Cómo grabar la pantalla del ordenador con VLC en Windows 10

Cómo grabar la pantalla del ordenador con VLC en Windows 10

¿Alguna vez has necesitado capturar la pantalla del escritorio y no has sabido cómo? No hacemos referencia a tomar una instantánea de lo que ocurre en tu PC en ese momento: eso se hace bastante fácil con tecla de “Print Pag”. Hablamos de grabar, de realizar un vídeo de todo lo que está pasando en la interfaz base de Windows: cómo navegamos a través de Internet, cómo usamos el Adobe Photoshop, cómo configuramos algunas herramientas del sistema operativo, etc.

Aunque no lo creas, capturar la pantalla de tu PC es muy fácil si se dispone de VLC, el reproductor multimedia que se puede descargar de manera totalmente gratuita. Hoy en Softonic te ayudamos a realizarlo: cómo grabar la pantalla del ordenador con VLC en Windows 10.

Muchos pasos, pero sencillos

Grabar la pantalla con VLC es extremadamente sencillo. La única complejidad que tiene el proceso es que cuenta con muchos pequeños apartados a tener en cuenta. No obstante, estamos aquí precisamente para explicártelos paso por paso.

VLC media player
Descargar
10

Lo primero que tienes que realizar es abrir el programa VLC. Una vez lo tengas hecho, cliquea en “Medio” y selecciona la opción “Abrir dispositivo de captura”.

Cuando ejecutes esta acción, verás que aparecen cuatro pestañas en la parte superior, pero la que nos interesa es “Dispositivo de captura”. Ahí tienes que cambiar dos cosas: la primera es que en “Modo de captura” señales “Escritorio”, mientras que la segunda es que en donde pone “Reproducir” establezcas “Convertir”. La otra opción es la tasa de fotogramas que va a tener la captura (30 o 60 FPS está bien).

Cuando le des a “Convertir” observarás que la pantalla da un cambio radical, pero es precisamente lo que necesitamos. En esta nueva pestaña se habilitan todos los comandos básicos para que la grabación vaya por buen puerto. Puntos donde no debes fallar:

  • Que en “Fuente” salga “Screen” como predeterminado.
  • Que en “Perfil” se seleccione MP4 como el formato del archivo grabado (o el que tú elijas, claro está; nuestro consejo es MP4 por la compatibilidad con otros sistemas).
  • Que en “Destino” aparezca el lugar donde se va a almacenar el vídeo.

Cuanto tengas todo hecho, simplemente dale a “Iniciar” y el vídeo comenzará a grabarse automáticamente. Recuerda que para detener la grabación sólo hay que cerrar VLC. Acto seguido, vete a la carpeta donde has guardado el vídeo y, si nada ha fallado, estará ahí. Por cierto, si quieres capturar algo que no sea el escritorio (un juego o una película, por ejemplo), puede que encuentres problemas.

Cargando comentarios