Los peligros de las pantallas para los más pequeños

Todos los que tengamos niños en casa, ya sean hijos, sobrinos, hermanos pequeños… sabemos lo complicado que resulta mantenerles apartados de tabletas y smartphones. Es lógico ya que entre juegos, vídeos, apps, música… son muchas las “tentaciones” que estos dispositivos presentan. Pero, del mismo modo, son muchos también los peligros si el uso no es el adecuado.

Y es que la irrupción de las nuevas tecnologías en el ámbito familiar ha revolucionado la forma en que los niños perciben el mundo. Donde antes había juguetes, muñecos y libros, ahora hay tabletas y móviles con pantallas interactivas que estimulan en exceso a los niños.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 67% de los menores de entre 10 y 15 años tenía en 2015 un teléfono móvil. En el caso de los niños de 10 años el porcentaje era nada menos que del 29,7%.

Junto a estos datos, y según un estudio elaborado por la Universidad de Londres publicado en abril de 2017, los niños de entre 6 meses y 3 años cada vez pierden más tiempo de sueño por usar el móvil. Concretamente, por cada hora de uso, los niños pierden de media 26 minutos de sueño nocturno, de los cuales diez minutos lo recuperan en siestas durante el día.

Del mismo modo, el Plan General de Educación para la Salud Visual Digital 2015-2020 señala que los niños menores de 2 años deben estar completamente apartados de tables y smartphones,  ya que sus ojos no están aún preparados y la luz les hará daño inevitablemente.

Celia Sanchez-Ramos, autora de este Plan, hace una comparación muy contundente: dejarles delante de la pantalla con esa edad es como llevarles a la playa y exponerles al sol sin crema protectora.

Las pantallas de estos dispositivos emiten cinco veces más luz de onda corta que otro tipo de pantallas, y pasar un tiempo prolongado delante de ellas puede provocar daños en la retina de los niños, ya que su cristalino está aún en desarrollo y no filtra esta luz de un modo eficiente.  

USO RECOMENDADO A DIARIO SEGÚN LA EDAD

  • Antes de los dos años: Pantallas prohibidas.
  • De 2 a 5 años: Media hora para los pequeños y algo menos de una hora para los más mayores.
  • De 7 a 12 años: Una hora, a ser posible con los padres delante. Evitar las tabletas durante las comidas y nada de redes sociales.
  • De 12 a 15 años: Una hora y media. Con especial atención a las redes sociales y al uso de Internet.
  • A partir de 16 años: Dos horas y media como máximo.

Además, en Softonic hemos elaborado una infografía con 10 consejos para mantener seguros a los niños mientras utilizan un iPad. Además de seguir estos pasos, el uso moderado y controlado por parte de los padres resulta fundamental.

Cargando comentarios