran hallazgo.

Este juego exige todo de ti. Tu paciencia, tu tiempo, tus ganas de ir descubriendo muy poco a poco todos sus secretos. Porque claro: los tiene. Un libro por aquí, un color para dibujar por allá, una estalactita que está a punto de caer, un camino que puede revelarse si esperas el tiempo necesario. Al contrario que otros juegos, los cuatrocientos días no van pasando de forma rápida ni tienes maneras de acelerar el tiempo (no sin mods, al menos). Transcurren a tiempo real. Así que, ¿para qué darse prisa?

Aunque al principio creas que ‘The longing’ es como ‘Seinfeld’, un juego que no va de nada, lo cierto es que si echas paciencia descubrirás no solo varios finales alternativos al que la propia trama te plantea, sino que realmente te permite descubrir quién eres como jugador, hacerte pensar cómo el entretenimiento actual nos ha acostumbrado a un ritmo delirante y qué ocurre cuando las llaves tintineantes se le quitan a un bebé acostumbrado a jugar con ellas continuamente.

¿Es tedioso? Sí. ¿Vas a jugar las 400 horas? No. ¿Merece la pena ver hasta dónde puedes llegar, imaginar nuevas maneras de salir de allí, jugar con tu propio aburrimiento? Desde luego. ‘The longing’ no es una experiencia para todo el mundo, pero, desde luego, es una que debes probar para entenderte a ti mismo. No es poca cosa.

Steam DESCARGAR

Algunos de los enlaces añadidos en el artículo forman parte de campañas de afiliación y pueden representar beneficios para Softonic.

Randy Meeks

Randy Meeks

Redactor especializado en cultura pop que te escribe en webs, revistas, libros, redes sociales, guiones, cuadernos y servilletas si no hay más sitios donde dar la chapa

Lo último de Randy Meeks

Directrices editoriales