Publicidad

Trucos y Consejos

11 ajustes rápidos para acelerar tu smartphone

El paso del tiempo afecta a todos por igual, desde una persona hasta un aparato tecnológico. Nada dura para siempre, pero sí que podemos optimizar, en el caso de los gadgets, algunas de sus funciones para que todo vaya mejor, para que se ejecute un poco más rápido y no tengamos ganas de tirarnos desde un quinto piso por lo lento que van los procesos.

Si te has sentido identificado con el anterior ejemplo, no te preocupes: somos muchos los que hemos estado en esa situación. Por esta sencilla razón, te traemos ajustes rápidos para acelerar tu smartphone. Pequeños consejos o trucos para que la situación sea más llevadera y el día a día no te consuma la vida.

Cerrar las apps en segundo plano

Vamos a empezar por algo muy básico y sencillo, pero que a la gente se le olvida: cerrar las aplicaciones que corren en segundo plano. Nos ha pasado en más de una ocasión eso típico de coger el teléfono de un familiar cuando te pregunta que «el smartphone no le funciona bien y si le puedas echar un vistazo», te da por ver las apps abiertas en segundo plano y piensas: «Normal que no te funcione bien, ¡si tienes abiertas 30 aplicaciones ahora mismo!».

Es muy común el contar con decenas y decenas de herramientas corriendo en segundo plano, sobre todo si uno es muy descuidado o no es muy dicho con la tecnología. Además, tampoco hace falta ser muy olvidadizo: basta con abrir Twitter, Facebook, los Ajustes, Instagram y el Navegador web, y en cuestión de unos minutos ya tendremos 5 procesos ejecutándose y consumiendo recursos del teléfono móvil. ¿Te has dado cuenta? Recuerda ir cerrando todas esas apps que no vas a utilizar y dejar sólo en segundo plano las que sí entras cada poco tiempo (aunque si nos apuras, por nosotros cerraríamos todas, ya te lo adelantamos).

Quitar las notificaciones

Un clásico que no puede faltar y del que muchos se olvidan: quitar las notificaciones del teléfono móvil. ¿Necesitas saber de verdad qué ha ocurrido en Instagram, Twitter o Facebook justo al momento?, ¿tienes que estar viendo cada mensaje de WhatsApp o Telegram que te mandan al segundo? La respuesta, casi con total seguridad, es que pueden esperar un poco. Cada una de las notificaciones que recibimos en nuestro teléfono móvil consume batería, datos y recursos, al fin y al cabo. En otras palabras, hace que el dispositivo pueda ralentizarse: a más apps en segundo plano mandando notificaciones, más lento va a ir todo.

Para que te hagas una idea, por ejemplo, nosotros sólo tenemos habilitadas la de los correos electrónicos y los servicios de mensajería de contactos relevantes. De esta manera, desactivamos notificaciones en grupos de WhatsApp o Telegram y nos quedamos sólo con las que son realmente importantes por si alguien quiere ponerse en contacto con nosotros. Con este simple movimiento acelerarás un poquito el rendimiento del smartphone y tu cabeza lo agradecerá.

5 ajustes rápidos para acelerar tu smartphone

Eliminar la caché

Las aplicaciones van acumulando caché a medida que se van usando. ¿Y para qué sirve esta? Te preguntarás. La explicación es bastante sencilla: esta se queda ahí para que luego la carga de algunos archivos sea más fácil y rápida. ¿Problema? Pues que muchos de esos archivos terminan siendo inútiles a largo plazo, dado que el terminal no los vuelve a utilizar nunca jamás.

En otras palabras, es “basura” que queda ahí ocupando un preciado espacio y, sobre todo, pudiendo ralentizar el teléfono móvil. Lo recomendable a la hora de borrar la caché es que se haga una vez al mes aproximadamente, así como crear una copia de seguridad en el teléfono móvil antes de ejecutar el proceso. Cada vez que borras caché consigues que tu smartphone sea un poco más ligero. Y sí, puede ser un incordio ir una a una con cada aplicación, pero recuerda que la mayor cantidad de caché se queda siempre en aquellas herramientas que más se usan en el día a día.

Para más información sobre cómo eliminar la caché de tu teléfono móvil, los mitos y leyendas que giran en torno a ello y otros detalles que te pueden interesar, pásate por este post dedicado en exclusiva a este tema.

Borrar archivos, fotos, vídeos…

Esto puede parecer muy básico, pero no por ello deja de ser esencial. Es importante que no se te olvide borrar aquellos archivos, fotos, vídeos, etc., que tengas en el teléfono móvil y no utilices. «Pero si tengo 64 GB de almacenamiento, qué más da», te puedes estar preguntando. Pues no, no da igual, ya que cuantas más cosas acumules en tu memoria de almacenamiento, más lento te va a ir el smartphone.

El principio de este consejo es el mismo que si tienes un disco duro de PC: a mayor cantidad de archivos en el mismo, más va a tardar en cargar todos. En smartphones ocurre exactamente igual, con el componente adicional de que puede que estos archivos los tengas en una tarjeta de memoria externa. Si este es el caso, ¿por qué no aprovechas y copias todas las fotos, vídeos, archivos y demás en tu PC? No sólo vas a liberar el teléfono móvil, sino que encima vas a conseguir que esas instantáneas estén mejor guardadas y preservadas que nunca. Y si quieres algo adicional, el punto clave es el siguiente…

Utilizar la nube

La nube es una de las mayores implementaciones que ha sufrido el mundo de la tecnología en esta última década. Todavía recordamos cuándo a finales de la pasada muchos especialistas apuntaban cómo nos iba a cambiar la vida para siempre cuando entrara en acción de verdad. ¿Lo ha hecho? Pues la respuesta es un «sí» rotundo, ya que la usamos en nuestro día a día y a veces no somos ni conscientes.

Si decimos todo esto es por la sencilla razón de que aprovecha la nube en todos aquellos dispositivos donde no aparezca activada por defecto. En el caso de los smartphones, por ejemplo, ya sean Android o iOS, gracias a la nube puedes enviar todas tus fotografías y vídeos a ese maravilloso lugar. De esta manera, ahorras capacidad de almacenamiento en tu teléfono móvil y repercute directamente en su funcionamiento. Cuanta menos carga exista, más rápido irá y menos problemas en el futuro te vas a encontrar. Eso sí, recuerda luego borrar la foto del móvil, ya que puede ocurrir que la tengas en dos sitios a la vez y entonces de nada vale cualquiera de estos trucos, no lo olvides…

Google Drive Descargar
9

Desactivar las animaciones

Cuando iniciamos un dispositivo por primera vez, este viene activado con casi todas las funciones «importantes». Es algo lógico, ¿no? El sistema operativo quiere mostrarte las bondades y lo bueno que es, pero la clave está en que puedes reducir algunas tareas que realiza para que vaya más rápido, y ahí es donde entran en juego las animaciones.

Este es uno de esos truquillos que viene bien recordarlo de vez en cuando, sobre todo porque se olvida. Desactivar las animaciones de tu teléfono sirve para que este vaya un pelín más rápido y fluido, dado que va a cargar menos transiciones y/o efectos en pantalla. En iPhone lo puedes hacer desde “Ajustes” -> “General” -> “Accesibilidad” -> “Reducir animaciones”. Cuando habilites la opción, verás que la transición entre app y app es un poco más brusca, pero a su vez se gana en velocidad y se ahorra batería. Nosotros lo hacemos siempre cuando instalamos una nueva versión de iOS para que el dispositivo vaya más rápido desde el minuto uno.

5 ajustes rápidos para acelerar tu smartphone

En cuanto a Android, aquí el proceso es un poco más complicado, pero tampoco mucho más (es más laborioso de encontrar, ya está). Ve hasta “Ajustes” -> “Acerca del teléfono” y pincha varias veces sobre “Número de compilación”. Aunque parezca que estás haciendo algo irrelevante, la clave está en que de repente te salte un mensaje que diga lo siguiente: «Las opciones de desarrollador han sido activadas» (o similar, ya que el texto suele variar con cada versión de Android que se lanza). Una vez hecho esto, busca “Escalas de animación, transición y duración” e inhabilita todas las que aparecen. Al igual que con iOS, Android va a prescindir de todas las transiciones y movimientos que pueden existir entre app y app, pero merece la pena sólo para que el smartphone funcione un poquito mejor.

5 ajustes rápidos para acelerar tu smartphone

Eliminar las apps que no uses

¿Cuántas apps tienes en el teléfono móvil que no usas?, ¿cuántas veces vas pasando la pantalla del menú porque no paras de ver herramientas una tras otra? La respuesta seguro que es “muchas”, por no hablar de aquellas que estarán cogiendo polvo desde tiempos inmemoriales o que no habrás usado ni una sola vez (algo común con aquellas que vienen preinstaladas en el teléfono móvil).

Todos vamos acumulando herramientas que por algún motivo dejamos de usar. Nuestra recomendación es que borres todas las existentes (que no uses) para ganar un poco más de rapidez. No se trata tanto del espacio que vas a liberar desinstalándola (tanto en caché como en el propio almacenamiento), sino en que el smartphone no la tendrá ahí. Además, puede pasar que se esté ejecutando en segundo plano, con el perjuicio que eso conlleva a nivel de optimización del terminal.

El fondo de pantalla… influye

Mucho se habla sobre si los fondos de pantalla afectan al rendimiento del teléfono móvil en líneas generales. Los estudios que se van realizando demuestran que no es tanto como algunos se piensan, pero sí que influye en cierta medida. Por tanto, aunque el porcentaje sea muy exiguo, ¿por qué no cumplirlo?

Por ejemplo, se sabe que los fondos negros consumen menos batería que aquellos que tienen más colores o blancos, debido a que el brillo hace mella. Ocurre parecido con los fondos animados o dinámicos. Estos últimos provocan que el terminal funcione de manera más lenta, es decir, ralentizan el dispositivo a poco que uno tenga ya un teléfono móvil con unos añitos tras de sí. ¿Recomendación? Pues que intentes optar por fotos fijas y, a ser posible, incluso con fondo negro. Vas a ahorrar batería y, de paso, a conseguir que tu smartphone funcione algo mejor al no tener que cargar animaciones cada dos por tres.

Y los widgets, también

Los widgets son muy útiles en Android, no vamos a negarlo. Estos maravillosos comandos sirven para que la información más importante de algunas aplicaciones aparezca en primer plano. Con esto conseguimos que no sea necesario entrar en dicha herramienta, ya que nos muestra lo más destacado desde primera mano. Hasta aquí todo bien, pero el problema está en que consumen muchísimos recursos.

¿Recuerdas que hace justo unos párrafos te hablábamos de intentar desactivar el mayor número posible de notificaciones? Pues con los widgets ocurre algo casi igual. A mayor cantidad, más recursos va a estar utilizando el smartphone. Piensa que va a necesitar no sólo de batería, sino también de tu tarifa de datos para cargar toda esa información. Esto se traduce, a su vez, en un peor rendimiento, sobre todo si tenemos muchos o un dispositivo que ya nos pide una jubilación. Por tanto, nuestro consejo es bien fácil y simple: si puedes huir de todo widget en tu teléfono móvil, hazlo cuanto antes. ¿Vas a perder información? Sí. ¿Vas a ganar rendimiento? Un SÍ en mayúsculas, así que ya sabes.

Reiniciar es mano de santo

Te estamos dando muchos consejos, ¿pero has probado a reiniciar el smartphone? Esta es una de esas recomendaciones tan absurdas, tan tontas, que por simple que parezca… ¡a veces se olvida!

Cada vez que reiniciamos el teléfono móvil podemos hacer que muchos de los procesos que se encontraban pillados o en mal funcionamiento se reinicien desde cero, ergo que el sistema operativo, ya sea Android o iOS, funcione mejor. No será la primera ni la última vez que haciendo este simple proceso se consiga un mejor rendimiento del terminal, por experiencia propia…

Restablecer ajustes predeterminados

El consejo más fácil y directo para acelerar un smartphone: restablecer ajustes predeterminados de fábrica. En muchas ocasiones, y por más cosas que hagamos, el terminal no da más de sí por desgracia. Es en estos momentos cuando lo mejor que se puede hacer es restablecer estos ajustes desde cero.

¿Qué es lo que hace de manera exacta los valores de fábrica? Pues, básicamente, dejarlo como cuando lo sacamos de la caja la primera vez, es decir, sin imágenes, vídeos, archivos, aplicaciones y todo aquello, al fin y al cabo, que supone nuestra propia interacción (para que nos entiendas de forma fácil).

Empezando con Android como sistema operativo, para restablecer los ajustes de fábrica es necesario entrar en el icono de «Ajustes» del teléfono móvil y localizar la casilla «Copia de seguridad«. Si entras justo ahí, lo primero que vas a ver es una casilla que dice «Restablecer datos de fábrica«. Así de fácil. Cabe destacar que cada versión de Android tiene esta opción en un lugar distinto, aunque por lo general siempre se encuentra cercano a donde hemos explicado. Por cierto, no hemos comentado cómo hacer una copia de seguridad para Android, aunque si tu teléfono va tan lento como para restablecer valores, nuestra recomendación es que no cargues una copia anterior (dado que lo único que estarás haciendo es volver a meter todo aquello que tenías).

En cuanto a lo que respecta a iOS, el proceso es muy similar. Tan sólo hay que acceder a «Ajustes», pinchar en «General» y luego buscar la casilla «Restablecer». La clave ahora, a diferencia de Android, está justo dentro de esta opción, donde vas a hallar muchas funciones diferentes, desde restablecer ajustes de red hasta el diccionario del teclado, la pantalla de inicio, localización y privacidad, etc. De todas las que salgan, te interesan las dos primeras: restablecer ajustes o borrar contenidos y ajustes. Tú eliges con cuál prefieres quedarte para sacarle partido a lo que de verdad necesita tu smartphone (eso sí, al igual que con Android, no olvides hacer una copia de seguridad por si acaso, aunque en caso de cargarla, ya sabes que te encontrarás ante los mismos problemas de nuevo; si vuelves a meter otra vez lo mismo que te daba problemas, ¿qué sentido tiene restablecer ajustes entonces?).

Y hasta aquí esta amplia guía de trucos y consejos para que tu smartphone funcione un poquito mejor. Te hemos enseñado a borrar caché de las aplicaciones (para que los archivos temporales no sean un dolor de cabeza), a borrar datos en líneas generales para tener más espacio de almacenamiento (y rendimiento), a que puedes mejorar rendimiento haciendo cosas tan simples como desactivar notificaciones, cambiando por un fondo estático de pantalla o incluso eliminando widgets. Siguiendo todos estos consejos harás que tu smartphone vaya algo mejor. No obstante, nunca olvides que cuando un móvil pide un cambio… no hay truco posible: el único camino que te queda es comprarte otro.

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Publicidad