VPN para novatos: para qué sirven (parte 2)

VPN para novatos: para qué sirven (parte 2)

Tras haberte explicado qué es una VPN en la primera parte del tutorial, ahora toca una segunda donde te contamos otro punto clave: para qué sirven. Sí, ya debes saber que la conexión pasa por una especie de túnel donde la información se cifra, ¿pero para qué vale exactamente eso?

En este VPN para novatos vamos a intentar explicarte cuáles son los usos habituales de las VPN en nuestro día a día.

Evitar bloqueos geográficos

Quizás sea el uso más conocido, aunque no por ello el principal: evitar las censuras geográficas. En España no es muy habitual el toparse con un contenido bloqueado a nivel geográfico, pero en países donde existe una fuerte censura sí que lo es. Por ejemplo, y quizás sea el mejor exponente, China.

En el territorio asiático es normal que portales como Google, Twitter o Facebook estén prácticamente prohibidos. ¿Cómo consiguen entonces conectarse a ellos? Pues a través de las redes virtuales, precisamente.

Así mismo, en este punto también entraría el acceder a contenidos de otros países. Por ejemplo, si con tu VPN simulas estar en Estados Unidos podrás visionar todo el contenido de Netflix o HBO de ese país; ahora bien, perderás el de España, ya que tu conexión creerá estar allí.

Trabajar a distancia

Sí, no hace falta una VPN para trabajar a distancia. Con una conexión a Internet podrás hacer eso a las mil maravillas. Ahora bien, lo que consigues con una red virtual es precisamente añadir seguridad a ese envío y recepción de datos.

Piensa que dar acceso a los servidores de una empresa no es algo que llame mucho la atención a simple vista. Millones de datos personales al alcance de cualquier persona si trabajas de manera remota. Ahora bien, con la VPN podrás acceder a la ruta local con los datos cifrados y con más seguridad.

La seguridad en redes públicas

No nos cansaremos de decirlo: conectarse a una red pública en abierto es lo último que se debe hacer. Salvo caso de urgencia, las redes públicas sin contraseña son un foco de posibles infecciones e intromisiones en nuestros dispositivos. ¿Por qué? Pues porque los paquetes de datos viajan con total libertad, y si alguien tiene los conocimientos informáticos necesarios puede hacerse con ellos. Y créenos: es más fácil de lo que parece el capturarlos, te lo aseguramos.

Sin embargo, si tenemos instalada una VPN en nuestro portátil, toda la información se cifra, es decir, cuenta con un nuevo nivel de seguridad que va a venir muy bien. ¿Quiere decir esto que un hacker no se puede hacer con ella? Para nada, claro que puede, pero se lo pondrá un poco más difícil que en situaciones previas.

En el siguiente post te contaremos cuáles son los mejores servicios VPN en estos momentos, tanto gratuitos como de pago. Aunque te hacemos un pequeño spoiler: los segundos funcionan mejor –y bastante- que los primeros. Es lo que tiene el pagar.

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios