Publicidad

Noticias

Esto es lo que tienes que saber antes de ponerte con Armored Core VI: Fires of Rubicon

Armored Core VI: Fires of Rubicon es un juego que tiene algunas particularidades propias, por eso te damos algunos consejos para que sepas cómo abordarlo con éxito

Esto es lo que tienes que saber antes de ponerte con Armored Core VI: Fires of Rubicon
Álvaro Arbonés

Álvaro Arbonés

Aunque el verano no suele ser la mejor época del año para los videojuegos, este año es una honrosa excepción. A causa de los retrasos, el no querer competir contra otros grandes títulos, y las decisiones particulares de ciertos grandes estudios, tenemos un mes de agosto muy cargado de anuncios que normalmente se hubieran dado entre febrero y abril o entre septiembre y noviembre. Por eso es imposible que haya nadie que no tenga algo a lo que hincarle el diente durante las vacaciones. Incluso si lo que le emocionan son los robots gigantes.

Steam DESCARGAR

Lo nuevo de From Software, los creadores de Dark Souls y Elden Ring, es un juego de mechas. Para los no iniciados, robots gigantes tripulados. Aunque llamarlo nuevo es un poco engañoso. Armored Core es una franquicia que lleva existiendo desde la época de la primera PlayStation y es reverenciada como una de las más profundas en todo lo que respecta a la customización de estos robots gigantes. Por eso, a priori, puede parecer intimidante. ¡Pero no tiene por qué serlo! No si tienes nuestra ayuda.

Es por eso que vamos a darte cinco consejos para que no se te atragante el juego. Porque, si bien es cierto que Armored Core VI: Fires of Rubicon es un juego bastante particular y con mucha historia, no es un juego necesariamente difícil. Solo tienes que aprender a hablar su propio idioma. Y nosotros te vamos a enseñar cómo hacerlo.

El propulsor es tu mejor amigo

Llevas una máquina de varias toneladas. Encima, no tiene ruedas: tiene piernas. Eso significa que su movimiento es muy lento y muy, muy pesado. Si intentas moverte como en un shooter, moviendo la palanca izquierda y consiguiendo con eso un movimiento ágil y fluido, vas a morir constantemente. Lo primero que tienes que aprender es que si los mechas tienen propulsores en la espalda es para usarlos. Para usarlos de forma constante. ¿Qué consideramos constante? Literalmente a cada segundo de juego. Por eso te vamos a hacer un resumen de todos y cada uno de ellos.

Sólo recuerda una cosa. Todo esto consume EN (y no podrás hacerlo si no tienes EN) salvo que digamos lo contrario. La barra de EN se recarga cuando estamos en el suelo y no estamos usando ninguna habilidad que haga uso de EN.

  • Propulsor vertical (Mantener presionado el botón A/Exis): Como saltar, pero al mantenerlo, manteniéndote en el aire durante un tiempo determinado. Necesario para evitar el radio de efecto de las explosiones de los misiles, pero también para movernos por el aire y atacar cuerpo a cuerpo a enemigos aéreos.
  • Propulsor rápido (Pulsar el botón X/Cuadrado y una dirección): Haces una esquiva rápida; muy útil para esquivar golpes cuerpo a cuerpo y proyectiles.
  • Propulsor de asalto (Pulsar el stick izquierdo): Sales disparado hacia adelante. Con esto no sólo te desplazas muchísimo más rápido, sino que coges desprevenido a tus enemigos, te posicionas rápidamente y les haces mucho más daño — imprescindible si quieres liarte a espadazos (o pretendes conectar alguna vez un escopetazo).
  • Propulsión de movimiento (Pulsar el botón B/Círculo): Tu mecha activa los propulsores y se mueve con ellos en vez de con su movimiento mecánico. Te mueves significativamente más rápido y no cuesta EN. Activa siempre la propulsión de movimiento para moverte por el escenario, pero también para mantenerte móvil en combate mientras recargas la barra de EN. No quieres tener que esquivar balas con un robot que se mueve con la velocidad que le permiten sus piernas.

No te saltes los tutoriales

Es probable que creas que ya has jugado a suficientes videojuegos de acción en tu vida como para que ya no necesitar ningún tutorial nunca más. Bien: te equivocas. Salvo que seas un veterano de la saga, necesitas los tutoriales porque Armored Core es un juego que se maneja en sus propios términos. Su sistema de personalización es bastante complejo, y si a eso sumamos un sistema mecánico no menos complejo, aprenderlo requiere una cantidad de tiempo más que razonable.

A fin de cuentas, no es sólo aprender las particularidades de que cada extremidad controla un arma o los diferentes tipos de propulsión. Es también entender los diferentes tipos de configuraciones, armas, radares y cabezas. Incluso el hecho de que este es un juego donde el movimiento es 100% en 3D. Si no aprendes a volar y controlar la cantidad de EN que te queda, no pretendas conseguir ninguna medalla de platino. Mucho menos derrotar a ningún boss. Por eso, no te saltes los tutoriales — no digas que no te hemos avisado.

Steam DESCARGAR

Las piernas de tu mecha importan

Entendemos que en otros juegos las piernas no son algo que tengas siquiera en cuenta, pero, en serio, no estamos de broma: las piernas son importantes en Armored Core. Tanto que tu mecha va a cambiar completamente su estilo de juego según el tipo de piernas que le coloques. Los bípedos son todoterrenos, pudiendo hacer un poco de todo sin llegar a ser excelentes en nada en particular. Los de extremidades invertidas son excelentes para cambiar rápidamente entre combate de suelo y aéreo, resultando sobresalientes a la hora de convertirse en objetivos muy difíciles para los rivales que busquen atacar a distancia. Los tetrápodos te permiten flotar por largos periodos de tiempo, convirtiéndose en miniestaciones de batalla. Y los de tanque te permiten llevar muchísima más carga y un equipo más pesado, haciéndolos fortalezas andantes de poder cataclísmico.

¿Cuáles son las mejores piernas? Depende lo que requiera la misión y tu estilo de juego. Ante la duda, un mecha bípedo siempre hará su trabajo con gracia. Pero un mecha especializado bien configurado podrá resolver con extrema facilidad aquello que un bípedo puede tener que sudar para conseguir.

Guarda tus configuraciones

Armored Core es un juego que, desde sus orígenes, se ha basado en pasarte más tiempo diseñando mechas que utilizándolos en combate. Está bien. Es parte de la gracia. Por eso, por favor: guarda cada diseño de mecha que hagas. Tienes 100 espacios de guardado. No te vas a quedar sin espacio. Guarda toda configuración de mecha que te haya ayudado para superar una misión particular, porque, con casi total seguridad, te servirá en algún momento futuro. De eso trata el juego. De cambiar constantemente de mecha y configuración del mismo. No tengas miedo de cambiar. La gracia de este juego es ir cambiando tu mecha para que se adapte a cada tipo de misión. Lo de encariñarte de una build y no cambiarla jamás se lo dejamos a los juegos de otras compañías que no son From Software.

El fijado automático es lo que te mantiene con vida

Esto puede sonar como un sacrilegio para cualquiera que no sea un veterano de la franquicia —para los veteranos no porque, bueno: están acostumbrados a entregas donde el apuntado manual ni siquiera existe como tal—, pero vas a tener que dejar tu orgullo gamer a un lado. El fijado automático te va a salvar la vida prácticamente en todas las situaciones.

Puedes no usarlo. Entendemos que si vienes de los Souls o de Elden Ring, y has dedicado muchas horas, te has acostumbrado ya a no usarlo, pero Armored Core es una bestia diferente. El control manual es mucho más delicado y complejo, muy dependiente de las piezas particulares de tu mecha. Por eso, aprovecha el fijado automático que puedes usar haciendo click con el stick derecho. Ya tendrás tiempo de cambiar al fijado manual cuando te acostumbres a las maravillas de este juego tan fascinante.

Steam DESCARGAR

Algunos de los enlaces añadidos en el artículo forman parte de campañas de afiliación y pueden representar beneficios para Softonic.

Álvaro Arbonés

Álvaro Arbonés

Periodista cultural y escritor con especial interés en lo audiovisual y todo lo que se pueda jugar. No he venido a hablar de mis libros, pero siempre puedes preguntarme por ellos si tienes curiosidad.

Lo último de Álvaro Arbonés

Directrices editoriales