Publicidad

Artículo

Análisis de Budget Cuts 2: Mission Insolvency: Una secuela que mejora todo lo visto en su entrega original

Daniel Caceres

Publicado

Budget Cuts 2: Mission Insolvency es un “más y mejor” literal. Todos los aspectos que hicieron de su primera entrega un imprescindible en el panorama VR regresan con más opciones, variedad o ambición. Cuentas con más armas con las que lidiar con los robots, más tipos de enemigos que garantizan una campaña variada, y escenarios más grandes (y muchos de ellos exteriores) para que tengas suficiente flexibilidad para acabar su campaña cómo quieras.

La aventura da comienzo pocos segundos después del final de la anterior entrega. De nuevo, tu misión será avanzar con sigilo por una serie de niveles mientras cumples las tareas que te da Winda. Mientras que el primer juego te planteaba objetivos más ambiguos que te obligaban a explorar más el entorno, esta secuela se centra más en darte tareas claras para que te centres en el cómo vas a llegar a tu destino, y cómo te enfrentarás a los enemigos que tratarán de frenarte el plazo.

El arco es la gran novedad dentro de tus herramientas. El arma ya estaba presente en la demo de Budget Cuts pero por algún motivo fue recortada en la versión final. Se controla de maravilla, tiene una mirilla que te ayudará a apuntar bien… Es genial y satisfactorio acabar con enemigos que se encuentran a 10-20 metros de distancia usando el arco y sus flechas. O tijeras.  O cualquier objetivo afilado y lanzable que encuentre por el escenario. Y, de nuevo, es una delicia utilizar los portales no solo para avanzar sino también para observar a salvo tus alrededores y planear una ruta.

Otra herramienta nueva la mar de útil es una especie de radar. No solo puedes marcar a tus enemigos, sino que además puedes ver a través de muros y paredes. Es una herramienta genial que arregla uno de los pocos fallos de su entrega anterior; los juegos de sigilo en primera persona necesitan todo tipo de herramientas o ayudas que sustituyan la falta de poder girar la cámara, algo que se da por hecho en los juegos en tercera persona. Esta acción es siempre útil para espiar por esquinas sin ser visto o para echar una mejor ojeada al nivel.

Aunque Budget Cuts 2 es más lineal que su predecesor, tiene mayor variedad de niveles y más momentos alucinantes. La fase inicial sin ir más lejos te invitará a saltar de tren en marcha a tren en marcha mientras cuidas de agacharte para no acabar empotrado contra el techo de un muro.

Al igual que su entrega anterior, prepárate para moverte mucho, literalmente. Tendrás que agacharte, inclinarte… Te cansarás más rápido que con otros juegos. Pero en esta aventura siempre tienes incentivos para continuar un poco más. Y es que esta campaña es sorprendentemente variada.

De nuevo, Budget Cuts 2 contrarresta su linealidad con objetivos y situaciones variadas. Sus puzles apenas se repiten y son la mar de entretenidos de resolver. Tienes un jefe final inesperado que es muy divertido de derrotar. E incluso contarás con un momento “oleada de enemigos” que logra encajar muy bien con la esencia sigilosa del juego.

Creo que en ningún otro juego VR reciente he muerto tantas veces como en Budgets Cuts 2. La campaña es difícil, si te dispara un solo disparo ya te puedes dar por muerto. Además, en esta ocasión te persiguen drones, hay robots que pueden lanzarte explosivos… Aun así, al morir siempre me he sentido con ganas de volver a intentarlo. Y es que, si un plan no ha funcionado, tienes herramientas y rutas suficientes para crear otros planes. Y es divertido llegar a cabo estos planes, aunque al final salgan mal.

Quizás lo único negativo que puedo destacar de Budget Cuts 2 es que es una secuela muy continuista y poco innovadora. No hay ningún elemento revolucionario o nuevo. Si esperabas algo diferente al primer Budget, este te decepcionará.

Budget Cuts 2: Mission Insolvency ha logrado superar con creces la difícil misión de toda secuela de superar a su primera gran entrega. Esta campaña es mejor en todos sus aspectos a la anterior y te deja con ganas de más sigilo y más uso de sus portales. Si te gustó el primer Budget, no te lo pienses más: Mission Insolvency te encantará. Y si te atraen los juegos de sigilo, completa estos juegos por orden; sus dos campañas encajan a la perfección y juntas forman una gran y tremenda aventura.

También te puede interesar