Cómo usar el modo invitado en Android

Cómo usar el modo invitado en Android

Seguro que en alguna ocasión has prestado el teléfono móvil a un amigo y ha toqueteado más de lo que debería. “Déjamelo, que voy a consultar una cosa en Internet”, te dijo con buena fe cuando de repente estaba metido ya en la galería de imágenes. Esto es más común de lo que parece, y la mejor prueba de ello es que los programadores de Android pensaron en todos nosotros con el modo espectador.

A través de esta función, un usuario puede dejarle el smartphone a otro y no sufrir ningún tipo de percance. Por esta razón, hoy en Softonic te enseñamos a cómo usar el modo invitado en Android.

Requisitos

Para activar este modo invitado hay que cumplir una serie de requisitos. El principal es, cómo no, contar con la versión correcta de Android. El sistema operativo de Google activó esta función a partir de Android 5.0, por lo que a poco que tengas un teléfono móvil con tres o cuatro años de antigüedad, esta opción ya la tienes de serie y quizás ni te has dado cuenta de ello.

Cómo añadir invitados

Para poder seleccionar el móvil como “invitado” sólo hay que dirigirse a “Ajustes rápidos”, pulsar sobre “Usuario” y cliquear en “Añadir invitado”. No hay más. Así de simple y sencillo se puede activar este modo.

Es importante resaltar que todo lo que tu amigo realice desde tu teléfono móvil quedará grabado, desde las cookies hasta los datos personales. Para eliminar todo esto y que no quede ni rastro, lo mejor es seleccionar “Volver a empezar” cuando entramos como “Invitado”. En caso de que esto no te atraiga, hay un comando más directo que no falla nunca: el eliminado. Saca de nuevo los “Ajustes rápidos”, dale a “Usuario” y a “Quitar invitado”. De esta manera, la eliminación ya estará efectuada.

Peculiaridades

El modo invitado tiene una serie de peculiaridades muy marcadas. Por ejemplo, no se pueden realizar llamadas por defecto, aunque sí se permite modificar este bloqueo desde “Ajustes” -> “Usuarios” -> “Invitado”. Así mismo, tampoco se va a tener acceso a los mensajes, cuentas de redes sociales y un largo etcétera de opciones personales que pertenecen al dueño del teléfono móvil. Cada uno tiene su privacidad y no se puede entrar en la del otro. Hecha la ley, hecha la trampa.

¿Cuáles son los espacios comunes? Pues redes WiFi, actualizaciones, conectividad a través de aplicaciones que no quieran datos personales, la posibilidad de utilizar la cámara del dispositivo móvil, etc. Obviamente, sí puedes entrar en cuentas como Facebook, Instagram o la propia Google desde este modo invitado, pero eso no repercute en los perfiles desde poseedor del smartphone (como decíamos en el párrafo anterior, esto es exclusivo de cada sesión).

Ahora que ya sabes cómo añadir invitados (y quitarlos), te recomendamos encarecidamente que pruebes esta opción en el futuro. Funciona bastante bien, y lo que es más importante, te puede sacar de más de un apuro cuando estés en una reunión y te pidan tu teléfono móvil. La seguridad y privacidad, lo primero.

Cargando comentarios