Trucos y Consejos

Cómo lidiar con los trolls en redes sociales

La llegada de los foros a Internet provocó el origen de una de las figuras más populares hasta la fecha: los trolls. No hablamos de esos seres verdes gigantes que suelen aparecer en los libros de fantasía, sino de esas personas cuyo único interés es crear polémica, azuzar y poner todo patas arriba. Si alguna vez te ha tocado sufrir uno y no has sabido qué hacer, te enseñamos a cómo lidiar con los trolls en redes sociales.

Twitter
Accede
9

Tu vida e ideas en 280 caracteres

No hacer caso

El primer consejo es el más simple: “Don’t Feed The Troll” (No alimentes al troll). Esta frase viene a decir que la mejor manera de lidiar con el troll es no lidiando con él, aunque suene contradictorio. De esta manera, cuando venga alguien a insultarte, importunarte, cargar contra ti por una opinión, etc., no dudes en pasar de él. Si le contestas estarás entrando en su juego, en la espiral que él mismo busca y desea. Déjalo que ladre hasta que se aburra. Y si no se aburre, hazlo tú.

Silencia

Es el segundo paso que debes tomar si estás harto de leer mensajes contra ti: silencia esas cuentas. Tu paciencia tiene un límite, igual que la de todos, así que puede llegar un momento donde quieras quitarte de en medio a todos los trolls. La gran mayoría de redes sociales, sobre todo aquellas donde los trolls abundan (Twitter y Facebook), tienen un botón para silenciar. Para nosotros, la mejor recomendación de todas las que te vamos a poner en este artículo: el troll pensará que lo estás leyendo, pero en tu perfil no aparecerá nada. La indiferencia hecha botón.

Bloquear

El tercer paso, si no quieres silenciar, es bloquear. Una vez lo hagas, ese usuario no podrá ponerse en contacto contigo. De igual manera, tampoco podrá leer nada de lo que tú escribes y tu perfil quedará restringido para él. Esta última característica es la gran diferencia entre “bloquear” y “silenciar”. Eso sí, debemos advertirte de una cosa: si ese troll cierra sesión o entra en tu perfil desde otra cuenta o navegador, tus tuits o mensajes volverán a estar disponibles. Tras la llegada del botón “Silenciar”, es una opción que ha perdido mucha fuerza.

Reportar

La última y definitiva: reportar. Si ese usuario insiste una y otra vez, y ni con silenciar o bloquear te lo puedes quitar de en medio, pulsa el botón de “Reportar”. El servicio de esa página web estudiará el caso y dictaminará si se están cometiendo faltas o infracciones respecto a las bases del propio portal.

Sobra decir que todas estas acciones se realizan dentro de cada una de las plataformas. Si ves que ese troll está ya accediendo a un plano personal, es decir, entrometiéndose en tu vida privada, buscando dónde vives o trabajas, o incluso publicando fotos tuyas sin consentimiento, no dudes en acercarte a la principal comisaría de Policía que conozcas. Eso ya no es un troll: es una persona que está cometiendo acoso. Y eso está penado por la ley.

Twitter
Accede
9

Tu vida e ideas en 280 caracteres

  • Enlace Copiado!
Cargando comentarios