5 consejos para tener cuentas de usuario a prueba de hackers y mirones

¿Nueva app? Te apuntas. ¿Nueva web? Ídem. Crear cuentas es rápido y fácil, pero si te descuidas pondrás en peligro toda tu privacidad y la de tus amigos.

Cada semana aparecen nuevas e interesantes aplicaciones. La mayoría de veces, para probarlas hay que crear cuentas con nuestros datos personales. Luego, cuando las apps dejan de ser interesantes, nos olvidamos de ellas -y de las cuentas asociadas. Hasta que un buen día un hacker entra en nuestro correo y descubrimos que el punto débil fue precisamente la cuenta que habíamos creado en dos minutos y olvidado.

Las bases de datos atacadas por piratas informáticos contienen datos que pueden servir para hackear otras cuentas más importantes. Ha pasado con Adobe y con Snapchat, y volverá a pasar. Pero tú puedes evitarlo: puedes hacer que el robo de una de tus cuentas no afecte al resto de tus datos. Es tan sencillo como tomar las precauciones que enumero a continuación. Léelas y en cinco minutos sabrás cómo prevenir lo peor de los robos de datos.

1. No uses la misma contraseña de otras cuentas

Es el error más común y el más desastroso, pero también el más fácil de corregir. Si usas la misma contraseña para todos los servicios en los que te des de alta, la caída de una cuenta hará que las demás se vuelvan vulnerables. Si eres rápido, quizá consigas cambiar la contraseña en todas ellas, pero si no es así…

LastPass genera contraseñas fuertes para que las uses al crear cuentas

Lo mejor que puedes hacer es instalar un gestor de contraseñas (por ejemplo, LastPass) y dejar que este sugiera y almacene contraseñas seguras por ti. Podrás acceder cómodamente a ellas a través de una sola clave maestra, y además estarán sincronizadas en todos tus dispositivos.

2. Configura de inmediato la privacidad de la cuenta

La mayoría de aplicaciones viven de publicidad. No hay publicidad sin espectadores, y no hay espectadores si el contenido que tú publicas no es visible. Por eso, la inmensa mayoría de servicios optan por mostrar públicamente todo lo que un usuario produce.

Las opciones de privacidad de Quora están en Opciones > Privacidad

Busca las opciones de privacidad y familiarízate con ellas. Mira si puedes evitar que tu perfil sea público -no todos los servicios tienen esta opción como gratuita- o si puedes configurar la visibilidad de determinados aspectos de la aplicación o sitio web. Es fundamental dominar las opciones de privacidad antes de usar cualquier servicio.

3. No introduzcas datos personales si no es necesario

Aplicaciones y sitios web necesitan tus datos principalmente por dos motivos: conocerte y darte a conocer. Algunos servicios no funcionan bien hasta que no has rellenado determinados campos (por ejemplo, las apps para ligar). En otras, sin embargo, rellenar datos personales no es necesario.

Mi consejo es que, al menos al principio, rellenes tu perfil con los datos mínimos esenciales para el correcto funcionamiento de la aplicación. Es sencillo: si un dato no es obligatorio, no lo rellenes. Si lo es y no te sientes cómodo rellenándolo, pon algo inventado. ¡Enmascara tu identidad a toda costa!

4. Controla las apps autorizadas en Facebook, Twitter y Google

Es muy probable que te hayas dado de alta en esa nueva app o web a través de Facebook, Twitter o Google. Gracias a su sistema de autorización apuntarse es increíblemente cómodo, pero tienes que autorizar antes la aplicación que pide acceder a tus cuentas principales, y eso requiere fiarse de ella.

La página y app MyPermissions te ayuda a comprobar las autorizaciones de tus cuentas

Revisa periódicamente las autorizaciones que has otorgado a través de Facebook, Twitter y Google y elimina las de aquellas aplicaciones que no te interesa seguir usando. Eso asegurará que no puedan dañar tu cuenta en caso de su código caiga en manos de personas malintencionadas. Usa la página MyPermissions.

5. Borra cuentas inactivas o que ya no te interesa usar

Desautorizar aplicaciones es eficaz, pero lo es todavía más hacer limpieza, esto es, borrar para siempre las cuentas que ya no te interesa usar. Para eso conviene que te acuerdes de ella, algo que puedes hacer a través de tu historial o gestor de contraseñas, o simplemente mirando el correo antiguo en busca de mensajes de esas aplicaciones.

JustDeleteMe te ayuda a borrar cuentas de apps y sitios web populares

Utilidades como JustDeleteMe te ayudan a darte de baja de servicios que ya no usas. Si se trata de aplicaciones, busca una opción “Borrar cuenta” antes de desinstalarla (quitarla no elimina la cuenta automáticamente). Una simple búsqueda en Google de tu nombre o usuario te ayudará a localizar cuentas y perfiles olvidados.

Dedicar tiempo a estas comprobaciones merece la pena

Lo que ahora te parece pesado te puede salvar en el futuro. Si ya has experimentado la sensación de pánico que sigue al robo de una cuenta, entonces entenderás por qué merece la pena seguir los pasos anteriores: te aseguro que no es agradable descubrir que han entrado en tu correo por culpa de una cuenta de prueba abandonada.

Como consejo adicional, te recomiendo que refuerces la seguridad de tus cuentas principales (correo, Facebook, etcétera) con la llamada verificación de dos pasos, que envía códigos de seguridad a tu móvil cuando te identifiques desde un lugar distinto al habitual o cuando alguien lo intente por ti.

¿Sigues estas precauciones cuando te das de alta en una web o aplicación?

Enlaces relacionados

Cargando comentarios

Últimos artículos