WordPress 3.0: sentando las bases futuras del blog

Si no conoces WordPress, he aquí algo que quizá te sorprenda: estás dentro de él ahora mismo. Y es que OnSoftware, como muchos otros blogs, fueron creados mediante esta plataforma de gestión de contenidos.

Dada la importancia que esta herramienta tiene para miles de usuarios particulares y profesionales, no es de extrañar que la salida de su tercera gran versión, apodada “Thelonius” en honor al excepcional pianista de jazz, generara una enorme expectación.

El pasado 18 de junio se puso en línea este nuevo WordPress, y no cabe duda de que algunas de sus novedades van a definir lo que serán los blogs de aquí a unos años. Desde aquí te las presentamos:

El blog según WordPress

Como no hemos tratado mucho esta herramienta en OnSoftware, vamos a explicaros en qué consiste WordPress, lo que es extensible a cualquier CMS.

Para crear un blog existen dos caminos posibles: registrarte en una plataforma online que te facilite toda la infraestructura, o bien contratar un hosting que aloje las herramientas y los datos necesarios. Si el ejemplo típico de lo primero es Blogger o WordPress.com, el de lo segundo sería WordPress a secas.

En el gráfico superior puedes ver cómo funciona WordPress. El hosting te proporciona dos elementos fundamentales:

  • El espacio FTP es el “cuerpo” del blog. Se trata de los ficheros, lo que generará la página web y que la gente verá en sus navegadores.
  • La base de datos es la “mente” del blog. Se trata de los contenidos dentro de cada página y la relación entre ellos.

Al instalar WordPress tanto en el FTP como en la base de datos, esta herramienta mantiene esa “conexión entre cuerpo y mente” que hace posible que, por ejemplo, veas los artículos en orden cronológico, clasificados por categorías o que puedas buscar dentro de su contenido. Básicamente, lo que siempre se ha esperado que haga un blog.

Las novedades de WordPress 3.0

Desde que apareció en 2003, WordPress ha conocido trece versiones. Pese a que Thelonius parece ser una gran versión, en realidad es una más en cuanto a cantidad de novedades, pues todas suelen traer consigo una importante revisión.

WordPress Multiusuario

Hasta hace poco, WordPress, en su versión normal, sólo permitía un blog por instalación. Es decir, para una misma base de datos y alojamiento, sólo era posible tener un blog, y si queríamos crear más, había que crear más bases de datos y carpetas con ficheros repetidos.

La alternativa era usar WordPress MU, una variación orientada a este tipo de usos. Sin embargo, WordPress 3.0 presenta por primera vez la cualidad de crear varios blogs en una misma instalación, lo que supone la fusión entre ambos desarrollos. Para activarlo, sólo tienes que escribir en el fichero functions.php la siguiente línea:

<?php define(‘WP_ALLOW_MULTISITE’, true); ?>

Y así podrás disponer de cuantos blogs necesites en una misma instalación. Esto es recomendable, por ejemplo, para blogs temáticos que van en un mismo dominio, o si quieres ofrecer espacio para publicar contenidos a tus conocidos o clientes.

BuddyPress integrado con WordPress

Otra característica complementaria a la primera es la integración como plugin de BuddyPress en el nuevo WordPress, ya que antes sólo estaba disponible para WordPress MU.

¿Y qué tiene de bueno BuddyPress? Pues ni más ni menos que convierte tu blog en toda una red social propia, con opciones de mensajería privada, muro de noticias de tus usuarios, grupos y páginas, foros, redes de amigos, etc. Igual que tener tu propio Facebook con tus lectores habituales.

Twenty-Ten, el nuevo tema por defecto

En WordPress, un tema o plantilla es el aspecto visual que tiene el blog de cara al público. Hay una amplísima galería de temas en su repositorio oficial, pero muchos optan por el que venía por defecto hasta ahora: el elegante aunque demasiado simplista Kubrick.

En WordPress 3.0 se ha cambiado por fin el tema por defecto al nuevo Twenty-Ten (2010) y los resultados no podían ser mejores: es un aspecto acorde con los tiempos que corren, sencillo pero no ramplón y, sobre todo, configurable al máximo. Puedes definir en dos clics el fondo, la cabecera y el contenido de los menús. Todo un paso adelante para quienes buscan lo mejor en lo más básico.

Menús personalizables

Sea con el tema ya citado, o con cualquier plantilla que esté adaptada a esta nueva característica, ahora puedes crear menús personalizados desde el propio editor que WordPress ha integrado en su gestor.

Añadir elementos al menú, ordenarlos y organizarlos por niveles, e incluso modificar sus atributos para favorecer el posicionamiento de tu blog, son algunas de las muchas características disponibles para hacer más fácil la navegación a tus visitantes.

Para activar esta característica, no obstante, también tienes que modificar el fichero functions.php añadiendo esta línea de código:

add_theme_support( ‘nav-menus’ );

Gestión unificada de actualizaciones

Hasta ahora, la instalación de WordPress, sus temas y sus complementos iban por separado, algo que era a todas luces ineficiente. En esta nueva versión, es más fácil que nunca tener al día y ampliar las posibilidades de tu blog.

Nuevo Escritorio y Posts personalizables

En consonancia con la remodelación externa, se ha pulido el gestor interno o Escritorio del blog de WordPress. Ahora, los elementos están mejor organizados (incluso por pestañas) y se da una mayor prioridad al contenido de lo que escribes antes que por interminables menús de opciones.

Como añadido, ahora cabe la posibilidad de hacer nuevas opciones adicionales al tradicional “Nueva Entrada, pudiendo generar distintos tipos de posts de acuerdo a nuestras necesidades. Por ejemplo: si tu cliente tiene un blog corporativo con sección de catálogo, puedes diseñar nuevos tipos de artículo, como “Nuevo Producto” o “Nueva Noticia”, y añadirlos al menú izquierdo.

Eliminación del Usuario “admin”

Esta novedad puede parecer una tontería pero es algo que los usuarios experimentados de WordPress celebrarán con fervor: al crear una nueva instalación del blog, WordPress creaba un usuario por defecto con derechos de administrador llamado “admin” y generaba para él una contraseña que iba al correo electrónico del usuario.

Para ahorrarte el paso de tener que modificar o añadir otro usuario administrador y borrar el que ya creaste, ahora la instalación de WordPress pregunta por los datos del que será el primer gestor del blog. Un añadido leve pero muy eficaz si realizas instalaciones de WordPress a menudo.

Finalmente, se han añadido otras mejoras menores como soporte para plug-ins canónicos, personalización de la plantilla del blog en los posts de autores concretos y un sinfín de correcciones de bugs reportados por la fiel comunidad de usuarios.

Con estos cambios, no cabe duda de que WordPress enfoca el blog como una herramienta profesional más que como un diario personal. No deja de lado a los usuarios particulares, pero como plataforma de publicación de contenidos, estaba claro que WordPress no tenía nada más que aportar.

Así pues, vemos con buenos ojos el rumbo que esta herramienta de publicación de blogs ha tomado en su nueva versión, y os instamos a que la probéis, ya sea instalándolo en vuestro espacio web -si lo tenéis-, o bien creando un blog mediante WordPress.com. Y, por supuesto, a que nos contéis vuestras impresiones.

Cargando comentarios

Últimos artículos