5 trucos para tener unas cuentas de Microsoft y Outlook más seguras

5 trucos para tener unas cuentas de Microsoft y Outlook más seguras

Dicen los estudios de ciberseguridad que la contraseña más repetida en todo el mundo es “123456”. Si estás leyendo este artículo y tienes ese password en alguna de tus cuentas, un consejo: corre a cambiarlo a la de ya.

Los usuarios no dedican tiempo a establecer una buena contraseña para proteger sus servicios personales. ¿Qué ocurre entonces? Pues que todas las cuentas son vulnerables, y más que nunca, a un posible ataque de los hackers (al fin y al cabo, 123456 no es que sea muy difícil de probar…).

En el post de hoy de Softonic te vamos a enseñar cinco trucos para tener unas cuentas de Microsoft y Outlook más seguras. Eso sí, te vale para cualquier sistema donde se requiera una contraseña.

Outlook.com
Accede gratis
8

Truco 1: números y letras

Aunque muchos servicios ya obligan a que la contraseña tenga números y letras, todavía quedan bastantes donde no hace falta esta combinación. Y eso es un error: utilizar esta mezcla es lo mejor para tener una cuenta más segura. Y si las letras y números se intercalan, la complejidad del password crece exponencialmente.

Truco 2: evita tu cumpleaños

Si 123456 es la contraseña más usada en este planeta, detrás va la fecha de nacimiento de la persona en cuestión. Gracias a Internet no es complicado acceder a la partida de cada persona. Por tanto, si un hacker sabe tu dirección de correo electrónico y también tu fecha de nacimiento, ya te decimos que estás vendido. Evita poner tu cumpleaños como password. Y si lo haces, cambia al menos los dígitos (fecha, día y mes, por ejemplo, no día, mes y año, que es lo corriente).

Truco 3: la recuperación

Si has perdido tu contraseña o alguien intenta acceder, el paso que realiza el sistema es el de la “pregunta de seguridad”. Saber quién es tu madre, padre o hermano puede ser fácil de encontrar, ¿pero es tan sencillo conocer quién fue tu mejor amigo de la infancia? Selecciona una pregunta que tenga una gran complejidad tras de sí. La respuesta sólo la vas a tener tú, lo que garantiza unos niveles de seguridad muy por encima de la media.

Truco 4: confía en PCs de garantía

Esto es un clásico: estamos en un ordenador que no es nuestro y ponemos la dirección de correo electrónico. ¿Te has parado a pensar si es seguro? Muchos PCs a los que accedemos diariamente quizás no estén bien protegidos… y estamos dejando ahí todos nuestros datos. Asegúrate de que cada vez que entras en un terminal cuenta con un antivirus instalado, que es de una persona de confianza que lo cuida, que tiene actualizaciones periódicas, etc.

Truco 5: cierra sesión

Parece de broma, pero no lo es. Muchos usuarios entran en un PC que no es el suyo… ¡y para colmo dejan la sesión iniciada! Ten mucho cuidado con esto. Ya no sólo se trata de que el ordenador no sea tuyo, sino que encima has dejado la sesión habilitada para que cualquiera pueda entrar. Y sí, seguro que has accedido a una cuenta o has dejado la tuya abierta alguna vez (nuestra experiencia universitaria lo corrobora).

Una opción para evitar esta faena, si eres una persona despistada, es entrar en modo incógnito:

Si usas a menudo Outlook también te puede interesar…

Cargando comentarios