¿Qué ocurre en realidad cuando Windows te dice que busca una solución a tu problema?

“Windows está buscando solución al problema”. ¿Qué ocurre dentro de tu ordenador cuando te aparece este famoso mensaje? ¿Realmente Windows está usando todos los recursos posibles para solucionar este inconveniente? Un interesante artículo de El Confidencial trata de dar respuesta a esta duda.

“La verdad es que es bastante difícil saber lo que hace realmente Windows en ciertas circunstancias”, ha explicado Fernando Pérez, investigador y profesor de sistemas operativos de la Universidad Politécnica de Madrid. “Se sobreentiende que Windows se está poniendo en contacto con algún servidor de Microsoft, describiendo tanto el problema como las características y configuración de tu equipo”.

La teoría suena genial: Windows accede a una base de datos con informes de fallos, busca errores similares al que acabas de sufrir y busca una solución mientras que al mismo tiempo registra tu fallo para ayudar a usuarios en el futuro.

La práctica es más decepcionante. El catálogo de fallos en cuestión cuenta con miles de millones de entradas y aun así la posibilidad de que Windows encuentre un error equivalente al tuyo (¡con las mismas especificaciones técnicas!) es remota. Y si aun así encuentra un problema equivalente, ¿cuántas posibilidades hay de que se haya resuelto?

Los problemas se acrecientan cuando incluso la propia Microsoft desvela algunos inconvenientes de su informe. Todo se puede resumir en que no todas las entradas merecen la misma atención. “Los fallos no se distribuyen uniformemente y los recursos no son infinitos, así que tienes que dedicar tus recursos limitados a aquellos que tienen grandes efectos”, explicó en su día un desarrollador de Microsoft.

“Cuantas más veces se avise sobre un fallo, más subirá en el ranking y más posibilidades tendrá de ser analizado y resuelto. Dependiendo del componente, el ascenso puede llevarle unos pocos cientos de informes o cientos de miles”.

Resumiendo: cuando Windows te dice que está buscando solución, no está mintiendo. Pero en muchas ocasiones esta búsqueda acaba en fracaso porque Microsoft prioriza recursos de programación para arreglar los fallos más universales y críticos. Dichos fallos se solucionan enseguida y suelen solucionarse en actualizaciones. Por lo tanto lo más normal es que los fallos que tanto se molestan sean únicos de tu configuración. Si es así, olvida de ir más allá de “Windows está buscando la solución al problema”.

Fuente: El Confidencial

Cargando comentarios

Últimos artículos