Si no te funciona la impresora díselo a CUPS

Una de las primeras cosas que hace un usuario de PC que se ha comprado un MAC es enchufar su impresora al nuevo ordenador. Este momento es el principio de tragedias informáticas más largas que el Antiguo Testamento. Inevitablemente acaban publicadas por el autor en foros sin límite de caracteres por post.

Puede que todo se configure automáticamente, funcione a la perfección y la operación se reduzca a un trámite. Sin embargo, cuando surge algún problema de compatibilidad ya se está escribiendo el prólogo de la tragedia.

Me atrevo a decir que cualquier impresora tiene que funcionar con Mac. En vez de explicar el proceso que aparece en la Ayuda de Leopard o Tiger, vamos a ver la solución más efectiva para todos los casos.

CUPS es el acrónimo de Common Unix Printing System que se traduce como Sistema de impresión común de Unix. Se trata de un sistema de impresión que usa el ordenador como servidor de estas tareas.

Se puede acceder a la interfaz de administración escribiendo esta dirección en el navegador: http://localhost:631

Accederemos a una ventana como esta:

En la pestaña Impresoras encontraremos las que ya hemos configurado. Podemos ver el estado en que se encuentran y los trabajos en cola.

Para instalar una impresora es recomendable usar el controlador propio de ésta. Pero si no existe una versión para Mac tenemos dos alternativas: usar uno de una impresora parecida o seleccionar el controlador Postscript que es compatible con casi cualquier tipo de impresora. En caso de compartir la impresora con ordenadores que utilicen otros sistemas operativos es la elección más adecuada.

 

 

Cargando comentarios

Últimos artículos