9 trucos para encontrar los vuelos más baratos para tus viajes

¿Sabías que un billete de avión para un mismo destino y en una misma fecha puede variar cientos de euros de precio según cuándo y dónde lo compres? ¿Sabías que las compañías aéreas juegan con nosotros haciéndonos pagar más de lo que deberíamos? Suerte que existen toda una serie de astucias y trucos que te evitarán pagar más en los billetes de avión de tus próximas vacaciones, hoy te traemos los 8 más útiles.

1. El modo incógnito es tu gran amigo

Las aerolíneas son muy listas: si ven que llevas un tiempo buscando vuelos a un destino determinado van a ir variando los precios de sus billetes en su web para ti y solo para ti, instándote a comprar un billete antes de que suba más de precio ¿La solución? ¡Navega en modo incógnito!

Navegando en modo incógnito evitas que las webs graben cookies de tu navegación y que, por tanto, tengan datos para manipular los precios.

Aunque el modo incognito no guarda formularios y tendrás que completar datos y poner contraseñas siempre bien merece la pena introducirlos cada vez manualmente para ahorrar un dinerito, ¿no?

2. Usa los mejores buscadores de vuelos

Hay muchas webs que buscan vuelos por ti y comparan los precios de las agencias de viajes. Su función es buena, pero no todas estas webs son igual de eficaces.

Uno de los buscadores más recomendables es Skyscanner. No solo busca entre muchas aerolíneas sino que tiene una función muy interesante: además de por días concretos puedes buscar vuelos a un mes vista, para ver las grandes diferencias de precio ente unos días u otros.

Kayak también es un buen buscador. No solo te hace las búsquedas que le pidas si no que siempre destaca vuelos baratos a diversos destinos.

También te recomendamos Drungli. Esta web tiene un funcionamiento algo distinto: pones tu ciudad de salida y te muestra de un vistazo los precios a diferentes destinos en las fechas que le has indicado.

3. No te obsesiones con una fecha

Sí, todos queremos viajar en vísperas de festivos y en fines de semana, pero ten en cuenta que en fechas señaladas los vuelos se encarecen significativamente. Así, siempre que puedas, ten algo de flexibilidad en las fechas.

Si te lo puedes permitir, procura evitar una escapada de vacaciones en las fechas de verano o Navidades y hazla en “meses más tontos” con demanda más baja.

De todas formas, si te toca viajar en las fechas de siempre, no todo está perdido con el siguiente punto…

4. Ve a la aventura (por lo menos alguna vez)

No solo deberías probar ser flexible con las fechas, ¡prueba a ser flexible con tu próximo destino! Si tienes días libres para viajar y no tienes claro el destino puedes “jugar” con las webs de búsqueda de vuelos en búsqueda de gangas.

Google Flights es una web específica para esto, mostrándote ofertas que te podrían interesante. De las anteriormente mencionadas Skyscanner también cuenta con la opción de buscar vuelos para una determinada fecha sin destino y Kayak tiene la sección Explore, pensada para lo mismo.

5. Olvida el mito del último minuto

Según un estudio de Airlines Reporting Corporation no existen las famosas gangas de última hora. Es más, el precio de los vuelos aumenta considerablemente los últimos 12 días en vuelos nacionales y 50 en los internacionales. Así pues si piensas viajar reserva cuanto antes tus vuelos.

¿Ya tienes aprobadas tus vacaciones de verano en marzo? ¿Ya sabes si vas a poder hacer ese puente de diciembre en octubre? Entonces no esperes más, habla con los tuyos, y reservad los vuelos con suficiente antelación. Un ejemplo de ahora mismo: acabo de mirar vuelos para París desde Barcelona para el mes que viene y se me van a más de 100 euros, si los reservo para finales de este año me salen por menos de 40 ida y vuelta.

6. El cuándo compras también es importante

Aunque compres con antelación hay días mejor que otros para comprar vuelos. Según el mismo estudio mencionado arriba, los precios de los vuelos varían mucho según el día de la semana en que se compren. Por norma general encontrarás los mejores precios un martes, independientemente del destino. Los siguientes mejores días para comprar vuelos son domingo y sábado. En cambio evita en la medida de lo posible lunes, jueves y viernes.

Esta teoría no es exacta y puede sufrir variaciones dependiendo de la compañía (por ejemplo, las compañías low cost varían precios incluso durante un mismo día), pero si tienes días de sobra para comprar es interesante ir estudiando la variación de precios.

7. No descartes las escalas

Coger dos vuelos en vez de uno hace que, a priori, ir a un destino tenga que ser más caro. Esto no siempre es así y sobre todo en trayectos más largos puede ser más económico hacer escala en un aeropuerto de transición. Esta diferencia se nota especialmente si partes de una ciudad más pequeña y haces escala a una ciudad grande para viajar a un vuelo internacional. Por ejemplo, en general será más barato viajar Barcelona-Nueva York si hacemos escala en Londres que con un vuelo directo.

Para buscar vuelos con escalas simplemente selecciona “con escalas” en el buscador de vuelos que estés usando; esta opción suele estar muy visible.

8. Conoce los aeropuertos como si fuesen tu casa (bueno, tampoco tanto)

Muchas ciudades cuentan con varios aeropuertos en un radio cercano. Aunque los vuelos a los aeropuertos principales suelen ser más caros revisa bien: a veces lo que te ahorras en el vuelo yendo a un aeropuerto secundario te lo gastas en transporte del aeropuerto al centro de la ciudad que vas a visitar. Antes de viajar a un destino mira las combinaciones de transporte entre el aeropuerto y la ciudad.

Asimismo ten en cuenta que cuando compres billetes de ida y vuelta te puede salir más económico hacer el viaje de ida hasta un aeropuerto y el de vuelta desde otro; lo mismo se aplica a las compañías, no pasa absolutamente nada si viajas con una aerolínea y vuelves con otra. Por suerte en todos los casos las webs de compra de billetes te facilitan esta tarea.

9. Los boletines son tu segundo amigo viajero

Aunque la mayoría de tus vuelos los reservarás partiendo de los buscadores es bueno estar al día de lo que te ofrecen las compañías aéreas directamente. Si te apuntas a sus boletines de correo electrónico recibirás puntualmente promociones y ofertas, así como códigos de descuento que puedes aplicar a la hora de pagar. Además, si te registras en sus webs muchas aerolíneas tienen programas de fidelización con los que ganarás puntos que se convertirán en descuentos y mucho más… ¡No subestimes el poder de una newsletter!

¿Ya aplicas alguno de estos consejos cuando compras billetes de avión? ¡Cuéntanos tus trucos para viajar más barato para que podamos mejorar este artículo!

Cargando comentarios

Últimos artículos