10 cosas que hacíamos cuando no teníamos WhatsApp

Cuenta la leyenda que hace mucho, pero mucho tiempo, hubo una época en la que la gente no tenía WhatsApp (o, en su defecto LINE, Telegram o Messenger). Para hablar con alguien, uno se armaba de valor y llamaba por teléfono o incluso salía de su casa para verse cara a cara. Existía algo llamado “recado” que la gente dejaba en manos del lacayo en casa del amigo y el “dígale que me llame cuando pueda” estaba a la orden del día. Sí, fueron tiempos oscuros y difíciles en los que no podíamos hablar constantemente con alguien, saber qué estaba haciendo en todo momento y desconocíamos si había leído los mensajes que tan amablemente le habíamos dejado. ¡Era la vida sin Whatsapp!

Seguro que muchos tembláis recordando esos días de barbarie sin estar pegados al móvil pero ¿recordáis todo lo que hacíamos cuando no contábamos con esta app?

1. Siempre teníamos temas de conversación nuevos

Cuando Whatsapp no existía, siempre había algo nuevo por explicar, aunque fueran cosas triviales y sin sentido.

2. Nuestros SMS iban al grano para ahorrar

Como regla general jamás enviábamos más de un mensaje de texto y si podíamos obviar la mayor parte de las vocales y consonantes ¡mucho mejor! Todo fuera por el bienestar de nuestro saldo.

3. Quedar con los amigos significaba ir de aventuras

Ahora consiste en sentarse uno al lado del otro y charlar con el pelma de turno que no deja de dar la lata por Whatsapp.

4. No nos rallábamos si alguien tardaba en responder

Que hubiera un lapso de más de medio minuto en las respuestas no quería decir que nos ningunearan ¿verdad? ….. ¿¡VERDAD?!

5. Podíamos ver una peli entera sin mirar el móvil

Ahora las pelis se han convertido en la banda sonora de la conversación que tienes con tu grupillo del móvil.

6. Dejarse el smartphone en casa no era el fin del mundo

¡Pero podría ser peor! Podrías salir de fin de semana y ver que sólo te queda una raya de batería en el móvil.

7. Nos emocionábamos con cada mensaje recibido

¿Recuerdas lo emocionante que era escuchar la alerta de mensaje recibido? Nosotros tampoco…

8. Teníamos que armarnos de valor para decir las cosas a la cara

Decir cualquier cosa que sabíamos que iba a molestar a nuestro interlocutor precisaba de un guión escrupulosamente estudiado y previamente ensayado delante de un espejo. Ahora con tan sólo enviar un mensaje nos libramos de ese mal trago.

9. Podíamos pasear tranquilos

Hace años podíamos salir a la calle con el móvil en silencio o sin prestarle mucha atención. Hacerlo hoy es arriesgarse a tener una colosal bronca al llegar a casa.

10. Desconectábamos de todo durante las vacaciones

Antes incluso hacíamos actividades al aire libre sin la necesidad de enviar una crónica fotográfica al resto compis.

¿Echas de menos la vida sin Whatsapp o no podrías vivir sin ello? Si recuerdas con nostalgia esa época quizá te interese…

¿Cómo serían Facebook, Tinder o Spotify en los 80 y 90?

25 recuerdos de Messenger que creías haber olvidado

Las apps de los 80: regresa al pasado en tu Android

Cargando comentarios

Últimos artículos