Cómo enviar un mensaje que se autodestruye

¿Te imaginas enviar un correo electrónico que desaparece al cabo de 30 segundos? No es cosa de espías a lo James Bond: hoy en día es posible enviar mensajes que se borran automáticamente y sin dejar rastro.

Hay muchas razones para enviar correos así a través de Internet. Cuando lanzas un mensaje a través de un servicio web, este puede quedar almacenado en muchos sitios sin que lo sepas, lo que supone un peligro para tu privacidad.

Te mostramos los métodos más sencillos para enviar este tipo de notas con fecha de caducidad. Aunque su uso no garantiza al 100% que solo vea el mensaje la persona que los recibe, ayudan mucho a evitar reenvíos indebidos.

Enviar un mensaje que se autodestruye con una aplicación web

Hay aplicaciones web cuyo único propósito es el envío de mensajes que caducan y desaparecen. La que nos gusta más es Privnote, que tiene confirmación de lectura y está en español. Es muy fácil de usar.

El primer paso es componer el mensaje directamente en el recuadro de Privnote. El editor es muy simple, y no permite añadir imágenes ni tampoco formatear el texto.

Si quieres recibir una notificación de lectura en tu correo, debes marcar la casilla correspondiente e insertar tu correo electrónico y una referencia. La referencia es importante para saber de qué trataba el mensaje.

Privnote no envía ningún correo, sino que genera un enlace único -y privado- que puedes remitir en otro correo o bien pasar a través del chat.

La ventaja de esto es que el texto no pasa por ningún servidor de correo ni puede quedar almacenado: solo está en los servidores de Privnote.

La dirección contiene la clave criptográfica que cifra el mensaje: si la pierdes, el mensaje será inaccesible

La persona que reciba el mensaje verá el mensaje y una nota que indica que el mensaje desaparecerá una vez que se cierre la pestaña o la ventana del navegador.

Obviamente, Privnote no impide que el texto pueda copiarse o guardarse, y al no tener tiempo límite tampoco añade la presión extra de los típicos mensajes que se autodestruyen. Los mensajes desaparecen automáticamente al cabo de 30 días.

Burn Note es la mejor alternativa a Privnote. Funciona de manera muy similar, pero tiene más opciones: tiempo límite para la lectura del mensaje, contraseña y tres modos de lectura.

Los modos de lectura Short Phrases y Spyglass tienen como propósito impedir el copiado de la información. El primero muestra el texto como frases cortas que aparecen una tras otra, mientras que el segundo obliga a mantener presionado el botón izquierdo del ratón para “iluminar” el texto.

Se trata de sistemas que impiden el copiado del texto en la gran mayoría de situaciones (hace falta bastante habilidad técnica para saltarlos). Por otro lado, son bastante incómodos. En la mayoría de situaciones, el texto normal bastará.

Cómo enviar un mensaje que se autodestruye con Google Docs

El experto Amit Agarwal describió hace poco un método para enviar mensajes que se autodestruyen usando Google Docs. El método requiere crear una hoja de cálculo con código especial.

Copia la hoja original de Google Docs haciendo clic en este enlace. Eso creará una copia de la hoja en tu carpeta de Docs.

A continuación, escribe el mensaje en una cualquiera de las celdas. Cuando hayas terminado, haz clic en el botón Compartir y asegúrate de que las opciones “Notificar” y “Puede editar” están activadas.

Al iniciar la lectura, el script de la hoja iniciará una cuenta atrás para el borrado del mensaje. No quedará rastro ni siquiera en el historial de cambios de la hoja.

¿Cómo se consigue esta hazaña? A través de una secuencia de comandos. Para insertarla, ve al menú Herramientas > Editar secuencia de comandos e inserta este código:

function onOpen() {

var time = 10; // Time in seconds

var ss = SpreadsheetApp.getActiveSpreadsheet();
ss.toast(“It will disappear after ” + time + ” seconds”, “Read fast”, time);

Utilities.sleep(time*1000);

ss.toast(“Ok.. we are done”, “Clearing”, -1);

ss.getActiveSheet().getRange(1, 1, ss.getLastRow()+1, ss.getLastColumn()+1).clear();

}

Lo que viene a pedir este fragmento es que al abrir el documento (onOpen), empiece una cuenta atrás cuya duración viene definida por la variable time (que por defecto es 10, pero puede ser cualquiera).

Pasados diez segundos -o el tiempo que quieras-, el script solicita el borrado de toda la hoja mediante el comando clear().

Aplicaciones para enviar mensajes que se autodestruyen

Si no quieres recurrir a aplicaciones web, puedes usar Vanish, del que ya hablamos hace un tiempo, o Dashlane, que está disponible tanto para Windows como para Mac. Vamos a centrarnos en este último.

Dashlane nació como un gestor de contraseñas, pero ha crecido en funciones hasta convertirse en una completa caja fuerte de datos personales. No solo guarda contraseñas, sino también datos de contacto, números de tarjetas y notas personales.

Lo mejor de todo es que Dashlane permite enviar las notas de tal manera que se autodestruyan para el receptor después de su lectura. La persona recibe un correo con un enlace único y un código de acceso.

La nota se muestra en la página de Dashlane, con protocolo HTTPs (más seguro) y un mensaje que advierte de la desaparición del mensaje en un plazo de 30 minutos.

La nota desaparecerá del servidor, pero no de tu cuenta privada, por lo que puedes reutilizarla todas las veces que quieras.

¿Para qué usarías tú un mensaje que se autodestruye?

Cargando comentarios

Últimos artículos