Crea una imagen de cabecera personalizada para Twitter

Crea una imagen de cabecera personalizada para Twitter

Hace ya un par de meses que Twitter lanzó un nuevo diseño para las páginas de perfil de sus usuarios, pero todavía vemos mucha gente – entre la que me incluyo – que no se ha actualizado. Las razones pueden ser varias: les gusta el perfil antiguo tal y como está, les da pereza ponerse a diseñar imágenes o simplemente, como la  mayoría usamos Twitter en una aplicación (ya sea de ordenador o de móvil), no le prestamos tanta atención al diseño del perfil de usuario.

Pero ha llegado el momento de dejar de poner excusas y actualizarse de una vez. A continuación te explicamos cómo actualizar tu perfil de Twitter con una bonita imagen de cabecera personalizada en unos pocos pasos. Ah, y no te preocupes si no eres muy hábil con esto de la edición de imagen – es más fácil de lo que parece.

1. Hay que tomar medidas

El primer paso es elegir la imagen que queremos usar de cabecera. Para ello, es importante saber las medidas que debe tener, que son 1.252 píxeles de ancho por 626 píxeles de alto de acuerdo con las recomendaciones de Twitter. Ahora no queda más que escoger la imagen y abrirla en nuestro editor de imagen favorito.

Editando en Adobe Photoshop Elements

2. Recortando que es gerundio

Todos los editores gráficos de calidad cuentan con la posibilidad de ajustar la herramienta de selección a unas medidas fijas, de forma que puedes recortar la imagen elegida justo al tamaño recomendado por Twitter. Así conseguirás que quede lo mejor posible en tu perfil.

Ten en cuenta un punto clave: tu avatar y tu biografía de Twitter irán encima de esta imagen y la taparán parcialmente. Por ello, es importante tener en cuenta varias cosas:

  • Mejor usar diseños abstractos de estructura sencilla, que permitan leer tu biografía sin distracciones.
  • Si prefieres imágenes de algo concreto, elige aquellas en las que el centro de atención esté a un lado para no interferir con tu biografía o tu avatar. Si tu biografía no es muy larga, también puedes aprovechar la parte inferior de la imagen.
  • Recuerda que el texto de la biografía se muestra en blanco y este color no se puede cambiar; usa imágenes de tonos oscuros o no se podrá leer nada.

3. La hora de la verdad

Una vez tienes la imagen, es el momento de subirla a tu perfil de Twitter. Para ello haz clic en el botón “Editar tu perfil” de la esquina superior derecha, y luego pulsa “Cambiar encabezado”.

Busca la imagen en tu disco duro y súbela. Twitter te mostrará una previsualización para que veas cómo queda antes de guardar definitivamente los cambios. Así te puedes asegurar de que el avatar encaja bien con la imagen de cabecera, y de que la biografía se lee sin problemas. También puedes usar la barra inferior para terminar de ajustar la imagen a la plantilla del perfil. Cuando te guste el resultado, haz clic en “Guardar”.

Ahora sólo falta un pequeño detalle: cambiar la imagen de fondo de tu perfil para que quede perfecta con tu nueva cabecera. Ve a “Diseño” (dentro del menú de configuración de tu perfil) y elige la opción que prefieras: un tema predeterminado de los que vienen en Twitter (con lo que modificarás también el color de fondo y el color de los enlaces) o una imagen de fondo en la sección “Personaliza el tuyo”.

También tienes la posibilidad de no poner ninguna imagen (eligiendo “Eliminar” en el menú desplegable) y dejar de fondo un color liso. De esta forma harás que tu imagen de cabecera destaque aún más.

Como ves, tener una cabecera personalizada en Twitter es muy fácil y el resultado es muy atractivo. ¿Te animas a hacer la tuya?

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios