Primer vistazo al juego multijugador Evolve

Evolve es el nuevo juego del estudio Turtle Rock, creadores de uno de los juegos multijugador cooperativo más famosos y mejor ajustados de todos los tiempos: Left 4 Dead. Ahora, aparcan la temática zombi y prueban con una idea bastante diferente. En Evolve cuatro amigos conectados en línea deben jugar en equipo y dar caza a un enorme monstruo alienígena. Así de sencillo. El monstruo también lo controla un humano, que tiene sus propios objetivos según el mapa.

Evolve es Equilibrio

En Evolve hay mucha más profundidad de juego de lo que se intuye en un primer vistazo. No se trata solo de un juego cooperativo y ya. No. Evolve es un juego multijugador donde se ha construido una enorme red de relaciones “causa-efecto”. Cada personaje y cada arma, tienen sus ventajas y desventajas. Todo y todos se necesitan entre sí para mantener el equilibrio y lograr abatir al monstruo. Me explico.

Hay cuatro clases de cazador: Apoyo, Asalto, Médico y Trampero. El de Apoyo debe preocuparse de proteger al equipo con sus escudos, camuflajes y ataques aéreos. El Médico, además de curar al resto de cazadores, puede aplicar una serie de venenos al monstruo para debilitarlo. Asalto es el más potente de los cuatro y el atacante principal gracias a sus armas de gran calibre. Finalmente el Trampero es el que se ocupa de rastrear al monstruo y mantenerlo a raya, para que el resto de cazadores puedan hacerle daño.

Así en palabras parece un “más de lo mismo”, pero lo cierto es que el equilibrio entre personajes es perfecto: es fuerte y al mismo tiempo delicado. Todos se necesitan entre sí, y nadie puede actuar solo. Es la fuerza del grupo lo que logra abatir al monstruo.

Por su parte, el enemigo, el monstruo alienígena también tiene sus habilidades. Es lo que llamaríamos un Jefe Final: fuerte, duro, de mucha energía, rápido y letal. El monstruo en manos de un jugador experto es demoledor (y viceversa, un buen equipo de cazadores es también letal). Tiene bastantes formas de ataque: arrojar piedras, lanzar fuego por la boca, o varios ataques melé.

Pero eso no es su principal poder. El monstruo puede evolucionar hasta dos veces, alimentándose de la fauna del planeta, hasta convertirse en un gigantesco ser de fuerza descomunal. Es cuando llega (si llega) a la evolución Fase 3 cuando toda la partida se descontrola y todo se vuelve una locura.

Sensaciones al mando

En las partidas de la prueba de prensa solo se podía elegir a un único monstruo, llamado Goliath, y también jugamos en un único mapa selvático. Sin embargo, nos aseguraron que el juego final estará cargado de mapas, que habría más monstruos cada uno con sus habilidades y diferentes modos de juego, más allá del “busca y caza”.

Una vez en materia, cada partida dura entre 10 y 20 minutos, dependiendo de las habilidades de los jugadores o el devenir de los sucesos. Y puede pasar de todo en ese poco rato.  Da igual qué personaje elijas, todos eran divertidos de jugar, aunque personalmente le saqué más jugo a la clase de Asalto. Sin embargo, el personaje de Apoyo me resultó algo aburrido jugar con él.

Cuando estás a los mandos del monstruo te sientes al mismo tiempo amenazado y poderoso. Jugar con el monstruo es extraño porque sabes que eres más fuerte que los cazadores pero que también tienes que calcular los riesgos de tus ataques. Esta es una prueba más del exquisito equilibrio que baña todo el juego de Evolve.

El apartado gráfico era la mar de correcto, pero como en todo juego no final, evaluar si tiene buen aspecto visual o no es difícil de juzgar. La sensación que me dio fue que con Evolve va a pasar lo mismo que con Left 4 Dead en su momento: es un juego gráficamente solvente pero sin llegar al exceso. Esto es así porque lo que se busca en todo momento es un alto rendimiento más allá del espectáculo visual. ¡Ojo, no quiero decir que no se vea bien! Al contrario, Evolve me sorprendió para bien en muchos aspectos, más de lo que esperaba.

Reflexión

Sinceramente, no tenía mucha fe en Evolve antes de probarlo. No me hacía la idea de por qué iba a ser divertido jugar un “4 vs 1” con una jugabilidad que yo creía iba a ser muy limitada. Sin embargo mi primera impresión ha sido justo lo opuesto: Evolve rebosa equilibrio por todos los lados, hay mucha más jugabilidad y estrategia de lo que aparenta, y es igual de divertido en el bando cazador como en el bando del monstruo. La verdad es que de la presentación regresé con una buena sensación, acentuada además por la promesa de que habíamos visto una pequeñísima parte del juego final. Si todo va bien, en pocos meses podríamos ver otra pequeña revolución del género multijugador de la mano de Turtle Rock, como ya pasó con Left 4 Dead.

Sígueme en Twitter: @raulprz

Cargando comentarios

Últimos artículos