Publicidad

Noticias

Avance de A Year of Rain: Un RTS cooperativo, intenso y compacto que apunta maneras

Daniel Caceres

Publicado

Si llevas tiempo con ganas de darle a un juego de estrategia en tiempo real de temática fantástica, echa inmediatamente un vistazo a A Year of Rain. Se trata de un RTS de Daedalic Entertainment que acaba de salir para Steam en formato Acceso Anticipado. Es accesible, es intuitivo (si eres fan de Warcraft 3, vas a entender rápidamente su funcionamiento) y tiene su propio giro de tuerca interesante: vas a tener que cooperar muy de cerca con otro jugador para ganar.

En su conjunto, nos encontramos ante un juego más compacto e intenso que sus rivales. En su versión de lanzamiento podría ser uno de los RTS actuales a tener en cuenta.

A Year of Rain está tan orientado a ser jugado en cooperativo que hasta el tutorial admite dos jugadores simultáneos. Tanto las misiones como las escaramuzas tienen lugar en batallas de 2vs2, ya sean jugadores o bots. Puede parecer extraño al principio, pero todo empieza a tener sentido nada más empezar una misión.

Para empezar, te tocará elegir un héroe. Esta unidad tendrá una de las tres funciones típicas de los RPG: tanque, DPS, o sanador. Luego, tendrás un minuto para escoger la función que ejercerás en el mapa. Estas dos decisiones, que se producen antes de que la partida empiece, requieren sí o sí que te coordines con tu compañero. Y es que, si eliges ser Tanque, tendrás acceso a Tecnologías y habilidades exclusivas, pero estarás seriamente limitado si no te complementas con las Tecnologías y habilidades de tu compañero. Es como jugar a una mezcla entre RTS y MOBA-lite.

A nivel jugable, la clave para ganar sigue siendo recopilar recursos lo más rápido posible para evolucionar antes que tus rivales y así tener una ventaja táctica. Pero A Year of Rain se desmarca de los demás añadiendo su propio elemento: tensión constante.

En A Year of Rain, toda decision cuenta. Como la trama gira alrededor de explorar un nuevo territorio, tu héroe no se ha llevado a muchas unidades consigo. Eso significa que las exploraciones en busca de recursos no pueden realizarse de una forma tan rápida y casi mecánica como en otros RTS. Cada unidad a tu disposición cuenta, y cada decisión que tomes puede significar un paso hacia adelante… o cuatro hacia atrás. Perder una unidad por una decisión tomada precipitadamente peude mandar al traste toda la operación. Por eso es importante comunicarte con tu compañero, en el caso de que sea humano. Juntos, coordinados, tenéis más posibilidades de salir airosos de los imprevistos.

El ritmo de una partida en A Year of Rain también es más rápido de lo normal. El juego te obliga a ello. Sí, explorar el territorio es peligroso, pero necesitas avanzar constantemente o de lo contrario el héroe del rival tendrá ya nivel 10 mientras que el tuyo apenas ha llegado al 2.

Como resultado de todos estos elementos, A Year of Rain es un RTS minimalista. Las partidas son cortas, pero intensivas y compactas. Las batallas tienen pocas unidades como protagonistas, pero son duelos íntimos, y te costará olvidar cualquier fallo que comentas. Acumularás pocos recursos, así que más te vale que los inviertas de forma inteligente. Esto, además, obligará a que estés siempre adaptando y cambiando tu plan inicial.

Los desarrolladores de A Year of Rain han dejado claro que esta versión ha sido preparada para torneos de eSports, y se nota. Pero, lejos de dañar a la campaña, le otorga una agilidad que al menos en mi caso he agradecido. ¡Ya no tengo edad ni tiempo para campañas de 2 horas de duración! Además, me ha sorprendido gratamente la honestidad de Daedalic en admitir los fallos de este Acceso Temprano (aceptan gratamente cualquier feedback en su Discord), y su diligencia en cuanto a mejorar esta versión (tienen un Trello abierto para que vayamos siguiendo su progreso).

Los cimientos que he visto en el Acceso Temprano en A Year of Rain son fuertes. Las misiones de campaña son creativas, es fácil de entender sus conceptos básicos, y jugar en compañía es una delicia. Tiene problemas, claro está, y especialmente técnicos. Pero no es nada grave que no se acabe arreglando en próximas actualizaciones. Si tienes ganas de un RTS diferente e intenso, no dudes y lánzate a esta nueva propuesta de Daedalic.

También te puede interesar