Los programas mejor envasados de la Historia

El packaging es el área de diseño gráfico que se encarga de los embalajes y que busca siempre el equilibrio entre la originalidad y la funcionalidad. Un producto que destaca en el punto de venta y además causa una agradable experiencia al desempaquetarlo, suma muchos enteros en nuestra percepción de la marca.

En el ámbito del software, el formato físico está prácticamente muerto, así que el packaging apenas tiene protagonismo. Sin embargo, más allá de los antivirus que parecen cajas de cereales, amontonados en las estanterías de las tiendas de informática, existen cajas que han logrado llegar al recuerdo de millones de usuarios.

Como sentido homenaje a un formato que vive sus últimos coletazos frente a la imparable distribución digital, os ofrecemos un listado con las cajas más logradas del software. ¿Os acordáis de alguna de ellas?

Windows Vista

Estamos de acuerdo en que Windows Vista no destacó positivamente por casi nada. No obstante, si nos tenemos que quedar con algo es con la excelente presentación que se hizo de este producto en su versión física, y que se repitió en Windows 7 y otros productos de la marca.

Para garantizar la autenticidad del sistema operativo, y suponemos que para darle también un aura de misticismo, la caja de Windows Vista se abría con un sello que revelaba el auténtico envase del DVD. Incluso se llegó a publicar una página oficial que explicaba el proceso de apertura… ¡De locos!

iLife ’06

Apple lleva el diseño por bandera y eso es algo que también queda reflejado en los embalajes de sus programas.

En la versión 2006 de iLife, su suite de aplicaciones para el hogar y ocio, Apple tomó la decisión de reducir más de un 50% el tamaño de la caja y añadir un atractivo y sencillo diseño.

Las ventajas de una caja pequeña son muchas: menos impacto medioambiental, costes de transporte mucho menores y un formato novedoso que destacaba en las estanterías. Todo el software de Apple empezó a venderse en estos pequeños paquetes y hoy en día, aun con el impacto de la Mac App Store, siempre que vayas a comprar un programa para tu Mac te encontrarás con una caja similar.

Adobe Photoshop

Igual que pasa con los billetes grandes, es muy poco probable que tengas una caja de estas en tu poder: el precio prohibitivo del programa lo hace solo accesible a profesionales y agencias de diseño. En cualquier caso, una pequeña parte de su coste va a parar a sus excelentes paquetes, que combinan un soporte tradicional con un diseño variado y original en cada versión.

Como veis, del escenario dadaísta con paleta incluida pasamos al ojo como protagonista; de ahí cambiamos a la pluma y finalmente a una aproximación minimalista similar a la de su actual logotipo. ¿Cuál es vuestro favorito?

Encarta 95

Encarta fue uno de los programas más vendidos por Microsoft en los 90: una enciclopedia que nos salvó el cuello en infinidad de trabajos de la escuela y que todavía hoy sigue siendo muy demandada por los usuarios, a pesar de que acabó su desarrollo.

Como buena enciclopedia, Encarta 95 lograba condensar en su portada todos los elementos posibles del saber: historia, ciencia, cultura… Todos los ámbitos estaban encerrados en la mente humana, representada de forma icónica en la versión de 1995 y posteriores.

Office: Mac

Microsoft pone mucho cariño a las cajas de sus productos, aunque curiosamente las que mejor le salen son para Mac. Prácticamente todas las versiones de su suite Office han venido presentadas de forma excepcional.

En esta trayectoria impecable destacamos dos modelos: el de 2004, con su aspecto cromado y bordes redondeados, y el de 2011, de colores vivos y motivos en relieve. Así da gusto llevarse un programa de ofimática a casa.

Circus Circuit Bending Library

Seguramente no conozcas este programa o, más bien, esta librería de sonidos electrónicos para proyectos musicales. Sin embargo, le hacemos mención aquí por ser un caso reciente de embalaje muy original y trabajado.

La caja de esta aplicación de Sidsonic destaca por imitar la forma de un sintetizador musical, e incluye dos entradas RCA de sonido y un interruptor en la esquina superior derecha. Al abrir la pestaña, podrás acceder a su interior que no es más que un DVD sujeto a una superficie acolchada y un manual de instrucciones.

¿Tantos recursos para algo tan sencillo? Es posible, pero con un diseño tan chulo es imposible que acabe en el cubo de la basura.

¿Has comprado software físicamente? ¿Qué cajas de programas recuerdas?

Cargando comentarios

Últimos artículos