Pou y el renacimiento de los Tamagotchis: ¿cuáles son los mejores?

Pou

PouPasó durante una cena informal. Estábamos comiendo y charlando cuando, de repente, una amiga sacó su móvil y lo miró preocupada. “Un momento”, dijo, “tengo que darle de comer a mi Pou”. Una frase que no oía desde los años noventa, cuando mis compañeros de colegio pulsaban frenéticamente los botones de sus tamagochis.

Episodios similares ocurren cada día, y son una prueba más del éxito de Pou, el juego en el que hay que cuidar una pequeña bola con ojos. Millones de descargas y usuarios activos para Android y iPhone así lo certifican. La frase “Tengo un Pou” se escucha cada vez más, sobre todo gracias a la prosperidad de Android, plataforma en la que Pou se distribuye gratis.

Mientras Pou descansa sobre sus laureles, decenas de clones han surgido de la nada para disputar su liderazgo. Algunos son más logrados que otros, e incluso hay espacio para la parodia. Tanto si las posibilidades de Pou empiezan a cansarte como si quieres ver si hay más variedad más allá de las bolitas marrones, nuestro listado de alternativas te interesará.

Qué es Pou y por qué ha tenido tanto éxito

Pou es una criatura difícil de definir. Algunos opinan que es una piedra; otros, que es una masa gelatinosa o incluso un residuo. Lo que es innegable es la sencillez y simpatía que transmite, con su media sonrisa, su nombre fácil de pronunciar y esos grandes ojos que siguen el dedo. Pou es lindo. Pou es kawaii.

Y es que Pou no se mueve, no estorba, está indefenso. Al principio, tiembla y observa con grandes ojos llorones. Hay que ser una persona muy fría y desapegada para ignorar su llamamiento. La comida está ahí, al alcance de un dedo: hacer feliz a Pou solo cuesta unos segundos y nos hace sentir a todos más humanos.

Pero la felicidad de Pou, como la de cualquier otra criatura inteligente, no solo se rige por la comida. Trepando por su pirámide de Maslow personal, encontramos la higiene, el juego, las riquezas materiales (ropa y accesorios) e incluso la socialización (sí, Pou puede visitar a otros amigos y jugar con ellos).

Nostalgia, simpatía y algo más: el efecto Tamagotchi

Para muchos, una de las razones que hay detrás del éxito de Pou es la nostalgia, el volver atrás en el tiempo hasta la época en que los juegos electrónicos de Bandai y Tiger, como los Tamagotchi, acaparaban toda nuestra atención.

La evolución de los TamagotchiEran entretenimientos simples y que no requerían una gran habilidad ni tampoco un gran esfuerzo mental: una receta perfecta para los smartphones.

El éxito de Pou, sin embargo, no se debe únicamente a la nostalgia. Ya a finales de los noventa los psicólogos, apremiados por padres y profesores preocupados, inventaron la expresión “efecto Tamagotchi” para referirse al apego por seres virtuales y a la adictiva sensación de responsabilidad personal por un ente que no es de carne y hueso.

Fueron sesudas discusiones filosóficas que no llevaron a nada concreto. Tampoco hizo falta extenderse más: un par de años después, los Tamagotchi ya habían desaparecido de nuestras vidas, y con ellos la polémica, que, como muchas otras, parecía ya muerta y enterrada. Pero no contaban con la revolución móvil del siglo XXI.

Tras la estela de Pou. Cuando hay éxito, también hay parodias…

Pouf PedosEs muy frecuente que, en el dinámico panorama de las aplicaciones móviles, quien tenga éxito se vea de repente rodeado de clones y parodias. Algunas aplicaciones, pecando de parasitismo oportunista, buscan hacerse con una fracción del éxito de la app original; otras apuestan directamente por el escarnio y la burla.

Dos de las parodias más evidentes son Pouf Pedos y Pouf Eructos, dos títulos que no requieren de grandes explicaciones. Aun tras ser castigados por el público con una puntuación de dos estrellas, han conseguido decenas de miles de descargas. También relacionado con Pou (salieron casi al mismo tiempo) es TAMAGO, un pasatiempo tan absurdo como adictivo.

Uno de los clones más descarados de Pou ha sido Pau, un bebé virtual que hay que cuidar de manera similar a Pou. La escasa calidad del juego, que parece haber sido programado aprisa y corriendo, no ha impedido que rozara el  medio millón de descargas en el Play Market de Android. Mou, por otro lado, es un plagio descarado de Pou, pero para Windows Phone.

Toda un Arca de Noé: muñecos, animales, peces y demás

Pou no es el único juego de su tipo para teléfonos móviles. Desde que los tamagochi desaparecieran, las mascotas virtuales han prosperado con distinta fortuna en todas las plataformas. Hay literalmente de todo y para todos los gustos, en 2D y 3D. Casi todos se sustentan a través de la compra de accesorios virtuales.

De entre las docenas de “virtual pets” existentes en los markets de aplicaciones, hemos seleccionado las que consideramos como las cinco mejores mascotas virtuales para tu teléfono móvil Android o iPhone.

  • Tamagotchi Life (Android) es la app oficial de Bandai. Reproduce la experiencia Tamagotchi original, pero en color. Tiene a todos los personajes originales
  • Hatchi (Android y iPhone) es quizá la mejor alternativa a Pou. Tiene funciones similares (comida, higiene, juegos, salud, etcétera), pero su diseño recuerda más al del Tamagotchi original

Hatchi

Hatchi es prácticamente como Pou, pero con gráficos retro estilo Tamagotchi

  • Pet Tama (Android): llega directamente desde Japón y que, a diferencia de Pou, se desarrolla en entornos más variados y más integrados con los mini-juegos (el de pescar es bastante difícil)
  • Furdiburb (Android): similar a un Tamagotchi, pero con elementos de aventura gráfica. Su estilo de dibujo animado, colorido y lleno de vida, resulta mucho más atractivo que los píxeles
  • My Horse (Android y iPhone): en este caso no hablamos de alienígenas de ojos grandes, sino de caballos. En My Horse debes limpiar, alimentar y competir con tu caballo purasangre

Es muchísimo más barato descargar My Horse que tener un caballo en una cuadra todo el año

  • Dragon Pet (Android): es una de las pocas mascotas virtuales en 3D, y la menos tradicional de la lista (¡nada menos que un dragón!). Problemas de estabilidad aparte, ya es un clásico
  • Pets Fun House (Android): ¿por qué una sola mascota si puedes tener una tienda entera llena de ellas? En Pets Fun House hay cuidar nada menos que a 8 perros y gatos

¿Otra vez la misma moda pasajera de los noventa?

Es tentador hacer una predicción similar para el éxito de Pou y compañía, pero no olvidemos que, a diferencia de lo que pasaba con los Tamagotchi, las apps son capaces de actualizarse con nuevos contenidos y funciones. Lo que antes requería comprar una versión distinta del Tamagotchi, ahora requiere unos pocos segundos de descarga.

La versión más reciente de Pou, por ejemplo, muestran a un nuevo compañero, un diminuto coprolito con ojos que acompaña a Pou por doquier. Y no es lo único que ha cambiado: las últimas actualizaciones han añadido nuevos trajes y mensajes, nuevos dulces y jabones, e incluso nuevas funciones, como la capacidad de hablar.

Gracias a esta flexibilidad, es posible, pues, que veamos a Pou en nuestros móviles durante mucho más tiempo. Y quién sabe, puede que dentro de unos años Pou nos acompañe en nuestra vida diaria gracias a la realidad aumentada de Google Glass

Y tú, ¿tienes un Pou?

Cargando comentarios

Últimos artículos