Renombrando que es gerundio

¿Eres de ese tipo de personas amantes del orden que no pueden soportar tener los archivos llamados de cualquier manera? ¿Necesitas renombrar gran cantidad de archivos, siguiendo unas pautas?

Si has respondido afirmativamente a cualquiera de las anteriores preguntas, entonces necesitas un renombrador masivo.

No nos vamos a extender en explicar en qué consisten los programas así clasificados, pues es bastante redundante, pero vamos a ver un poco cómo utilizar uno de los mejores y más intuitivos, además de ser también el que tiene el nombre más escueto y apropiado: Renamer.

Las razones para tener que acudir a uno de estos programas son muy variadas. Por ejemplo, podrías haber descargado algo que contenga infinidad de “spam” metido en el nombre, quizá quieras renombrar tus fotografías de su poco descriptivo nombre DSC020391.JPG o quién sabe si lo que necesitas será darle vida a tus track1.mp3 gracias a sus ID3 Tags. Elige la tuya, y sigue leyendo.

La instalación del programa es tan sencilla que no nos vamos a entretener con ella. Tan sólo hay que aporrear la tecla “Next” cada vez que haga aparición, salvo que queramos cambiar la ruta de instalación.

La interfaz del programa se divide en dos partes principales. En la superior se encuentran las reglas que se aplicarán, y en la inferior los archivos que vamos a renombrar y, si procede, el nombre que adoptarán tras las transformaciones.

Aunque se encuentra en inglés, resulta sumamente intuitivo, ya que el proceso se divide en tres sencillos pasos: Añadir archivos o carpetas, añadir reglas, previsualizar el resultado y, finalmente, renombrar.

Puedes añadir tantas reglas como desees, las cuales son, a día de hoy:

  • Insert: Introduce el texto que queramos (también meta tags como tags MP3, datos EXIF, fechas de modificación, etc.) en cualquier posición.
  • Delete: Elimina partes del texto del nombre del archivo, desde una posición hasta otra, un número determinado de veces o hasta un delimitador.
  • Remove: Erradica cadenas de texto que no queramos dentro de nuestros archivos, con soporte para comodines.
  • Replace: Busca una cadena de texto, y la cambia por otra, que puede ser un meta tag.
  • Extension: Cambia la extensión del archivo por la que pongamos.
  • Strip: Se puede utilizar para quitar dígitos, símbolos, corchetes o cualquier otro carácter que queramos.
  • Case: Controla si el resultado final será en minúsculas, mayúsculas, capitalizado, etc.
  • Serialize: Añade un dígito que se va incrementando en la posición definida.
  • Cleanup: “Limpia” el nombre del archivo, ya sea quitando contenido entre paréntesis, eliminando guiones o puntos o borrando espacios duplicados.
  • Translit: Utilizado para traducir nombres desde otros idiomas.
  • Regex: Reemplaza las cadenas de texto utilizando expresiones regulares (recomendado leer la ayuda al respecto)
  • PascalScript: Programación avanzada para los renombradores más selectos.
  • UserInput: Modo “manual”. Introduces una lista de nombres, y serán los que adopten los archivos.

Por poner un ejemplo práctico, imaginemos que tenemos las fotografías de las vacaciones, cuyos nombres de archivo van desde IMGP0000.JPG hasta IMGP0100.JPG, y queremos que pasen a llamarse “foto + fecha + .jpg”

Necesitaríamos estas reglas:

Después de esto, si no nos ha avisado de ningún error, y si estamos contentos con el resultado, pulsamos sobre “Rename” y ya está. Ha sido fácil, ¿verdad?

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas