Cómo cifrar tu disco duro para que tus archivos estén seguros

Las amenazas de seguridad informática son el pan nuestro de cada día, por eso es importante estar protegido para poder evitarlas. Nuestros dispositivos son un tesoro para toda esta gente dispuesta a robarnos datos y archivos sin compasión y que utiliza todos los trucos posibles para hackearnos los PCs y portátiles.

Es por esto que la mayoría de expertos en seguridad coinciden en que la encriptación o cifrado de datos es un paso básico que todo el mundo debe hacer. El cifrado mejora la protección al almacenar los datos en un sistema imposible de leer a menos que se conozca el código de seguridad.

Si bien tu PC no va a encriptar los archivos del disco duro de forma automática, disponemos de varias opciones de encriptación. Estas incluyen encriptar todo tu disco duro, solo ciertos archivos y carpetas o incluso encriptar la BIOS para que nadie puede acceder a tu sistema operativo. Cada método tiene sus pros y sus contras, por lo que vamos a echarles un vistazo en más detalle.

Encriptación: cómo proteger tus archivos

1. Cifrado de todo el disco duro

Encriptar todo tu disco duro es la manera más efectiva de proteger tus datos. Esto los protege del error humano y significa, por ejemplo, que no será posible olvidarse de encriptar ciertos datos. Otros beneficios incluyen el hecho de que incluso el movimiento de archivos temporales (que potencialmente contienen datos importantes y confidenciales) se cifrará, y no hay nada de qué preocuparse en caso de que pierda el dispositivo.

Eso sí, encriptar todo tu disco duro tiene una desventaja: afecta negativamente al rendimiento de tu PC. Cuando todos los archivos, incluidos lo del sistema operativo, están encriptados, cada vez que se usan deberán encriptarse y desencriptarse. Esto requiere de tiempo y puede provocar ralentizaciones. De todas formas, los procesadores son cada vez más avanzados, por lo que este problema se ha minimizado bastante; de todas formas es algo a tener en cuenta.

Programas que debes usar
Microsoft Windows BitLocker y macOS FileVault son dos programas de encriptación muy comunes

Los usuarios de Windows 10 y Mac OS X pueden usar, respectivamente, Bitlocker y FileVault, herramientas que incluyen los propios sistemas operativos. El problema de BitLocker es que requiere de Windows 10 Professional, que tiene un coste de 99 euros si el PC solo cuenta con la edición Home. Si crees que es demasiado CARA prueba VeraCrypt, una excelente opción en código abierto.

2. Cifrado de archivos o carpetas concretas

Otra opción es encriptar únicamente ciertos archivos y no el sistema operativo. Esto apEnas afectará el rendimiento de tu PC pero requerirá de una mayor atención por tu parte y puede llevar a que se te pasen por alto ciertos ARCHIVOS importantes. Hay varias formas de realizar este tipo de encriptado:

  • Microsoft Office te de la opción tanto de encriptar tus archivos como de protegerlos a través de un password. Cuanto más nuevas es la versión de Office que uses mayor será el grado de cifrado.
  • Puedes encriptar archivos y carpetas en Windows usando el sistema de cifrado de archivos de la propia plataforma. Para ello simplemente haz clic derecho en el archivo o carpeta que quieras, a continuación haz clic en Propiedades y luego en Opciones Avanzadas.

  • En Mac puedes usar Disk Utility para encriptar archivos o carpetas de forma sencilla

3. Protege el BIOS con una contraseña

Otra opción es bloquear el disco duro usando un password en el BIOS (el sistema básico de tu PC). El BIOS te permite controlar el hardware de tu ordenador con una configuración específica e incluso es lo que ejecuta el sistema operativo. Si seleccionas una contraseña significa que el disco duro permanecerá bloqueado incluso si es extraído del PC e introducido en otro, a menos que se sepa el código de desbloqueo. El valor añadido de este tipo de cifrado es que no afecta en absoluto al rendimiento de tu máquina, pero el password deberá introducirse cada vez que se encienda.

Hasta aquí tres maneras de encriptar tus archivos y datos. ¿Conoce más métodos? Háznoslos saber en los comentarios.

Fuente: how to geek, lifewire, infopackets, be encrypted y tom’s guide

Cargando comentarios