El ladrón más sigiloso ahora en HD

Sony reedita una trilogía clásica, sin apenas novedades jugables, pero sí con un lavado de cara que la acerca al público de PS3 que no ha disfrutado de demasiados juegos de plataformas en su consola

Si bien no es tan conocida como otras sagas de Sony, la franquicia Sly Raccoon caló hondo entre los aficionados que lo jugaron en PS2. Una historia divertida, un acertado mix entre las plataformas, el sigilo y la exploración, una dificultad ajustada y un buen acabado visual hicieron de esta trilogía más divertidas del género plataformero en la década del 2000. Como ya hizo con mucho acierto Sony con God of War, ahora reedita las aventuras de Sly en PS3 y en un único disco, con una remasterización en HD, que si bien no ofrece apenas novedades jugables es una gran oportunidad para volver a disfrutar de una saga tan desenfadada.

http://www.youtube.com/watch?v=I083hwEKXOc

The Sly Collection comprende los, por ahora, tres juegos de la saga Sly Raccoon, o lo que es lo mismo, de unas 20 a 25 horas de juego, lo que no está nada mal. Así, de buenas a primeras pensé que esta trilogía se podría haber vendido en formato de descarga digital, pero viendo que cada aventura tiene una longitud considerable, comprendo que el juego se venda en formato Blu-ray y al precio que lo hace -40 euros por 3 juegos. El género de las plataformas no tiene demasiados exponentes hoy en día en PS3, por lo que reeditar una saga conocida tal como lo ha hecho Sony, siempre es una buena noticia.

No nos engañemos. Si ya jugaste a los Sly Raccoon de PS2 apenas te vas a llevar sorpresas con esta recopilación, más allá de un lavado de cara necesario. Sly se mueve igual, y hará exactamente lo mismo que hacía en los juegos de PS2. Aún así, hay títulos, como los que nos ocupan, que son muy rejugables.

Los tres juegos de Sly Raccoon se pueden enmarcar dentro del genéro de plataformas, pero a diferencia de otros títulos de estructura mucho más lineal y encorsetada, los que nos ocupan tiene mucha miga. Prueba de ello ya son las tres fases introductorias de sendas aventuras, un compendio de lo que te vas a encontrar en todo el juego. Casi sin darme cuenta, a los pocos minutos de empezar cualquiera de las tres aventuras ya estaba saltando, trepando, escalando, deslizándome por tuberías, abriendo cajas fuertes o esquivando disparos de los enemigos, el día a día del ladrón Sly Cooper, vaya.

Actuar con sigilo es imprescindible

Actuar con sigilo es imprescindible

Aunque buena parte de los juegos de Sly Raccoon te la pasas desplazándote y librándote de enemigos, habituales son las dosis de exploración y sigilo. Sobre la exploración es la que me ha dado mayores dolores de cabeza para superar ciertos niveles. Hay fases en las que necesitas encontrar determinados objetos, y hasta que no lo haces no puedes avanzar. Pasar por alto cualquier detalle te hará a menudo recorrer de nuevo todo el mapa hasta dar con ese objeto que no te permite abrir una puerta.

Respecto al sigilo, es algo no tan habitual en el género, y puede que fuese una de las razones del éxito de la trilogía original. Aunque esta característica no tiene la complejidad de un juego de acción como MGS, donde hay botones específicos para agacharse o liquidar a un enemigo sin ser detectado, funciona lo bastante bien como para ser uno de los grandes aciertos de Sly Raccoon. Recuerda que el mapache protagonista es un ladrón de guante blanco, así que será habitual tener que sortear guardias con linterna o rayos láser que fácilmente chamuscarían al bueno de Sly.

Lo que en otro juego sería una opción más, en la saga Sly Raccoon el sigilo es una necesidad. No se parte de vidas infinitas, precisamente, sino que el personaje dispone de una vida muy limitada, por lo que evitar los enemigos y los obstáculos dañinos a toda costa se hace imprescindible. Junto a la ya comentada exploración, el querer precipitarse y usar mal el sigilo es lo que dificulta más la aventura.

¡Sí! ¡Una cámara  manual que funciona!

¡Sí! ¡Una cámara manual que funciona!

El control del personaje en The Sly Collection es exquisito. Tanto una cámara manual que gira como debe –puede que un tanto bruscamente, eso sí-, como las combinaciones de botones hacen que no exista el clásico problema de tantos juegos de acción en 3D, donde por momentos se pierde la orientación del personaje. Tampoco he notado problemas con el salto o el ataque. Así, las tres partes de Sly Raccoon conservan el buen control de los juegos originales.

Sobre los niveles cabe decir que son extensos, de temática variada –un ladrón como Sly se mueve por todo el globo- y que en términos plataformeros se agradece la abundante cantidad de obstáculos, puertas, lugares escalables, objetos recolectables y otros elementos propios del género, que nos aseguran unas fases satisfactorias.

Gráficamente, los juegos de la saga Sly Raccoon eran bastante vistosos en su época (2002 a 2005). Ahora, aunque ha pasado una generación de consolas, gracias al lavado de cara en HD lucen bastante aparentes en PS3, y es que tampoco hacen faltan grandes alardes técnicos en un género, como las plataformas en 3D, donde la jugabilidad es clave, y en eso The Sly Collection cumple con nota. Además, me siguen pareciendo la mar de chulas las secuencias animadas en 2D donde el protagonista va explicando su historia a los jugadores

Respecto al apartado sonoro destacan unas melodías al más puro estilo James Bond o Misión Imposible y se agradece que se haya respetado el doblaje en castellano de la triología original, algo que Sony podría haber pasado por alto al tratarse de un remake y afortunadamente no ha hecho.

Dejo para el final el que es, posiblemente, el aspecto más flojo de The Sly Collection. Se trata de los minijuegos, la única novedad real de la recopilación. Se nota que Sucker Punch ha querido poner eso de “PlayStation Move. Funcionalidades” en la carátula del juego y para ello ha creado unas minipruebas de lo más básicas, que no están mal desarrolladas, pero realmente no aportan nada al desarrollo de los tres juegos de Sly y aburren a las dos partidas.

Mejor olvídate de las funcionalidades Move y disfruta de la historia

Mejor olvídate de las funcionalidades Move y disfruta de la historia

Reediciones así merecen la pena

The Sly Collection es, posiblemente, de lo mejorcito en juegos de plataformas que se puede encontrar en PS3. Exceptuando el último y muy divertido Ratchet & Clank y algún juego descargable en PSN, el género nunca ha tenido momentos de gloria en la consola de Sony, por lo que la reedición de un clásico de PS2 se agradece.

Gracias a la conversión en HD, los juegos de The Sly Collection no se ven anticuados, y como a nivel jugable y de diversión su calidad es indiscutible son una gran opción para todo aquel jugador que aún disfrute de las mecánicas más primarias de los videojuegos: correr, saltar, resolver acertijos y vencer a los malos. Te vas a divertir, no lo dudes.

Ser ladrón de guante blanco puede ser muy divertido

Ser ladrón de guante blanco puede ser muy divertido

Cargando comentarios

Últimos artículos