Redes sociales y chat anónimos: ¿por qué son tan atractivos?

Las aplicaciones de mensajería anónima de repente se han hecho populares. Veamos cuáles son, qué hacen y porqué se ha disparado esta tendencia.

WhisperSecretFirechatrumrTruth… las aplicaciones para enviar mensajes anónimos o para chatear con tus contactos sin revelar tu identidad se están multiplicando en el App Store y en Google Play, así como su base de usuarios.

Estas aplicaciones te permiten compartir contenidos de texto o visual de manera completamente anónima, públicamente o con tus contactos. El anonimato es el denominador común, pero cada una tiene características diferentes, que de algún modo la hace única y diferente de las otras.

Desde que se ha disparado esta tendencia, estas aplicaciones no han dejado de dar que hablar. ¿Cuáles son estas aplicaciones? ¿Cómo funcionan? ¿Para qué sirven? Y, ¿cuál es su futuro?

Chat, redes sociales, mensajes… ¡el anonimato sobre todo!

Algunas de estas aplicaciones, como Whisper, han sido lanzadas hace algunos meses, otras, como Secret y Firechat, han sido lanzadas hace sólo algunas semanas y aprovechando la moda han alcanzado, en pocos días, lo más alto de las listas.

Tan sólo hay que pensar en que Firechat “en 15 días ha entrado en el top 10 de las app store de 105 países en la categoría de redes sociales. En la segunda semana desde el lanzamiento, los inscritos aumentaban en un usuario cada dos segundos”, según nos revela el CEO Micha Benoliel.

Sin embargo, no todas estas aplicaciones de mensajería son iguales, es más, cada una mantiene una peculiaridad que la hace única. Whisper está a mitad entre una red social y una aplicación de IM, donde tu único identificador es un nombre de usuario de tu elección. Los mensajes, compuestos por texto y una imagen de fondo, se comparten públicamente con los otros usuarios que pueden responder o dar a “love”.

En Secret puedes mandar el mismo tipo de mensajes, pero la gran diferencia con Whisper es que aunque la compartición siempre es anónima, se realiza con tus contactos. Si tus mensajes gustan (tus amigos el darán a “love”) éstas tienen la posibilidad de llegar a más personas, empezando por los amigos de tus amigos. Pero el stream de mensajes tendrá siempre por protagonistas los mensajes de tus contactos.

Otras aplicaciones como Firechat van más allá, creando una especie de chat de grupo con las personas que te rodean, sin necesidad de conexión de datos o de red, gracias a la tecnología Open Garden.

Como nos cuenta Micha Benoliel, la idea de Firechat nació “de la petición por parte de los usuarios de una aplicación para poder usar sin red (off-the-grid) y de la voluntad de demostrar el potencial de la tecnología Open Garden de un modo claro para todos”.

Otras aplicaciones como rumr o Truth, incluso siendo aplicaciones anónimas, ofrecen una experiencia mucho más personal y unida a tus contactos. En rumr se crean salas de chat con tus amigos, cada persona que habla tiene su propio color, pero nadie sabe quién es quién. Como está escrito en la página oficial, “es como mantener una conversación con las luces apagadas”.

Truth va todavía más allá, permitiéndote mandar mensajes privados a contactos existentes en tu teléfono de manera anónima, incluso si la otra persona no tiene la aplicación instalada en su smartphone.

Rapidez y anonimato: el anti-facebook

Como muchas otras aplicaciones de mensajería, los usuarios que primero han empezado a usar estas aplicaciones, han sido los más jóvenes, para expresar sus sentimientos y liberarse del peso de sus secretos más inconfesables.

Como subraya Micha Benoliel “la ventaja ofrecida por estas aplicaciones es que es fácil empezar. No es necesario identificarse o crear una cuenta y dan a los usuarios una libertad mayor a la hora de expresarse y de decir lo que quieren”.

Según el Jefe de redacción de Whisper Neetzan Zimmerman, el anonimato es la característica principal de la aplicación haciendo un anti-Facebook. En este contexto, Whisper es el lugar donde puedes compartir lo que no puedes mostrar en las redes sociales, donde todo está vinculado a tu nombre y a tu imagen.

la ventaja de estas aplicaciones es que es fácil empezar, no es necesario identificarse y dan a los usuarios una mayor libertad para expresarse

Aplicaciones como Whisper, dirigidas a un amplio público no definido, realizan una función terapéutica que nos libera del estrés psicológico de mantener un secreto sólo para nosotros. Son lugares donde podemos gritar nuestros secretos y problemas a personas desconocidas sin dar a conocer nuestra identidad, y sin todas las consecuencias que comportaría el ser reconocido.

El alivio que se siente al publicar en esta aplicación debe ser una versión digital del proyecto “Exchange Secrets” de Nova Pan por las calles de New York, donde la estudiante invita a los transeúntes a escribir su secreto de modo anónimo en una hoja de papel, para luego publicarlo en su blog. La sonrisa (o shock) que se siente leyendo estas confesiones es el mismo tanto si se lee en papel o en una aplicación.

A menudo, lo que estas aplicaciones logran crear es una especie de círculo empático entre perfectos desconocidos. Pero, en realidad, hay algo intrínsecamente contradictorio, porque aunque se llamen Whisper o Secret, apuntan a difundir estos secretos, como si se tratase de una voz que (como la flecha de un arco se lanza y) vuela rápido de boca en boca.

Como admite el mismo Zimmerman, su objetivo es convertir Whisper en un social whistler-blower. Un lugar donde delatar confidencias, más que confesar secretos en el sentido más estricto de la palabra.

No sólo emociones y cotilleos

Aunque la mayor parte de los mensajes son confesiones privadas, y al contrario de lo que se pueda pensar, estas aplicaciones no son usadas sólo por jóvenes en un estado emocional confuso: no hay sólo mensajes de chicos universitarios que quieren compartir sus sentimientos.

Hace algunas semanas, por ejemplo, un mensaje en Whisper hacía circular el rumor de la traición de Gwyneth Paltrow a su marido. Un mes después la actriz anunciaba la separación de la pareja.

Como cuenta un artículo del Nieman Journalism LabWhisper colabora con el Huffington Post, que usa los mensajes compartidos en la aplicación para crear historias, como la de la difusión del uso de la marihuana, o bien otros más frívolos como los 10 motivos porque los abuelos son los mejores. Desde hace poco, la aplicación ha iniciado también una colaboración con BuzzFeed.

Hasta ahora, también el uso de Firechat parece más bien limitado, nos hace recordar el de los chat antiguos de los años 90, donde sólo hacía falta un nombre de usuario para empezar a escribirse con desconocidos, y todavía está limitado principalmente a los usuarios en busca de amigos virtuales con los que charlar un rato.

Pero el potencial de esta aplicación todavía está todo por descubrir y según Benoliel “la mayor ventaja para el usuario reside en la ventana nearby, gracias a la cual puedes intercambiar mensajes y fotos con personas que se encuentran a tu alrededor aunque no tengas acceso a Internet. Firechat se puede usar durante el festival donde casi no hay conexión como el Coachella o el Burningman. También puede ser usado en el metro, en el tren o en el estado “.

Con Firechat puedes intercambiar mensajes y fotos con personas que se encuentran a tu alrededor aunque no tengas acceso a internet

En este sentido Firechat podría convertirse en una especie de red social efímera donde compartir opiniones sobre los partidos, actualizaciones sobre las procesiones o estados de ánimo con las personas de tu alrededor “de un modo mucho más interactivo y en tiempo real con respecto a aplicaciones como Whisper o Secret”.

Amenazas y futuras posibilidades

Además de desarrollar la función de ágora virtual donde gritarle a todo el mundo tus confesiones, opiniones o frustraciones de manera anónima, las potenciales maneras de usar las redes sociales y aplicaciones de mensajería como Whisper, Secret y Firechat son muchas, así como son muchas las posibles amenazas inherentes en ellas.

De un lado, si el anonimato parecía favorecer la sinceridad y proteger a los usuarios, por el otro podría limitar la profundidad de las conversaciones. Además una identidad ficticia es más fácil que pueda dar cuerda al  troll y heater, sobre todo en aplicaciones de mensajería directos como Truth. Sin embargo, hasta ahora son muchas más las demostraciones de empatía que otra cosa.

En Whisper y Secret también se han publicado noticias falsas, como el presunto cambio de propiedad de Evernote, y también se han difundido cotilleos, como hemos visto en el caso de la relación de Gwyneth Paltrow. No se ha dicho que no puedan convertirse en lugares de acoso virtual, ni que en el futuro las políticas de anonimato no cambien.

Pero su potencial es mucho también. Primero, las ligadas al periodismo y a la compartición de información reservada de modo anónimo a través de la aplicación. De este modo, noticias importantes podrían encontrar una difusión inmediata sin revelar la identidad del autor.

Además, con respecto a las redes sociales como Facebook donde la publicidad de nuestra identidad nos hace ponernos una máscara social y actuar consecuentemente, en las aplicaciones anónimas podemos liberamos de estas opresiones, ser más sinceros y honestos, también con nosotros mismos. En este sentido, sobre todo las aplicaciones públicas como Whisper y Firechat podrían ser interesantes índices de las tendencias sociales y estados de ánimo.

¿Interesado en el anonimato y la privacidad en las aplicaciones de mensajería? Lee nuestra comparativa sobre la privacidad de las aplicaciones de chat 2014

Artículo original de Softonic IT. Adaptado del italiano.

Cargando comentarios