Publicidad

Trucos y Consejos

Cómo matar a Pou: De divertido meme a espeluznante creepypasta

Por alguna razón, 10 años más tarde seguimos buscando la forma de asesinar a Pou

Cómo matar a Pou: De divertido meme a espeluznante creepypasta
Mireia Fernández

Mireia Fernández

¿Recuerdas a Pou? Ha pasado algo más de una década desde que esta entrañable -por llamarla de alguna forma- mascota virtual triunfara en móviles de todo el mundo. Pou esto, Pou lo otro, Pou lo de más allá… Todo geek que se preciara tenía un pequeño alienígena marrón y de forma cuestionable esperando hambriento o necesitando un baño en las profundidades de su iPhone.

Pero el tiempo ha pasado y aún seguimos esperando su debut en 3D. ¿Qué ha sido de él? ¿Acaso hemos conseguido por fin matar a Pou? Con la súbita resurrección de los clásicos Tamagotchi de los 90, puede que muy pronto tengamos noticias de nuestro alien favorito. Pero no todos estamos listos para soportar una nueva eternidad de cuidados digitales. En el artículo de hoy vamos a hacer un repaso a la vida y milagros de esta mascota virtual de ojos saltones e investigar concienzudamente cómo matar a Pou de forma rápida, efectiva y para siempre.

Pou DESCARGAR
9

Matar a Pou: el nacimiento de una obsesión

Aunque te sorprenda (o quizá no, teniendo en cuenta que estás leyendo este artículo), la muerte de Pou no es un tema que deba tomarse a la ligera. Desde la aparición de esta mascota virtual, sus usuarios dejaron a un lado los cuidados de este alien de ojos saltones para centrarse en tramar el crimen perfecto. Pou debía desaparecer. Como fuera.

Los intentos fueron muchos. Desde inanición y enfermedad hasta aburrimiento, cansancio o muerte por mugre: Pou seguía allí con sus ojitos demandando cariño. Es por ello que el departamento de licenciados en Pou de Softonic creó un experimento para eliminar a la mascota que fue documentado fehacientemente en el siguiente vídeo.

Rápidamente, la muerte de Pou pasó del simple sueño de unos pocos a un objetivo a gran escala. Internet se llenó de artículos en los que se prometía un método infalible con el que llevar a Pou al otro mundo. Sin embargo, todos ellos eran fake news. Y es que aún seguirlos al pie de la letra, el alienígena se negaba a estirar sus inexistentes patas.

Pero lo peor estaba por llegar. En lugar de tirar la toalla, los intentos para eliminar a Pou aumentaron exponencialmente, generando cientos de artículos donde únicamente se buscaba ver sufrir a esa mascota patatil. Fue el nacimiento de un meme que a día de hoy perdura y también el inicio de algo mucho más oscuro

De mascota cuqui a rey del creepypasta

Con el paso de los años, la fijación por asesinar a Pou no sucumbió al olvido, sino que evolucionó hasta convertirse en la pesadilla de muchos. ¿Pero cómo pudo esa cosita tan mona asustar a tantos? Muy sencillo. Gracias a un popular creepypasta que dejó a sus seguidores más jóvenes gritando de terror cada vez que iban al baño o veían una patata en el supermercado.

El origen del creepypasta de Pou se remonta en un vídeo en el que aparentemente se ofrecía el tutorial definitivo para matarlo. En él, un usuario llamado Elvaquero.posting explicaba que si buscábamos bien en el laboratorio podíamos comprar un objeto llamado “Veneno Matador” por apenas 199 monedas. ¡Era toda una ganga si por fin conseguíamos librarnos de ese cansino alien!

El vídeo seguía intentado dar el brebaje a Pou, pero éste se negaba en redondo a beberlo y añadía un ominoso “Te voy a matar”. Al cerrar la app, el fondo de pantalla del joven y todas sus apps cambiaban a Pou. Su galería estaba llena de fotos escabrosas del alien y sus redes sociales estaban llenas de esas mismas imágenes. Pero lo peor estaba por llegar. Y es que al finalizar el vídeo se mostraba cómo Pou desaparecía del móvil para asesinar al joven.

Si quieres ver el famoso vídeo maldito de Pou, lo encontrarás bajo estas líneas.

A raíz de eso, empezó el reinado del conocido como “Pou Maldito” (insertar aquí una música ominosa). Y es que el alienígena se convirtió en protagonista indiscutible no sólo de cientos de vídeos de YouTube, sino también en un engendro de pesadilla que rivalizó año tras año con el conocido Slenderman. Pero el Pou Maldito no sólo llegó a sus posibles víctimas a través de un vídeo sino también a través de pistas de audio albergadas en plataformas como SoundCloud o incluso playlists en Spotify. ¡Incluso podemos batirnos en un duelo musical con este engendro dentro del exitoso juego Friday Night Funkin’!

No hay duda que la popularidad de Pou estaba por las nubes cuando éste era una simple mascota, pero ésta se disparó hasta niveles insospechados al mostrar su lado oscuro. Y es que sólo hay que echar un vistazo en Internet para ver cómo el ya clásico “Cómo matar a Pou” ha ido evolucionando a “Cómo evitar que Pou me mate”.

¿Intentas matar a Pou? No intentes esto

Los años pasan pero matar a Pou sigue siendo el Santo Grial de los internautas y de todos aquellos que disfrutan quitando la escalera de la piscina de Los Sims. Sin embargo, hemos probado mil y una estratagemas y ninguna de ellas ha funcionado. Para ahorrarte algo de tiempo, vamos a hacer una pequeña lista de todo a lo que Pou es inmune. ¡No pierdas el tiempo intentándolo!

1. Matar a Pou de hambre

En nuestro planeta la gran mayoría de los seres vivos necesitan alimentarse a diario para mantenerse con vida. Hasta ahora, el campeón en éste ámbito es el Dipnoi, un pez pulmonado que puede hibernar por un periodo de cuatro años.

Pou, sin embargo, no hiberna. Se mantiene vivo y activo, sin ningún sustento y con energías para seguir protestando y pidiendo comida, indefinidamente. Por los siglos de los siglos. No, no puedes matar a Pou de hambre, porque Pou en verdad no necesita comida para sobrevivir, sino por pura gula y aburrimiento.

¿Y una alimentación horrible, lo matará? A Pou tampoco parece afectarle demasiado. Sí, quizá engordará un poco, pero aun así, tras años alimentándole sólo con patatas fritas y golosinas, no lograrás causarle un infarto de miocardio.

2. Enfermar a Pou

Con una elección malintencionada de sus necesidades alimentarias o dejadez en su limpieza, lograrás enfermar a Pou, pero en ningún caso se tratará de una enfermedad terminal. Más bien de una pequeña molestia crónica, acompañada por una insana obsesión por ponerse el termómetro en la boca.

Pou puede permanecer enfermo durante semanas y meses sin perecer, y es que no hay enfermedad que no pueda curar instantáneamente con misteriosos líquidos en tubos de ensayo.

Una cosa está clara, Pou no sufre de epilepsia. Encender y apagar la luz del dormitorio durante horas no le produce el más mínimo efecto. No, la enfermedad no lo mata. Sólo lo vuelve más molesto.

3. Dejar que Pou se muera de aburrimiento

No importa si lleva tres meses sin comer ni dormir, Pou seguirá disfrutando como el primer día de la maravilla de ver una pelota rebotar por las paredes.

Para otros juegos sí necesitará descansar (o tomar otra misteriosa poción), pero no lograrás doblegar su espíritu si le ignoras indefinidamente o, peor aún, si le obligas -y te obligas a ti mismo también- a jugar el mismo juego una y otra vez. No, el aburrimiento no logrará matar a Pou.

4. No dejar que Pou duerma NUNCA

Lo máximo que un ser humano ha aguantado sin dormir son 11 días, y se cree que la privación del sueño causa la muerte en humanos al cabo de unos meses. No para Pou. El alienígena está cansado y tiene sueño, pero se mantiene erguido, mirándote fijamente con sus grandes ojos, sin que esto le llegue a causar la muerte en ningún momento.

Tampoco el agotamiento mental le merma su espíritu. Es capaz de escuchar y repetir los insultos que le propines durante horas, aunque lleve meses sin comer ni dormir. No, Pou no morirá por falta de sueño.

5. Convertirlo en una fashion victim

¿Fashion victim? ¡Suena prometedor! Y es que con aunque Pou haya frustrado los anteriores intentos de destruirlo, podría morir de vergüenza a partir de las combinaciones catastróficas de complementos y ropa. Pues no. Al parecer Pou no sigue la moda sino que él mismo es quien crea tendencia con sus modelitos.

Cómo matar a Pou de una vez por todas

Como has podido comprobar, bajo su apariencia inofensiva y débil se encuentra el ser más duro del universo, imposible de matar. Lo siento, pero si deseabas ver morir a tu pobre Pou, tendrás que conformarte con verlo en un estado deplorable, enfermo, cansado y sucio.

Así pues, queda claro que no podrás ver con tus propios ojos morir a Pou, pero eso no significa que no puedas eliminar su existencia y, técnicamente, matarlo. Su vida se encuentra registrada en los datos de la aplicación de tu teléfono. Bórralos, y tu Pou habrá dejado de existir.

En Android, desde los ajustes, ve a Aplicaciones, presiona Pou y, por último, pulsa Borrar datos. Esto eliminará toda la información de tu mascota, devolviéndola a su estado bebé. Como alternativa también puedes eliminar por completo la aplicación, librándote de una vez por todas de Pou.

Ámalo, ódialo o témelo: Pou siempre estará a tu lado

Sentimos ser tan directos contigo: Pou es inmortal y aunque quieras hacerle desaparecer, siempre estará a tu lado observándote con sus ojos saltones. De ti depende si quieres ser su amigo, enemigo o si te da un síncope sólo ver su peculiar silueta. ¡Esperamos haberte sido de ayuda! Y recuerda, si te ha gustado lo que has leído, no olvides compartirlo con tus amigos en las redes sociales. Hazlo o Pou vendrá a verte esta noche. Quien avisa no es traidor.

Mireia Fernández

Mireia Fernández

Mireia Fernández es una apasionada del mundo de los videojuegos y las nuevas tecnologías cuya afición se remonta al MSX HB 501p de su niñez. Nacida y residente en Barcelona, Mireia lleva más de 10 años ejerciendo como editora y está especializada en la redacción de análisis, tutoriales y guías de software así como también en darlo todo para tratar de publicar noticias antes que nadie. Entre sus aficiones está pasar horas y horas jugando con la consola, pasear a su golden retriever y mantenerse al día de las novedades del mundo SEO.

Lo último de Mireia Fernández

Directrices editoriales