Publicidad

Artículo

Todo lo que tienes que saber sobre Xbox Series X/S

Mireia Fernández

Publicado

Microsoft apuesta fuerte por la nueva generación de consolas con una propuesta muy distinta a lo que nos tiene acostumbrados. Y es que la nueva Xbox se presenta no en forma de única consola, sino de dos: la Xbox Series X y la Xbox Series S. Cada una de ellas es distinta a la otra pero su propósito es bien claro: brindar a los gamers una experiencia de juego como nunca antes han vivido.

Xbox Series X y Xbox Series S

Con un exitoso lanzamiento alrededor del mundo y todas sus unidades agotadas, tanto la Xbox Series X y S se presentan como un duro adversario a ambos modelos de PlayStation 5.  ¿Te gustaría saber qué pueden ofrecernos las nuevas consolas de Microsoft?

En el artículo de hoy vamos a hacer un repaso acerca de todo lo que debes saber acerca de la Xbox Series X y la Xbox series S. Especificaciones, características, novedades, juegos… ¡Te lo explicamos todo a continuación!

Especificaciones de la Xbox Series X

Xbox Series X

Empezamos con la hermana mayor de las dos consolas de nueva generación de Microsoft: la Xbox Series X.

La consola cuenta con un procesador de arquitectura Zen de 7nm creado por AMD. Su chip de 8 núcleos tiene una frecuencia de 3.8 GHz, algo más rápido que el de PS5. Si lo comparamos con las anteriores consolas de Microsoft, la Xbox Series X es el doble de potente que una Xbox One X y hasta ocho veces y media más poderosa que una Xbox One.

Una de  las principales bazas de la potencia de la Xbox Series X es que podrá reproducir títulos en 4K sin bajar de 120 fps (fotogramas por segundo). Eso sí, muchos desarrolladores optarán por rebajar los 120 a 60 fps para mejorar el rendimiento o reproducir sus títulos a una resolución menor.

En cuanto a su memoria, la Xbox Series X abandona el uso de discos duros HDD para utilizar un SSD NVMe personalizado de 1TB. Ello supone una dramática disminución de los tiempos de carga de los juegos, que pueden pasar de 2 minutos en un HDD a tan sólo 40 segundos en un SSD.

La Xbox Series X viene acompañada de un lector de discos Ultra HD Blu-Ray y es retrocompatible con todo el catálogo de Xbox One. Es decir, además de poder jugar a todos los títulos de Xbox One también disfrutarás de aquellos juegos de 360 y de la Xbox original que funcionaban en esa consola.

A continuación os dejamos un resumen de las especificaciones de la Xbox Series X.

  • CPU: 8 núcleos a 3,8 GHz (3,66 GHz con SMT) y AMD Zen 7 nm personalizada.
  • GPU: 52 CU a 1.825 GHz con RDNA 2 personalizada (aproximadamente 12 TFLOPS).
  • Memoria RAM: GDDR6 de 16 GB. (10GB a 560 GB/s, 6GB a 336 GB/s.)
  • Almacenamiento: SSD NVMe personalizado de 1TB, con 802 GB para uso libre.
  • Unidad de disco óptico: Sí.
  • HDMI: Un puerto HDMI 2.1.
  • USB: 3 puertos USB 3.1 Gen 1.
  • Red inalámbrica: Banda dual de 802.11ac.
  • Ethernet: 802.3 10/100/1000
  • Tamaño: 30,1 cm x 15,1 cm x 15,1 cm

Debido a sus elevadas especificaciones, el precio de lanzamiento de Xbox Series X es de 499€.

Especificaciones de la Xbox Series S

Xbox Series S

Xbox Series S es la versión económica de las consolas de nueva generación de Microsoft. Ésta tiene unas especificaciones más modestas, pero no por ello deja de ser una máquina potente y con la que disfrutar de los juegos que están por venir.

Si la comparamos con la Xbox Series X, S tiene unas especificaciones bastante menores a las de su hermana. Ésta cuenta con un con una tarjeta gráfica con capacidad de cómputo crudo de 4 TFLOPS, ofreciendo una resolución de imagen mucho menor. Tampoco es capaz de ofrecer Ray Tracing, algo que será muy habitual en los juegos a partir de ahora.

En cuanto a su almacenamiento, Xbox Series S también hace uso de un disco SSD, aunque de un tamaño considerablemente menor. Éste tiene una capacidad de 512 GB, de las cuales únicamente 361,6 GB estarán libres para instalar nuestros juegos.

Un cambio importante de Xbox Series S a Xbox Series X es que ésta carece de reproductor de Ultra HD Blu-ray. Se trata por tanto de un modelo de consola digital y con la que tan sólo podrás jugar a títulos descargados desde la tienda de Microsoft. Eso sí, sigue siendo retrocompatible con todos los títulos que funcionaban en Xbox One, aunque deberás tenerlos en formato digital.

A continuación os detallamos las especificaciones de Xbox Series S

  • CPU: 8 núcleos a 3,8 GHz (3,4 GHz con SMT) y AMD Zen 7 nm personalizada.
  • GPU: 20 CU a 1.565 GHz con RDNA 2 personalizada (aproximadamente 4 TFLOPS).
  • Memoria RAM: GDDR6 de 10 GB. (8GB a 224 GB/s, 2GB a 56 GB/s.)
  • Almacenamiento: SSD NVMe personalizado de 512 TB, solo 361,6 GB para uso libre.
  • Unidad de disco óptico: No.
  • HDMI: Un puerto HDMI 2.1.
  • USB: 3 puertos USB 3.1 Gen 1.
  • Red inalámbrica: Banda dual de 802.11ac.
  • Ethernet: 802.3 10/100/1000
  • Tamaño: 27,5 cm x 6,5 cm x 15,1 cm

El precio de la Xbox Series S es mucho más asequible y cuesta un total de 299€, algo más de la mitad que su hermana mayor.

El nuevo mando de Xbox Series X y S

Mando de Xbox Series X

Con cada nueva consola llega una remodelación del antiguo mando de Xbox. En esta ocasión, sendos mandos de Xbox Series X y S presentan un D-Pad renovado, el cual es un híbrido entre la cruceta de toda la vida aunque en disposición circular. De este modo éste es capaz de romper con las cuatro dimensiones (izquierda, derecha, arriba y abajo) para permitir hacer fácilmente diagonales.

Como puede verse en la  imagen, el mando de Xbox Series X y S presenta un nuevo botón en su parte central. Éste es el botón “Share”, con el cual ahora puedes hacer capturas de pantalla y vídeos de forma sencilla para luego poderlos compartir por Internet.

En cuanto a su tamaño, éste es significativamente más pequeño que el de Xbox One y también más redondeado. Esto hace que resulte mucho más cómodo y no resulte pesado tras varias horas de gaming. También es interesante señalar que los gatillos del mando son ahora rugosos, facilitando así su agarre.

Algo que no ha cambiado en el mando de sendas Xbox Series y que parece ya ser una seña de identidad de las consolas de Microsoft, es que éste sigue utilizando dos pilas AA. Si bien esto no es del agrado de todos, puede sacar de más de un embrollo si se termina la batería de tu mando en plena partida y necesitas cargarlo rápido.

Para terminar, es importante señalar que si eres propietario de una Xbox One, podrás seguir utilizando los mandos de esta consola en tu nueva Xbox Series X o S.

Retrocompatibilidad

Como ya te hemos mencionado, tanto Xbox Series X como Xbox Series S son 100% compatibles con el catálogo completo de Xbox One. Ésto incluye todos los juegos de esta consola, además de todos los títulos de Xbox 360 y de la Xbox original que funcionaran en esta consola.

Un punto realmente interesante de la retrocompatibilidad de las nuevas Xbox es que éstas mejorarán tanto los tiempos de carga como la resolución de todos estos juegos. De este modo podremos volver a disfrutar de títulos antiguos con una calidad de imagen mejorada y con un rendimiento mucho más elevado.

Es importante recordar que si vas a comprar una Xbox Series S, únicamente podrás jugar a títulos que tengas en tu biblioteca de juegos digitales, pues la consola carece de unidad de disco.

Qué es el Quick Resume

Uno de los puntos fuertes de las nuevas Xbox es su función Quick Resume. Mucho se ha hablado de ella durante su lanzamiento e incluso más tras sus primeras semanas en el mercado pero… ¿Sabes de qué trata?

Como ya hemos mencionado en los puntos anteriores, al utilizar un disco SSD los tiempos de carga de la consola decrecen de forma drástica. Pero esta mejora no sólo queda en que Xbox  Series X y S pueda funcionar más rápido, también permite que dejar un juego en suspensión y cambiar a otro título con tan sólo pulsar un botón. Esta nueva función recibe el nombre de Quick Resume y como puedes imaginar, supone un fuerte cambio en la forma de entender los juegos.

Quick Resume permite dejar hasta un total de cinco juegos en suspensión y poder retomarlos cuando quieras. Esto significa que si algún amigo te invita a una partida multijugador, no vas a tener que cerrar el juego que estés jugando para unirte. Simplemente déjala en suspensión y diviértete de lo lindo con tu compañero, luego podrás retomar tu partida cómodamente. ¡Y lo mejor de todo es que funciona incluso apagando la consola!

Juegos de Xbox Series X y S

Devil May Cry 5 Special Edition

Ahora que ya  hemos hablado de las consolas, es hora de presentaros los juegos que están disponibles a día de hoy para Xbox Series X y S. Y es que uno no puede entender una consola sin una buena biblioteca de juegos a sus espaldas.

  • Assassin’s Creed Valhalla
  • Borderlands 3
  • Bright Memory
  • Cuisine Royale
  • Dead by Daylight
  • Devil May Cry 5: Special Edition
  • Dirt 5
  • Enlisted
  • Evergate
  • The Falconeer
  • Fortnite
  • Forza Horizon 4
  • Gears 5
  • Gears Tactics
  • Grounded
  • King Oddbal
  • Maneate
  • Manifold Garden
  • NBA 2K21
  • No Man’s Sky
  • Observer: System Redux
  • Ori and the Will of the Wisps
  • Planet Coaster
  • Sea of Thieves
  • Tetris Effect: Connected (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • The Touryst
  • War Thunder
  • Warhammer: Chaosbane Slayer Edition
  • Watch Dogs: Legion
  • WRC 9 FIA World Rally Championship
  • Yakuza: Like a Dragon
  • Yes, Your Grace

Es probable que al leer la lista pienses que la gran mayoría de estos juegos también están disponibles para Xbox One. Sin embargo, éstos han sido mejorados gracias al sistema Smart Delivery de Microsoft, que saca el mayor partido de ellos mejorando su rendimiento y resolución en Xbox Series X y S. Además de ello, muchos se encuentran disponibles a través del famoso Game Pass.

Esperamos que nuestro especial sobre Xbox Series X y S te haya servido de ayuda para conocer un poco más la nueva generación de consolas de Microsoft. ¿Vas a comprarte una o prefieres optar por una PS5? ¡Compártelo con nosotros en la sección de comentarios!

También te puede interesar