ZTE Axon M llega a España: un smartphone plegable con dos pantallas que se convierte en tablet

ZTE Axon M llega a España: un smartphone plegable con dos pantallas que se convierte en tablet

En 2017, se cumplieron 10 años de la llegada del iPhone, un dispositivo que revolucionó el concepto de la conectividad, pasando del teléfono móvil al smartphone. Si bien no fue el primer teléfono con conexión a internet o pantalla táctil, fue el primero que lo hizo tan bien como para que este tipo de dispositivo se convirtiese primero en tendencia y después en norma. Durante este tiempo, la experiencia de usuario ha cambiado, ha ido evolucionando introduciendo nuevas necesidades y exigiendo distintas funcionalidades.

Sin embargo, el diseño de estos smartphones no ha variado demasiado en estos 11 años. Bien es cierto que el hardware ha evolucionado a pasos agigantados, con más potencia, pantallas más grandes y definidas, más memoria o puertos distintos, pero el concepto ha permanecido siempre igual. Al menos los modelos más populares que se convierten en superventas.

Eso no quiere decir que los fabricantes no estén intentando que las cosas cambien. En los últimos años hemos visto una gran experimentación con el concepto de dos pantallas en un smartphone. Yotaphone, por ejemplo, es un muy conocido modelo de una pequeña empresa que ofrecía por un lado del teléfono una pantalla HD en color y por el otro una pantalla de tinta electrónica pensada para largas lecturas y así ahorrar batería.

Otra compañía que ha experimentado mucho con este concepto es LG, que ha lanzado distintos modelos (como V10 o V20) que incluían una gran pantalla (similar a la de cualquier smartphone) con una pequeña en la parte superior (destinada a pequeñas notificaciones). Además, la tecnología de pantallas flexibles, cada vez de mayor calidad y más asequible, lleva años amenazando con móviles plegables y convertibles.

Y así llegamos al Axon M el último smartphone de ZTE, que no ha querido esperar a las pantallas flexibles para lanzar un teléfono plegable. La compañía china ha presentado la llegada a España de su nuevo dispositivo estrella, que ya estaba disponible en China y Estados Unidos. La principal característica de este smartphone es la doble pantalla, que permite plegar el móvil y conseguir un dispositivo el doble de grande, más similar a una tablet.

Diseño

Como decíamos, aunque la compañía china no ha sido ni la primera ni la única en sacar a la venta este tipo de dispositivos, en este caso, ZTE quiere apostar por una nueva era: la del smartphone plegable. El móvil cuenta con dos pantallas de 5,2 pulgadas Full HD 16M colores, efecto 2.5D, PPI 426 y Gorilla Glass de 5ª generación. Para sacarle todo el partido al dispositivo, existen tres modos de utilización de la doble pantalla: modo dual, modo espejos y modo extendido.

El modo dual está diseñado para la multitarea. Según afirman desde la compañía, el ZTE Axon M es verdaderamente multitarea, ya que permite reproducir distintos contenidos en cada pantalla. De esta forma, el usuario puede estar jugando a un juego en una de las pantallas y con el menú de aplicaciones abierto en otra, por ejemplo.

El modo espejo es aquel que permite mostrar el mismo contenido en ambas pantallas. Está pensado para disfrutar con compañía, ya que al posicionarlo en modo tienda de campaña, un grupo de personas podrían ver, por ejemplo, el mismo vídeo sentados unos frente a otros.

Por último, el dispositivo cuenta con un modo que combina ambas pantallas, llegando a conseguir una superficie de 6,8 pulgadas. Esta pantalla alcanza la superficie de una tableta pequeña. Sin embargo, cuenta con un gran inconveniente, que son las bisagras que quedan en medio de la pantalla, dificultando algo la visión.

Características técnicas

El terminal cuenta con la potencia del procesador Qualcomm Snapdragon 821, Quad Core (2×2.15GHz + 2×2.35GHz) y una GPU Adreno 530. El dispositivo tiene una capacidad de 64 GB de memoria interna a la que se puede añadir hasta 256 GB con una memoria microSD. La memoria RAM es de 4 GB.

El Axon M monta una cámara de 20 MPíxeles y cuenta con estabilizador de imagen EIS, un flash doble LED, Zoom digital y permite grabar en 4K y en cámara lenta. Y para mover todo esto, cuenta con una batería de 3.180 mAh.

El dispositivo llega con Android N y se comercializará exclusivamente a través de Vodafone por un precio de 816 euros. También puede adquirirse en la modalidad de teléfono libre, lo que supondría un coste de 852 euros.

Cargando comentarios