Cómo saber reconocer una foto falsa

Cómo saber reconocer una foto falsa

¿Alguna vez te has preguntado si una foto es falsa? Seguro que la respuesta es afirmativa, ya que los bulos o fakes cada vez circulan con más velocidad por Internet. Ocurre un suceso, sale la instantánea en cuestión y… ¡sorpresa! Resulta que la fotografía no es auténtica: bien se trata de una modificación realizada o directamente es una captura antigua que se está haciendo pasar por una actual.

Con este telón de fondo tras de sí, te vamos a enseñar a una cosa: cómo saber reconocer si una foto es falsa o no. ¿Te apuntas? Aquí van tres consejos esenciales para llevar a cabo este cometido.

Google Imágenes, nuestro pastor

Aunque no lo creas, Google Imágenes es la primera herramienta que tenemos para reconocer si una foto es falsa o no. ¿Cómo? Pues a través de sus herramientas para conocer el periodo de publicación de la misma.

Por ejemplo, imagínate que hay un incendio de un bosque y sale la clásica (por desgracia) foto de un paisaje calcinado. ¿Quién te dice que esa foto no pertenece a un incendio anterior? Para saber esto sólo tenemos que descargar la foto y subirla a Google Imágenes. Cuando el buscador nos devuelva los resultados, pulsamos en “Herramientas” y “Fecha”. Listo. Si las búsquedas resultantes pertenecen todas al periodo comprendido a cuando ocurrió el incendio, la foto es original. Ahora bien, si aparecen resultados de hace un año, cuando el incendio sucedió hace unos días, ya te adelantamos que es fake…

Los metadatos

Toda fotografía lleva metadatos. Siempre, repetimos. En cuanto disparamos con nuestra cámara digital o móvil, la información se asocia a la instantánea para un posterior análisis: cámara con la que ha sido tirada, información técnica, hora, fecha y un largo etcétera de características.

Para acceder a los metadatos de una imagen sólo es necesario pulsar click derecho sobre la misma e ir a “Propiedades” y posteriormente a “Detalles”. ¿Problema? Pues que redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter se encargan de eliminar todos los metadatos en cuanto la captura llega a sus servidores.

Por suerte, no siempre es así con todos los servicios, y por ejemplo en redes como WhatsApp o los principales medios de comunicación, los metadatos están disponibles para ser consultados. Conocerlos te puede ayudar a reconocer si una foto es falsa o no.

Amplía la resolución

Nuestro último consejo puede parecer baladí, ya que aquí entra en juego el ojo humano y no la máquina, pero es necesario: fíjate bien en los píxeles de una fotografía al ampliar la resolución de la misma.

Si abres una captura en Photoshop y Paint y observas que hay píxeles que no son iguales que el resto, quizás estás ante una foto que ha sido modificada. Al fin y al cabo, si por algo se caracterizan los fakes es porque en ellos la densidad por píxel se modifica con una facilidad pasmosa.

Esperamos que esta pequeña guía te haya servido de ayuda y puedas navegar un poco más seguro (o mejor dicho, no te la cuelen con fotografías falsas).

Cargando comentarios