Trucos y Consejos

Trucos para hacer mejores fotos con tu teléfono

Quién nos iba a decir hace veinte años -qué digo veinte, ¡diez años!- que las cámaras de los smartphones iban a sustituir a las más tradicionales. Por desgracia, la venta de cámaras réflex no para de bajar en estos tiempos, lo que ha terminado provocando que queden sólo para los profesionales. Es una lástima, ya que una foto tirada con una réflex siempre será mejor que con el teléfono móvil, pero no cabe duda de que para el usuario base, con la calidad de los smartphones hoy en día es más que suficiente.

Si te encuentras justo en este último punto debes saber una cosa: podrás perfeccionar la calidad de tu instantánea de una manera muy sencilla. Aquí van quince trucos para hacer mejores fotos con tu teléfono móvil.

1. Más megapíxeles no significa mejor calidad

Vamos a arrancar por el punto más controvertido de todos, ese que trae más de uno y de dos dolores de cabeza a los consumidores: los megapíxeles. Cada vez que compramos un teléfono móvil, es muy común escuchar eso de “pues mi cámara tiene 20 megapíxeles, hace unas fotos increíbles”. Y sentimos decirte que el número de megapíxeles no tiene nada que ver con la calidad de la instantánea.

Este es uno de los mantras más repetidos, es decir, que cuantos más megapíxeles, mejor será la imagen. Para que lo tengas en cuenta para el futuro, los megapíxeles influyen en la resolución de la imagen, no en la calidad. De esta manera, si una cámara cuenta con 40 megapíxeles y otra 12, la primera tendrá mejor resolución que la segunda, es decir, en caso de que la amplíes se verá con mayor nitidez, pero es un concepto diferente al de calidad. Y aquí entra el segundo truco para cuando adquieras un smartphone.

2. La lente es lo importante

Ya hemos comentado que los megapíxeles influyen sólo en la resolución, por tanto, ¿qué es lo que hace que la cámara de un teléfono móvil sea mejor o peor? Pues la clave está única y exclusivamente en el sensor de la lente.

Esta “piececita” es la encargada de recoger la luz a través de la lente, por lo que la ecuación es bastante fácil: cuanto mejor sensor tenga el dispositivo, más grande será el píxel y, por tanto, más luz podrá recoger, lo que dará una mejor calidad en la imagen. Fácil, ¿verdad? Para averiguar cuáles son los mejores sensores tienes que fijarte en el número que porta, que es donde surge algo que puede llevar a confusión: cuanto más pequeño sea el número, mejor.

Es decir, si tienes un teléfono móvil con sensor 1/3,2” y otro con 1/2,6”, el segundo cuenta con un mejor sensor (y si hubiera otro con sensor 1/1,5”, pues este último sería mejor que los dos anteriores). En definitiva, a número más pequeño que aparezca, mejor calidad de imagen (y si ya encima le sumas más megapíxeles para tener mayor resolución, pues todavía más que sales ganando).

3. El programa afecta

En muchas ocasiones estamos en WhatsApp y necesitamos tirar una fotografía para enviar rápidamente, así que abrimos el acceso a la cámara desde la propia aplicación y pulsamos el disparador. Puedes pensar que esa fotografía es idéntica a la que realizamos con la aplicación principal de la cámara del móvil… ¡pero no lo es!

Cada app tiene sus propias particularidades, es decir, que no es lo mismo abrir la lente desde Telegram o WhatsApp a hacerlo con una aplicación de fotografía hecha y derecha. Sin ir más lejos, lo aconsejable es que abras siempre la cámara con una aplicación de fotografía, véase la que viene por defecto o alguna otra herramienta que saque, de verdad, provecho de tu cámara. Gracias a estas aplicaciones podrás variar muchos parámetros y jugar con las características de la lente, véase el ISO, el balance de blanco, la apertura de diafragma, los diferentes modos de foto (modo automático, nocturno, retrato, panorámico, etc.), la profundidad de campo y muchos más detalles.

4. Luz natural, gracias

Una de las recomendaciones de cualquier fotógrafo, ya estés tirando instantáneas con una réflex o con tu teléfono móvil: aprovecha la luz natural. Siempre. La luz de nuestro día a día es la más importante para la cámara, es decir, esa que proviene del sol y que crea formas, sombras y colores naturales y orgánicos, no artificiales.

Con esto no queremos decir que no utilices nunca el flash o esos focos alógenos tan característicos de los estudios de fotografía, sino que los dejes como ultimísima opción y sólo para cuando no tengas más remedio que usarlos. Así mismo, a poco que empieces a ser un poco más profesional en tus trabajos, hacerte con un set de reflectores te vendrá de lujo (para dirigir los haces de luz y que la natural cobre más fuerza si cabe).

5. El trípode puede ser tu fiel compañero

Esto es como todo: ¿hasta qué punto de calidad quieres llegar con tu teléfono móvil? No es lo mismo que lo vayas a usar como alguien amateur que como una persona que quiere convertirse en profesional de la fotografía. Si eres de los que está camino del segundo punto, ve pensándote en comprar un trípode.

Este maravilloso artilugio va a conseguir que cada vez que tires una instantánea, la calidad de la misma mejore de manera exponencial. Al fin y al cabo, el dispositivo permanecerá quito y estable, lejos del tembleque habitual que uno tiene cuando el móvil queda sujetado por las manos. Esto se nota, y de manera muy grande, cuando tiramos fotos por las noches. En estas situaciones, utilizar un trípode sirve para que la calidad aumente hasta cotas insospechadas. Piensa que durante la noche es más difícil que la lente recoja luz, por lo que si está estable, el dispositivo lo agradece.

Por cierto, cuando decimos trípode hacemos referencia también a cualquier tipo de estabilizador que controle el pulso de la mano, aunque el trípode es nuestro artilugio favorito para tirar fotografías.

6. Aprovecha el HDR

HDR significa High Dymanic Range, que en español viene a ser algo así como Imágenes de Alto Rango Dinámico. Para que nos entiendas: este modo lo que hace es tirar un número de fotografías en diferentes exposiciones en sólo un segundo, combinarlas de manera automática y dar lugar a una sola definitiva con la mejor calidad posible. Mientras que el modo normal tira una sola fotografía, el HDR es la combinación de varias. Así de simple.

Salvando las distancias, el HDR es lo más parecido al formato RAW de las cámaras digitales.  Casi todos los modelos de los últimos años disponen del modo HDR cuando se realiza una fotografía. Si quieres sacarle partido a tu cámara… ¡aprovéchalo!

7. Huye del contraluz

Te pedimos y rogamos por favor que no tires fotografías con la luz en el frontal. En otras palabras, que cada vez que apuntes con la cámara al objetivo, el sol o la iluminación queden a tu espalda para que dé donde se está apuntando y no a la lente, en la medida de lo posible.

Las cámaras de los teléfonos móviles no se llevan muy bien con los contraluces, ya que sus lentes no pueden jugar con los parámetros de maneras tan diversas como sucede con las cámaras réflex. Por esta razón, recuerda este simple consejo para que tus fotografías salgan de la mejor manera.

8. La regla de los tercios

Esta es una de las reglas más utilizadas en el mundo de la fotografía, uno de esos “trucos” que debes conocer si quieres subir un peldaño: la regla de los tercios. Esta consiste en dividir la imagen en nueve cuadros de idéntico tamaño. La clave está en que el centro de la fotografía, eso que quieres capturar sí o sí, quede en el cuadro central o en la intersección de las líneas principales (donde están los puntos rojos).

Es fácil de aplicar en tu día a día y te servirá para tirar mejores fotografías. Además, los móviles incluyen ya esta cuadrícula de manera predeterminada, por lo que vas a ahorrar muchos problemas.

9. Evita el zoom

Otro de esos trucos que nadie te explica cuando empiezas a tirar fotografías con un teléfono móvil: no utilices el zoom. Nunca. Si quieres ampliar una imagen, lo mejor que puedes hacer es tirar la instantánea de manera natural con la mejor resolución que te permita la cámara, en HDR y luego exportar el archivo al PC. Así de simple.

Si amplías el zoom directamente y tiras la fotografía, el píxel se resiente. Por esta razón, es mejor tirar la foto y luego ampliar en un editor que hacerlo de manera contraria. Apúntatelo en grande.

Apple vs Samsung

10. Usa editores de imágenes

Justo estábamos hablando en el párrafo anterior de que lo mejor es tirar una fotografía sin hacer zoom y luego pasarla por el editor de imágenes. Esto se debería hacer con todas las instantáneas, no sólo con aquellas que queremos ampliar.

Los programas de edición de imágenes son perfectos para que nuestras fotografías ganen todavía más presencia. Puedes o bien utilizar alguna aplicación de smartphone para no tener que salir del propio dispositivo, o bien recurrir a un programa de PC, véase Photoshop o Lightroom. Nuestra recomendación es que se opte por lo segundo si se puede, ya que vas a tener más herramientas a tu alcance y, por tanto, más posibilidades de que la fotografía quede mejor.

11. La cabeza está para pensar

“Vaya, esta fotografía no tiene nada de alma, parece básica”. Seguro que te has dicho en alguna ocasión una frase de este tipo. Aquí la “gracia” está en que debes buscar ese punto que haga diferente a una fotografía.

Todas las instantáneas se suelen tirar de la misma manera, ya tengas un dispositivo Android, iOS (iPhone) o cualquier otro, es decir, de pie y apuntando la cámara al objetivo. ¿Por qué no te mueves un poco? ¿Y si quitas algo de luz a la imagen cerrando el diafragma? Saca provecho a tus posiciones, a la cámara, etc. La originalidad parte de ti.

12. La perspectiva

Una de las mejores cosas que podemos hacer con las últimas lentes del mercado es jugar con la perspectiva (de hecho, se puede hacer ya desde hace varios años). El poder utilizar el desenfoque con las cosas en primer o segundo plano, centrando la imagen en un punto, es perfecto para que la fotografía gane más fuerza.

Piensa que podrás jugar con los contraplanos y desenfoques de una manera muy sencilla. Y tu fotografía lo va a agradecer, créeme.

13. El centro de impacto visual

Los que hemos salido de una Facultad de Comunicación tenemos muy interiorizado el concepto de centro de impacto visual. Esto se traduce en algo tan simple como que es necesario centrar toda nuestra atención en un punto determinado, y no en algo repartido a lo largo del cuadro.

Este concepto viene de escándalo aplicarlo junto a la regla de los tres tercios, dado que unirás dos de los términos de fotografía más importantes para que tus instantáneas ganen calidad y, sobre todo, presencia ante el objetivo.

14. La cámara delantera, lo menos posible

Sabemos que los selfies están a la orden del día y es bastante habitual recurrir a ellos, pero si quieres tirar las mejores imágenes con tu teléfono móvil, utiliza siempre la cámara trasera, es decir, la principal.

Por lo general, los fabricantes ponen toda su atención en esta parte, ya sea a través de varias lentes (doble o triple, en la actualidad) o con mejores sensores. Por esta razón, lo aconsejable es que dejes la cámara delantera para selfies y poco más (por eso de obtener peor calidad, ya sabes).

15. Sal de la zona de confort

El último truco es más consejo que triquiñuela: sal de la zona de confort para realizar buenas fotos. Apuesta por tus imágenes, intenta capturar lo desconocido, recurre a esas instantáneas que se alejan de lo arquetipo para adentrarse en lo especial.

Ser un buen fotógrafo no es tener la mejor cámara o móvil, sino saber capturar la esencia del mundo que nos rodea a todos. Recuerda tirar muchas fotografías y no tener miedo a fallar, a borrar aquellas que no te gustan. Si de 100 fotografías te quedas sólo 1, significa que hay 99 que te han servido para mejorar como fotógrafo. Y esa es la clave de una buena foto.

Y hasta aquí quince trucos o consejos para obtener los mejores resultados cuando estés haciendo fotografías con tu teléfono móvil. Recuerda que el retoque entra también en ese proceso, así como algo que a menudo se olvida: pásale un trapito o paño a la cámara del móvil de vez en cuando, que no puedes imaginarte la cantidad de suciedad que acumula…

  • Enlace Copiado!

También te puede interesar

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios