Saints Row sube un peldaño en locura

The Third es desde este momento el sandbox más loco, frenético y surrealista visto hasta la fecha. Y eso que aún no ha salido a la venta

De siempre a Saints Row se le ha considerado el primo lejano (y muy feo) de Grand Theft Auto. Tremendamente infravalorado, esta saga se ha crecido ante la adversidad para terminar potenciando lo que sabe hacer bien y que es lo que a diferencia de la competencia: una brutal violencia, surrealista, cómica y sin sentido. Saints Row es un “todo vale” donde no parece haber límites según lo que ya se ha visto de la próxima tercera entrega. El nuevo Saints Row se apellida The Third y aún siendo igual a lo visto en otros sandbox lo que jugaremos no tiene nada que ver con nada que hayas visto antes.

http://www.youtube.com/watch?v=D4FvvL2lZUs

Los sandbox más locos que recuerdo en este momento son Crackdown y Just Cause 2. Una orgía de explosiones, saltos imposibles, vuelos tontos, disparos mil y muertes a centenas. A pesar de su contenido vacío, estos juegos eran diversión sin concesiones y ahí residía su poder. A Saints Row le pasa lo mismo pero con un marco de violencia callejera a pie de calle.

The Third sigue el patrón de anteriores Saints Row (juego abierto, misiones principales y secundarias, mejora de personaje, armas cada vez más locas, etc.) pero con la diferencia que esta vez todo ya lo tenemos desde un inicio. No tendrás que conseguir que tu personaje se haga más poderoso para lograr convertirte en el líder de los Saint ¡porque ya lo eres! Eso quiere decir que desde el principio todo el juego estará disponible para ti, todas las armas, todas las tiendas, todos los personajes y toda la ciudad a tu alcance. Lo que no quiere decir que tengas el poder de todas las bandas a las que deberás conquistar y/o destruir.

Saints Row 2 tenía innumerables fallos que iban desde una IA deficiente, un control de los automóviles mejorable, y unos gráficos que en su momento ya estaban totalmente desfasados. Pero era divertido. En Saints Row The Third lo que se ha intentado conseguir es poner al día todo el apartado técnico del juego, sin perder esa diversión. Es decir, veremos un juego con un buen motor gráfico y un control a la altura de lo que se espera.

Sí, así de
Sí, así de “potente” es el editor de personajes…

Según los desarrolladores el control de los autos es de lo que más satisfechos están. Será un juego tremendamente controlable en este punto incluso con los coches más rápidos. Habrá de todo tipo, desde los coches más normales pasando por deportivos hiperveloces o monturas locas tuneadas con grandes cabezones que fuman y escupen lanzallamas. Si eso no te basta, una furgoneta cargada con un cañón que dispara transeúntes que ha aspirado previamente debería ser suficiente, ¿no? Y entre tanto coche no pueden faltar aviones, como el VTOL, un caza que además de volar, disparar láser o misiles teledirigidos, puede flotar en el aire.

El protagonista será totalmente configurable, como siempre al estilo Saints Row, lo que significa un millón de posibilidades que irán desde crear la belleza más perfecta hasta el monstruo más horrendo. Pero aún más, habrá infinidad de tiendas en la ciudad que las que podremos comprar desde ropa de todo tipo y disfraces hasta armas de lo más bestias como bates de béisbol al estilo dildo o marcadores para lanzar ataques aéreos.

The Third será el Saints Row más bestia, no hay duda, pero también el juego que se ha desarrollado de manera más seria con tal de poder plantar cara a GTA o similares. Además, ha acertado de lleno en el momento para publicarse, será en octubre, sin ningún Grand Theft Auto, L.A. Noire o Red Dead Redemption cerca en el tiempo. Bueno, estará Arkham City, que también tendrá un cierto grado de libertad, pero el público al que va dirigido es diferente. Seguro que Saints Row The Third seguirá sin convencer a la mayoría, pero eso no quiere decir que no pueda ser el mejor de toda la franquicia. Visto lo que se ha visto hasta ahora, todo parece indicar que así será.

¿Es esto un...? ¡Pues sí, lo és!
¿Es esto un…? ¡Pues sí, lo és!
Cargando comentarios