19 consejos imprescindibles para usar Twitter con total seguridad

Evita peligros en Twitter con estos 19 consejos. Aquí está todo lo que necesitas saber para tuitear con total tranquilidad.

Twitter es un lugar virtual y público, una red social mucho más abierta que Facebook o G+, pues está pensada para compartir y comentar sucesos y opiniones de todo tipo, sin filtros ni barreras. Cualquiera puede seguirte y tú puedes seguir a cualquiera. Los límites, en este sentido, son muy pocos.

Por su carácter público, Twitter es también una de las redes sociales más atacadas y peligrosas para la privacidad y la seguridad de tus datos. Pero este no es un precio que debas pagar: sigue los consejos que pongo a continuación y podrás participar con total tranquilidad.

Comprueba adónde van los enlaces sospechosos

Muchos de los mensajes que hay en Twitter contienen enlaces acortados. En ocasiones, esos enlaces llevan a lugares peligrosos, como formularios falsos o virus que se descargan en tu navegador. Puesto que hacer clic donde no toca es la principal vía de infección por malware en redes sociales, debes abstenerte de hacer clic de inmediato si no te fías.

La forma más cómoda de saber qué se oculta tras un enlace acortado es usar una extensión de navegador que haga por ti la ingrata tarea de tomar en enlace y analizarlo. Entre las mejores están Unshort.me (Chrome) y Unshorten.It! (Firefox). También puedes usar AVG LinkScanner, que comprueba la seguridad de todos los enlaces.

Usa una contraseña única y segura para Twitter

Repetir contraseñas en múltiples servicios es el error de seguridad más desastroso que puedas cometer. Probar contraseñas repetidas es también lo primero que un hacker intentará en caso de conseguir una de tus claves. Es por ello que debes definir una contraseña única y segura para Twitter. ¿Te da pereza? Usa un gestor de contraseñas.

No compartas tu cuenta con otras personas

Compartir cuenta con otras personas es muy tentador y hasta divertido si se hace con ánimo de diversión. Pero si le tienes un mínimo aprecio a los datos de tu cuenta, ni se te ocurra compartir los datos de acceso con una persona que no sea de tu completa confianza: cuantas más personas tienen tu clave, más probable es que se robe.

Activa la verificación en dos pasos con tu móvil

La verificación en dos pasos consiste en introducir un código que llega a tu teléfono cada vez que intentes entrar a tu cuenta desde un nuevo ordenador o teléfono. Es un mecanismo que impide el acceso no-autorizado incluso si alguien consigue la contraseña de tu cuenta. Para activar la verificación de dos pasos en Twitter, haz clic aquí.

Haz que la petición de contraseña requiera introducir tu correo

Otra buena idea es obligar a Twitter a pedirte más información personal cuando olvidas tu contraseña. Si marcas la casilla correspondiente en el menú de Seguridad, Twitter pedirá la dirección de correo electrónico y tu teléfono cada vez que se solicite generar una nueva contraseña. Mucho más fiable que pedir solo el apodo.

Quita aplicaciones desconocidas de tu cuenta de Twitter

La app para ver quién te ha dejado de seguir, la app de fotos, la de chat… Son cada vez las aplicaciones que solicitan acceder a tus datos de Twitter, pero a veces concedemos ese permiso demasiado a la ligera. ¿El resultado? Que si se cuela una app maligna entre las autorizadas, tus datos estarán en peligro.

Revisa periódicamente la lista de aplicaciones permitidas y quita las que no uses o no recuerdes. Puedes hacerlo desde el menú de configuración Apps: un clic en “Revocar acceso” y la aplicación quedará desconectada al instante, sin posibilidad de seguir leyendo tus datos. Si te equivocas, vuelve a hacer clic.

Presta atención a las señales de cuenta comprometida

Hay toda una serie de signos que indican la presencia de problemas de seguridad o intrusiones en tu cuenta de Twitter. Algunos de estos signos son:

– Te avisan de que has enviado mensajes directos extraños

– Recibes respuestas a tuits que no recuerdas haber enviado

– Sigues o dejas de seguir cuentas y no recuerdas por qué

– Recibes notificaciones de seguridad no-solicitadas o extrañas

– El aspecto de tu perfil ha cambiado sin que hicieras nada

Si se dan esas señales, revoca la autorización de apps desconocidas (el consejo anterior) y cambia tu contraseña de inmediato. Sigue también las recomendaciones que publiqué en Qué hacer cuanto te roban la contraseña.

No contestes correos que pidan tu contraseña

Es posible que aprovechando el pánico de un gran robo de contraseñas recibas un correo que parezca de Twitter. Si ese correo te solicita enviar tu contraseña actual o introducirla en algún formulario, ignora el mensaje. En general, desconfía de cualquier correo sospechoso: si no has solicitado nada, no hagas clic.

Descarga un backup de tus tuits periódicamente

Imagina que alguien accede a tu cuenta y luego la cierra. O que autorizas una aplicación que borra la mitad de tus mensajes. Un desastre. Por suerte, tienes la posibilidad de descargar copias de seguridad completas de tu perfil de Twitter desde el menú Cuenta. Cuando el archivo está listo, te llegará un correo con el enlace de descarga.

Bloquea a quien te molesta u ofende

Tu atención es demasiado valiosa como para que la malgastes haciendo caso a las respuestas de trols anónimos. Twitter te permite bloquear a cualquier usuario en cualquier momento: cuando bloquees, los mensajes que habéis intercambiado desaparecerán de tu cuenta, y la otra persona no podrá enviarte ni réplicas ni etiquetarte.

Impide que los demás te encuentren por tu correo

Tu cuenta de correo es un universo aparte que no tiene porque mezclarse con el de Twitter. Cuando desmarques esta casilla, nadie podrá encontrarte a través de tu dirección de correo electrónico. Ideal para que tus ex, acreedores y clientes no puedan dar automáticamente con tu perfil anónimo.

Desactiva la opción para que te etiqueten en fotos

Que alguien te etiquete sin permiso puede resultar muy molesto. Si consideras que algo así puede vulnerar tu privacidad, ve a las opciones de Privacidad de Twitter y define si quieres ser etiquetado por todos, solo por quien sigues o por nadie. Tú decides.

Desactiva la publicidad basada en intereses

La publicidad en Internet se está volviendo cada vez más inteligente -y cada vez más inquietante-. Son los llamados “anuncios basados en el comportamiento”, que adivinan tus intereses a partir del contenido que compartes y visitas en Internet. Twitter también lo hace, pero puedes desactivarlo desde aquí.

Desactiva la geolocalización de tus tuits

Desde hace años Twitter permite adjuntar información geográfica a tus mensajes (vía GPS). Nunca ha sido muy útil, y supone un riesgo para tu privacidad. Imagina, por ejemplo, que un potencial ladrón descubre que tuiteas desde mil kilómetros de distancia: vía libre para entrar en tu casa. Desactiva esta función desde el menú de Privacidad.

Informa de tuits, anuncios o imágenes inapropiadas

Que la red sea más segura y agradable depende también de ti. Cuando veas imágenes o mensajes inapropiados puedes informar de ellos a Twitter para que tome las medidas oportunas. No hagas RT ni contestes mensajes peligrosos o claramente ilegales: usa los enlaces para informar y ya está.

Si te amenazan, denuncia ante Twitter y las autoridades

El acoso virtual es un tema serio. Si alguien te acosa, amenaza o agrede verbalmente a través de Twitter, informa del problema usando este formulario. Al mismo tiempo, contacta con las autoridades si consideras que tu integridad física está en peligro. Para los casos de suplantación de la identidad, usa este otro formulario.

Piensa antes de publicar información personal

Cualquier cosa que publiques en Twitter y contenga datos personales puede ser usada en tu contra. Usa la cabeza antes de publicar este tipo de información en Twitter. ¿Un consejo? Usa herramientas como Hootsuite, que te permite programar publicaciones y seguir su impacto fácilmente.

Si no quieres preocupaciones, activa el candado en tu cuenta

El candado es un clásico de Twitter, y ofrece una manera de tener control sobre quien te sigue. Al activarlo -se hace desde las opciones de seguridad-, tu perfil de Twitter se volverá tan privado como el de Facebook, con la diferencia de que no podrás elegir: todas las publicaciones serán privadas, y solo tus seguidores aprobados las podrán ver.

Sigue las reglas de Twitter

Tú también debes ser un buen “ciudadano” de Twitter. Si no quieres que cuenta resulte bloqueada, debes seguir las reglas: no te hagas pasar por otra persona o marca, no publiques datos confidenciales de otros, no amenaces a nadie, no violes los derechos de autor y no uses Twitter para fines ilegales. Si te bloquea, recurre la decisión.

Sobre todo, no te dejes llevar por el pánico

Twitter es un lugar público, pero bastante seguro. Si no atraes la atención de los malos, usas una buena contraseña y no publicas datos comprometedores, es muy difícil que te pase algo negativo.

Si tienes más trucos, ¡compártelos!

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios