Publicidad

La cara B de la llegada del Nokia Lumia 1020: el ocaso de Symbian

La cara B de la llegada del Nokia Lumia 1020: el ocaso de Symbian

En Nokia se visten de gala para anunciar su nuevo buque insignia, el Nokia Lumia 1020 que llega al mercado para convertirse en el teléfono con, posiblemente, la mejor cámara del mercado. Pero a pesar del ambiente de fiesta, es inevitable hacerse una pregunta con cierto sabor amargo. ¿Qué hay de Symbian?

La compañía finlandesa dio una última oportunidad al sistema operativo con el Pureview 808, el que hasta hoy había sido el único terminal en llegar a los 41 megapíxeles (en el sensor). No obstante, viendo como Google y Apple se comían el mercado con Android y iOS, decidieron dar el adiós definitivo a Symbian, un sistema operativo que para muchos todavía podía dar mucha guerra.

Los motivos del abandono

Un error de base: algunas de las personas involucradas en el desarrollo de Symbian están de acuerdo en que la mayor baza de Symbian era también su gran debilidad. Christopher Reiss, que trabajó en el desarrollo de la plataforma, comenta que los desarrolladores del sistema operativo se obsesionaron en crear un sistema eficiente y rápido y después, en una segunda fase, le pusieron encima la interfaz gráfica que buenamente pudieron. Esta forma de funcionar, que contrasta con la de otras compañías (Apple entregando las riendas a Jony Ive, un diseñador, para que imagine, y después los programadores lleguen a eso como puedan) hizo de Symbian un sistema eficiente pero poco atractivo para el gran público.

Nadie apostó al 100%: aunque Symbian se asocia inconscientemente a Nokia, lo cierto es que antes fue un proyecto conjunto de Nokia, Ericsson, Sony Ericsson, Matsushita y Samsung. Para la mayoría de ellos se trataba únicamente de un plan B. Incluso Nokia, que más tarde adquirió el 100% de la empresa, seguía experimentando con otros sistemas operativos como Maemo primero y MeeGo más adelante.

Competencia feroz: otras compañías fueron, simplemente, más rápidas y más contundentes. Andrei Rubaniuk, que trabajó desarrollando Symbian entre 2006 y 2008, comenta que la versión estable y sólida de Symbian llegó «18 meses tarde» respecto al primer iPhone. Para aquel entonces, ya eran muchos los que habían apostado por el terminal y el sistema operativo de Apple. La llegada de Android terminó de cavar su tumba.

¿Qué hay de Windows Phone?

Del mismo modo que Symbian se asociaba a Nokia aunque hubiera otras firmas implicadas, la compañía finlandesa es ahora la principal valedora de Windows Phone. La diferencia es que ahora es Microsoft quien está en una posición dominante. De cualquier manera, Nokia sigue ofreciendo aplicaciones exclusivas para sus Lumia y apps multiplataforma de calidad como Nokia Here Maps. Se podría decir, aunque puede ser discutible, que han firmado los mejores teléfonos Windows Phone hasta la fecha. La duda que surge es, ¿qué hubiera sucedido si hubieran dedicado tantos esfuerzos a resucitar Symbian?

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios

Publicidad