Publicidad

Artículo

¿Necesita Meta un nuevo CEO?

María López

Publicado

No cabe duda que Mark Zuckerberg es uno de los hombres más poderosos de todo Internet. Sin embargo, eso no libra al CEO de Meta de meter la pata de vez en cuando. Su actual aventura con el Metaverso puede que le esté trayendo más disgustos que alegrías.

Facebook DESCARGAR
8

El dueño de Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger ha conseguido llevar a los suyos a lo más alto, de eso no cabe duda. Sin embargo, su idea del Metaverso no está cuajando de la forma en la que el quisiera. Si echamos un ojo al precio de las acciones de la compañía, vemos que estas han caído un 70% en tan solo el último año.

¿Necesita Meta un nuevo CEO?

No vamos a echarle toda la culpa al Metaverso, eso está claro. Otro de los factores que han sido decisivos en su descenso son los cambios de privacidad que introdujo Apple en iOS 15.2, el App Tracking Transparency. Al igual que el resto de redes sociales, Facebook resulta rentable gracias a la publicidad. Debido a la nueva función de seguridad, muchos usuarios de iOS han optado por no dejar que Facebook rastree sus datos. En consecuencia, este “simple” cambio se estima que costará a Facebook unos 12.800 millones de dólares.

Sin ir más lejos, el pasado mes de octubre Meta dio la señal de alarma al desplomarse sus acciones un 24,5%. En aquel momento, estas llegaron a cerrar a 97,94 dólares, el precio más bajo que han tenido desde 2016. Por supuesto, las consecuencias de dicho escalabro no han tardado en llegar.

El pasado miércoles 9 de noviembre, Zuckerberg hizo pública la noticia: 11.000 empleados de Meta serían despedidos de la compañía. Visto en conjunto, esta cifra representa al 13% del total de empleados de la compañía. De hecho, el propio Zuckerberg asumió su parte de culpa en todo el asunto: “acepto la responsabilidad por tomar estas decisiones y por haber llegada hasta este punto”, afirmó en la web oficial. A raíz de toda la situación, la pregunta ha empezado a surgir con más fuerza: ¿es hora de que Zuckerberg abandone el barco?

De inadaptado a propietario de un imperio

Nadie puede negar las hazañas conseguidas por Mark Zuckerberg a lo largo de su historia como desarrollador. Mucho ha llovido desde aquel primigenio Facesmash, el cual servía para puntuar el físico de otros estudiantes de Harvard. El éxito de la red fue tal que le llevó a crear The Facebook, el cual con el tiempo desembocaría en la plataforma que conocemos hoy en día.

Sin embargo, es innegable que compañía no ha vuelto a ser la que era. El 11 de octubre tuvo lugar el Meta Connect, una conferencia realizada en el metaverso Horizon World de Meta. La finalidad de la misma era enseñar todos los avances que habían sido capaces de lograr respecto al metaverso. Ahora más que nunca había que demostrar que todo el esfuerzo y dinero invertido tenía un propósito, un sentido a largo plazo. No obstante, a lo que más bombo se le dio fue a que nuestros avatares ahora tenían piernas. Para más inri, luego supimos que esta “novedad” era mentira y que soló se mostró para ver “lo que estaba por venir”.

La mala fama de Facebook

Más allá del fracaso económico, la existencia de Facebook está siendo más cuestionada que nunca. Lo que en su inicio servía para conectar a las personas a través de la red, también ha logrado corromper a la sociedad. Facebook ha sido un agente estimulador de comportamientos tóxicos y ha llevado la desconfianza de los usuarios a niveles extremos.

Uno de sus episodios más lamentables fue el escándalo de Cambridge Analytica. Esta consulta británica se dedicó a recopilar millones de datos de usuarios de Facebook para utilizarlos en campañas políticas. Entre algunas de sus acusaciones estuvo la de promover el Brexit entre los británicos. Y ahí es nada.

El presente, la asignatura pendiente de Meta

Tras sucesivos escándalos, parece que Meta no acaba de encontrar el rumbo adecuado. Quizás uno de sus mayores problemas radique en preocuparse demasiado en el futuro sin tener en cuenta su presente. La obsesión del CEO por controlar cada aspecto de nuestra vida digital puede que le esté costando más de lo que quiera admitir. ¿Será este el momento idóneo de dejar paso a sangre nueva?

También te puede interesar