Trucos y Consejos

Cómo limpiar la caché de Android y por qué debes hacerlo

La caché de los dispositivos electrónicos es uno de los mayores quebraderos de cabeza para nuestra capacidad de almacenamiento. En ocasiones, vemos que la memoria del disco duro interno va menguando, no sabemos por qué ocurre esto… y quizás el problema sea de la caché. Tras este nombre se esconden los archivos de información temporales que usan los programas y aplicaciones para un funcionamiento más rápido. En otras palabras, son importantes para que la herramienta trabaje sin problemas, pero, sin embargo, estos pueden no servir a veces, ya que quedan anticuados, ergo se ocupa espacio sin necesidad.

En Softonic hoy nos vamos a los teléfonos móviles y te contamos cómo limpiar la caché de Android y por qué debes hacerlo.

Beneficios

Como ya hemos comentado, limpiar la caché tiene un beneficio por encima de todos, que no es más que ganar capacidad de almacenamiento. Piensa que una aplicación como Twitter puede crear gigas y gigas (literal) si se usa a menudo y nunca se ha borrado la caché, por no hablar de otras como Instagram o Facebook, que beben del elemento audiovisual de manera preponderante. A lo mejor tienes archivos temporales de fotos y vídeos de hace años, unos documentos que no vas a volver a usar en tu vida, y están ahí ocupando un preciado espacio que ahora sí necesitas.

Así mismo, borrar la caché también sirve para prescindir de aquellos archivos que puedan estar corruptos. Con «archivos corruptos» hacemos referencia a aquellos que han dejado de funcionar y dan problemas. Por tanto, están ahí también ocupando memoria y no se van a poder restablecer. Si observas que tu aplicación comienza a dar fallos, una buena solución es borrar por completo la caché de ese programa.

Además, los especialistas en seguridad informática han comentado en alguna ocasión que los archivos más viejos están expuestos a problemas de privacidad y/o seguridad. En otras palabras, son potencialmente vulnerables (por ejemplo, un archivo puede contener información personal y que este no se haya borrado de la caché, ergo puede estar disponible para manos indeseadas).

Los mitos de la caché

Cuando se habla de borrar caché surgen muchos mitos en torno a esta, como que puede dañar el teléfono, que vamos a perder toda la información y un largo etcétera de detalles que vamos a intentar esclarecer a partir de ahora.

En primer lugar, empezamos por la leyenda por antonomasia, esa que persigue a la caché desde el primer día: si se elimina la caché, se borra también toda la información personal y privada del usuario. No, el borrado de caché no elimina ninguna información importante. Es completamente falso.

Cuando se elimina la caché del dispositivo, lo que se está haciendo es borrar archivos temporales. Los documentos temporales se van creando cada vez que abres una aplicación, por lo que estos siempre están ahí y van apareciendo y apareciendo. La clave está, tal como decíamos antes, que en ocasiones no los necesitamos ya, por eso es importante borrarlos.

El segundo mito es que es bueno borrar la caché cada cierto tiempo, como una vez al mes aproximadamente. ¿Verdadero o falso? Pues es verdadero. Eliminar la caché una vez al mes es lo que recomiendan los especialistas, ya que de esta manera conseguiremos no acumular decenas de archivos temporales que llenarán la memoria. Además, el dispositivo se resiente cuando se elimina la caché después de mucho tiempo, dado que necesita de más tiempo de ejecución, proceso, etc.

Y el segundo mito deriva a uno tercero: el de que borrar la caché daña el teléfono móvil, ¿es esto cierto? Pues, en cierta medida, sí que lo es. Pero por partes. Como has podido ver, borrar la caché sí es algo positivo, pero lo conveniente es realizarlo una vez al mes o cada ciertas semanas. Sin embargo, ejecutar este proceso de manera diaria es algo no aconsejable para el terminal en cuestión.

Aquí la clave está en que no se daña el smartphone tal cual, es decir, eliminar caché no hace que el móvil sea peor. Sin embargo, cada vez que borras archivos temporales, el dispositivo necesita descargar muchos de ellos de nuevo porque los vas a utilizar a corto plazo, lo que consume más batería, más tarifa de datos, más funciones, etc. En definitiva, estás consumiendo recursos de tu teléfono móvil cuando lo podrías haber evitado dejando esos archivos temporales. En otras palabras, y como muchas cosas en la vida en general, no idóneo es no abusar y utilizar el limpiado de caché con sentido común.

La copia de seguridad para todos

Te hemos contado los beneficios de limpiar la caché, así como los mitos y leyendas que más pululan en torno a la misma. Ahora bien, antes de entrar a detallar el último paso, es necesario ir a otro más importante: el de la copia de seguridad.

Limpiar caché no va a borrar ningún archivo personal, como ya te hemos dicho antes. Sin embargo, sí puede que te lleves algún archivo temporal que hacía que una determinada aplicación funcionara algo mejor. ¿Puede ocurrir esto? Las probabilidades son escasas -mucho, para ser exacto-, pero hay un bonito refrán que reza más vale prevenir que curar, y en este caso se aplica de escándalo.

Cuando vayas a limpiar la caché del teléfono móvil, recuerda hacer antes un backup o copia de seguridad de tu dispositivo. En principio, esta debería quedar guardada de manera automática en la nube, es decir, que se realiza sin necesidad de pulsar en ningún botón; sin embargo, nunca es mala idea el que tú ejecutes el proceso de forma manual.

Piensa que ejecutando este proceso, que te va a llevar menos de un minuto (unos segundos, de hecho), vas a garantizarte que si el procedimiento diera error por algún motivo, con cargar de nuevo la copia de seguridad tendrías el dispositivo tal como antes del limpiado de caché. Todo ventajas.

Para realizar una copia de seguridad basta con pulsar sobre los «Ajustes» de tu dispositivo Android y localizar la casilla de «Google: servicios y preferencias«. Justo ahí, y dependiendo siempre del firmware que tengas, te vendrá una pestaña denominada «Hacer copia de seguridad«, «Ejecutar Backup», etc. Dale sin miedo y entra de nuevo a otra categoría con un botón que no deja lugar a dudas: «Crear una copia de seguridad ahora». Si pulsas sobre este, en unos minutos tendrás el backup guardado en Google Drive.

Cómo limpiar el registro en Android

Borrar la caché del sistema operativo Android y sus aplicaciones es muy sencillo, tanto que quizás te sorprenda cuando lo veas (de hecho, es más importante tener en cuenta todo lo que te hemos contado que el propio proceso). Para realizar el limpiado de caché entra en el icono de “Ajustes” y busca “Almacenamiento”. Dentro localiza “Otras aplicaciones” (puede ser también “Aplicaciones”; todo depende de la versión de Android que tengas) y ve entrando una a una. En el interior de cada aplicación encontrarás una opción denominada “Vaciar/Borrar/Eliminar caché”. Cliquea sin miedo y listo.

Cómo limpiar la caché de Android y por qué debes hacerlo

Sobra decir que lo mejor para este tipo de casos es que ordenes las aplicaciones en función de su tamaño. De esta manera, las que más pesan se situarán en la parte superior (y ya te adelantamos que esto será, casi con total seguridad, por la caché tan grande que posee).

Es conveniente realizar este proceso cada cierto tiempo (una vez al mes, por ejemplo, como decíamos antes). Vas a ganar en memoria, seguridad y, sobre todo, usabilidad directa de la aplicación.

Recomendación adicional 1: apps dedicadas

Ahora que ya te hemos enseñado a borrar la caché del dispositivo, hay varios movimientos adicionales que puedes realizar en tu terminal móvil, una serie de acciones que hemos catalogado como «recomendaciones adicionales». La primera de ellas es una muy fácil de seguir: hacerse con un gestor de archivos interno.

¿Qué se esconde detrás de los gestores de archivos?, ¿para qué necesitas uno? Seguro que tienes más preguntas como estas, pero no te preocupes, ya que vamos a intentar responderlas. Aunque las fotos, imágenes, archivos, etc., se pueden eliminar desde el propio sistema operativo, los gestores permiten ir un poco más allá. Y nos explicamos. Estas aplicaciones se meten en tu teléfono móvil para sacar el máximo de documentos que hay en su interior, de manera que vas a encontrar, casi con total seguridad, algún que otro archivo que estaba ahí y ni tú conocías. Por tanto, tan sólo tienes que borrarlo y ganar un poco más de almacenamiento.

Dentro de la Google Play Store hay muchos exploradores y gestores de archivos, pero nuestro favorito es ES File Explorer. Lo que hace tan especial a este programa es que se puede acceder y crear carpetas en tu dispositivo Android sin necesidad de conectarlo a un PC. Por tanto, no hay que coger cable USB, enchufarlo y demás, sino que desde el propio teléfono móvil puedes hacer todas las gestiones pertinentes.

Además, ES File Explorer también tiene un gestor de aplicaciones (con limpieza de caché, por eso lo traemos a este artículo), un gestor de procesos y un gestor de descargas, por no hablar del soporte para archivos alojados en la nube como DropBox, Google Drive y OneDrive. De este modo puedes acceder a tus archivos hospedados ahí sin usar otra app. Un todoterreno.

ES File Explorer Descargar
8

Recomendación adicional 2: borrar aplicaciones

Este segundo punto deriva del primero. No te olvides de sacarle partido, y de verdad, a todo lo que hace el propio gestor. Todas las aplicaciones que tienes instaladas en tu teléfono móvil consumen recursos y generan caché. Repetimos: todas. Nadie se salva de esto, por lo que borrando caché de Android vas a conseguir liberar mucha memoria, pero ganarás todavía más vaciando poco a poco el resto de herramientas.

Por ejemplo, aplicaciones como Twitter, Instagram o Facebook crean una gran carga de caché. Esto sucede porque las tres redes sociales basan todo su core en aspectos como las fotografías y los vídeos, dos elementos audiovisuales que consumen mucho caché. Al fin y al cabo, lo que hace cada herramienta es generar un archivo temporal de esa foto o vídeo por si lo vas a cargar en el futuro; ahora bien, puede que esa instantánea no la vayas a ver nunca más en tu vida.

Por esta sencilla razón, es conveniente que vayas vaciando la caché de determinadas aplicaciones, así como borrando aquellas que no vayas a utilizar. De hecho, este último consejo es el que más te invitamos a seguir: no dudes ni un solo segundo en borrar aquello que ya no usas.

Recomendación adicional 3: valores de fábrica

Y cerramos con esta última recomendación. Si ves que por más caché que borres de Android y de aplicaciones el teléfono sigue sin funcionar bien, no te va a quedar más remedio que restablecer los valores de fábrica del dispositivo.

Como bien sabrás, ejecutando esto último hacemos que el smartphone vuelva a la casilla de salida, es decir, que todo el terminal aparezca como si hubiera salido de la caja. Nuestro consejo es que antes de ejecutar este proceso hagas una copia de seguridad. Puedes tener más información sobre este procedimiento a través del siguiente tutorial.

Y hasta aquí este completo tutorial para cómo puedes borrar datos de la caché de Android y la caché de las aplicaciones. No sólo te hemos enseñado a cómo ganar algo de espacio de almacenamiento, sino también otros consejos o tips para gestionar los datos almacenados dentro de tu terminal (y de las aplicaciones instaladas). El resto depende de ti, es decir, de tu constancia y día a día.

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios