Lo que ves en el muro de Facebook depende de lo que haces. Descubre cómo.

Lo que ves en la página principal, “Últimas noticias” (News Feed) o muro de Facebook depende de los filtros e interacciones. Te explico cómo funcionan y lo que puedes hacer para modificarlo.

Entre las preguntas más comunes sobre el funcionamiento de esta red social encontramos siempre la fatídica “¿por qué no puedo ver todas las actualizaciones de estado de mis amigos?”, a la que sigue: “¿cómo puedo ver todo el contenido de Facebook?”

Para dar una respuesta a estas y otras preguntas, tenemos que partir de la base, del hecho de que Facebook filtra las noticias y contenidos que vemos en nuestra página principal.

Facebook filtra las publicaciones de tu muro en nombre de la calidad

Las páginas principales de todos los usuarios son deliberadamente manipuladas por Facebook. No, no se trata de modificaciones diabólicas o experimentos, como el de las emociones de los usuarios, realizado hace algún tiempo, donde las publicaciones se modificaban manualmente.

Facebook filtra el contenido en el muro a través de un complejo algoritmo (llamado Edge Rank hasta 2011) que toma en consideración más de 10.000 factores distintos para determinar lo que aparecerá en tu página principal de Facebook.

Al igual que el motor de una escudería de Formula 1 o el de Google, el mecanismo de selección que hay tras el algoritmo de Facebook se mantiene en secreto. Lo que sabemos es que Facebook aplica esta selección de contenidos en nombre de la calidad y teóricamente sirve para enseñarte solo lo que te interesa de verdad.

¿Por qué no puedo ver todas las actualizaciones de mis amigos?

Si bien existen formas para modificar lo que ves en tu muro (en este otro artículo te explicamos cómo ver lo que te interesa realmente), el filtro no se puede eliminar. En pocas palabras, nunca podrás ver todas las actualizaciones, noticias, fotos, vídeos, artículos, etc. de tus amigos y de las páginas que sigues.

En palabras de Lars Backstrom, el gestor de la sección “Últimas noticias” de Facebook, “cada vez que un usuario accede a la página principal de la red social, hay una media de 1500 historias potenciales de amigos, personas a las que sigues y páginas, y la mayor parte de la gente no tiene tiempo para verlas todas”.

En otras palabras, tendríamos que ser todos unos adictos a Facebook para ver todo lo que comparten nuestros contactos y páginas, tendríamos que conectarnos varias veces al día y perder horas para revisar asiduamente toda la lista de publicaciones que aparece.

Por tanto, el problema es que “nos arriesgamos” a perdernos cosas importantes, como las fotos de la boda de un amigo, que igual nos interesan más que un chiste de mal gusto de nuestro vecino. La solución que ha aplicado Facebook es la de filtrar las actualizaciones. Según las declaraciones de Backstorm, “de 1500 contenidos, se te muestran una media de 300 al día”, solo un 20% del total.

En el experimento realizado por el Washington Post, tras una jornada entera actualizando el News Feed de Facebook, Tim Herrera consiguió ver 1417 publicaciones, de las cuales solo 738 eran del mismo día, mientras que 679 eran anteriores.

Tras haber revisado todas las actualizaciones de sus contactos y de las páginas que seguía, se dio cuenta de que ese día se habían publicado en realidad 2593 elementos. Facebook le había mostrado menos del 29% de los nuevos contenidos tras haber pasado todo el día en la red social.

Publicaciones vistas por Tim Herrera el 17 julio 2014. Fuente Washington Post

De esta forma, Facebook “ofrece a los usuarios una experiencia mejor y más atractiva”, mostrando solo lo que se supone que más te interesa a ti, según Brian Bolan, el director de Ads Product Marketing.

Leyendo entre líneas, el objetivo es siempre hacer que interactúes más. El propio Facebook lo declaró públicamente: efectivamente, tanto con la penúltima gran actualización como con la modificación más reciente, han aumentado las interacciones.

Como hemos visto, el filtro de Facebook desempeña un papel importantísimo en tu visibilidad: pero, ¿estamos seguros de que ése sea el contenido más interesante para ti? ¿Cómo se elige? En parte, depende de tu actividad en la red social.

¿Cómo funciona y de qué depende la selección de Facebook?

La forma en que se filtran y eligen los contenidos de Facebook se mantiene en secreto, pero el proceso de elaboración se ha revelado en parte. Hay artículos oficiales que indican algunos elementos que inciden en la visibilidad que tienes de los contenidos que se publican.

Las “señales” que se pueden dar al algoritmo para modificar lo que ves, según lo que afirma Facebook, tienen que ver con las interacciones. Si, por ejemplo, interaccionas mucho con un persona o con una página, tendrás más probabilidades de ver sus actualizaciones en tu muro. Así como una publicación que recibe muchos comentarios y “me gusta” (sobre todo si es por parte de tus contactos) tendrá más visibilidad que otros. Pero la mayor parte de los elementos que modifican lo que ves están ocultos.

Tú también te habrás dado cuenta que te aparecen en tu News Feed más actualizaciones de estado y fotos de amigos con los que chateas a menudo y con los que intercambias más “me gusta” y comentarios. O bien ves más historias, aunque se hayan publicado hace varias horas, que han recibido mucha interacción, que se han compartido muchas veces o han recibido muchos “me gusta”.

Ahora bien, si tu comportamiento en Facebook determina lo que ves en la sección de “Últimas noticias”, ¿cómo hay que comportarse? Veamos un par de ejemplos para entender qué hacer.

¿Comentar o no comentar? El like es la cuestión

Hace poco causó sensación un artículo de Wired, en el que el autor adoptó la técnica de darle al like compulsivamente durante 48 horas a todo lo que se le ponía por delante. El objetivo era recompensar el trabajo del “robot de Facebook” (ergo, algoritmo), que se supone que elige temas que te pueden gustar. Lo que estaba haciendo, por decirlo así, era decirle: “¡qué bien has elegido, me gusta!”.

Así que Mat Honan empezó a darle al “me gusta” a todo lo que veía en “Últimas noticias”, incluso a las cosas que no le gustaban nada. Cada vez que le daba al “me gusta” en un artículo, le aparecían otros cuatro por debajo, a los que también les daba al “me gusta”.

El resultado del experimento fue una invasión de noticias de páginas de Facebook en detrimento de publicaciones y actualizaciones de estado de amigos. Pero es que sus contactos también se vieron invadidos en su sección de “Últimas noticias” por los “me gusta” de Mat.

Los “Me gusta” de Mat Honan. Fuente Wired

Lo que podemos deducir de esta historia es que Facebook aprende rápidamente lo que te gusta y te lo mostrará cada vez más: si Honan le daba al “me gusta” a un artículo y a los otros cuatro que le aparecían a su vez, es obvio que el porcentaje de “me gusta” realizados a artículos respecto a las publicaciones de amigos era mucho mayor, por eso el algoritmo se los proponía cada vez más.

Lo sorprendente fue que sus contactos se vieran invadidos en su muro por artículos a los que él había dado a “me gusta”. La lección es probablemente que cuanto más activo seas en Facebook, más se mostrará tu actividad a tus contactos.

Pero un robot no es capaz de captar los matices de significado como podría hacerlo un humano. Eso es lo que nos enseña la historia de Elan Morgan, a quien Facebook empezó a mostrar animales maltratados tras ver que le daba al “me gusta” a vídeos de animales, aunque fueran tiernas grabaciones.

Por eso, Elan dejó de dar al “me gusta”. Para combatir su consiguiente invisibilidad en la red social, empezó a utilizar palabras, en vez de los “me gusta”: cada vez que veía algo para compartir, dejaba un comentario en lugar de un simple “me gusta”.

El resultado fue que obtuvo “un feed más coloquial, interactivo y más humano”. Una vez que dejó de darle solo al “me gusta” y empezó a sustituirlos por comentarios, Facebook le empezó a gustar mucho más.

Las interaciones sociales tienen consecuencias, para bien y para mal

Lo que haces en Facebook determina las historias que aparecerán en tu sección de “Últimas noticias” o página principal. La red social registra todas las acciones, y en Palo Alto han dejado claro su objetivo: hacer que cada vez utilices más sus servicios. Todas las actualizaciones y la finalidad de la red social se han pensado para que pases el mayor tiempo posible en la página, haciéndote interactuar con los demás.

Es muy probable que incluso las cosas que pienses que son insignificantes, como abrir un artículo, sean actividades registradas por Facebook. Si lees muchas noticias y abres muchas fotos, esta podría considerarse una experiencia positiva por ti, que probablemente te llevará a volver más a menudo a la página. Y, por tanto, es muy plausible que la red social quiera registrarla.

Por tanto, hasta un simple clic puede influir en tu sección de “Últimas noticias”. Facebook te puede estar haciendo ver noticias, artículos y actualizaciones basados en tus gustos, aunque tú no seas perfectamente consciente.

Personaliza tu experiencia

Aparte de las interacciones, existen muchas formas de personalizar tu experiencia. Crear listas de amigos según a quiénes quieres ver o a quiénes no, por ejemplo, es una muy buena forma de filtrar las actualizaciones de tus contactos.

Modificar la configuración de Facebook y marcar una publicación es otra forma eficaz de dirle a la red social lo que quieres y lo que no quieres ver. En el artículo enlazado lo explicamos claramente.

El consejo que te puedo dar es que pienses bien lo que haces en la red social, visto que todo tiene consecuencias. Y, al fin y al cabo, puedes acabar descubriendo cosas que no sabías que te gustaban tanto.

Puedes leer también cómo ver solo lo que te interesa en las noticias de Facebook

Artículo traducido del italiano. Sigue a Daniel Barranger en Twitter

Cargando comentarios

Últimos artículos