La guerra de los navegadores en Mac OS X

El navegador web se ha convertido en pieza fundamental de cualquier ordenador. Prácticamente todo lo que haces depende de él. Muchas aplicaciones, como el lector de correo, el lector RSS, los juegos e incluso el editor gráfico y el procesador de texto han sido sustituidas por aplicaciones web.

Con la salida, hace unos días, de Firefox 4, la guerra entre navegadores vuelve a estar presente. ¿Qué navegador es mejor? ¿El veloz Chrome? ¿Firefox el personalizable? ¿O es mejor seguir con Safari, que se lleva a la maravilla con Mac OS X?

Hacemos una particular revisión a algunos puntos que creemos importantes para decantarnos por un ganador entre estos tres navegadores.

Usabilidad

Ya que utilizas el navegador web en todo momento, necesitas que te ofrezca cuanto necesitas al instante. Safari y Google Chrome tienen una página de inicio que se abre con cada nueva ventana o pestaña y que muestra las últimas páginas visitadas con miniaturas.

Firefox 4 se ha puesto al día en este sentido con Panorama, un Exposé dentro del navegador. Su propósito no es mostrarte las últimas ventanas visitadas sino las que ya están abiertas. En caso que abras muchas pestañas a la vez te será muy útil, pues cuenta con vista previa y buscador integrado.

Velocidad

Safari es un navegador rápido. Pero llegó Google Chrome, con el mismo motor WebKit y se colocó en primera posición. Por su parte, Firefox 4 muestra una velocidad superior a la de versiones anteriores y a la par con sus competidores.

El problema está en el consumo de recursos, algo indispensable. Firefox adolece de un excesivo consumo de memoria. Échale un vistazo al Monitor de Actividad teniendo abiertos Safari, Chrome y Firefox y lo verás. Y ya ni hablamos si hace uso de Flash o Java.

Estabilidad

Es horrible cuando abres varias ventanas y de pronto el navegador se queda colgado y no puedes recuperarlo.

Google Chrome abrió el camino con los plugins como proceso independiente. Así, si un plugin se colgaba, el navegador seguía impertérrito y funcionando sin problemas. Firefox 4 lo ha incorporado al fin, con soporte para los plugins de Flash, Quicktime y Silverlight.

En esta ocasión, Safari sale perdiendo. Por culpa de Java o Flash puede colgarse, echando a perder las pestañas que tuviéramos abiertas en ese momento.

Personalización

A todos nos gusta aportar nuestro granito de arena. Un navegador estático que no admite cambios en el entorno se nos hace incómodo, ya que en ocasiones queremos cambiar el orden de las barras de herramientas u ocultar elementos que no necesitamos.

En este caso, Firefox es un claro ganador. Cuenta con una gran cantidad de temas que transforman por completo el navegador, además del invento más reciente, Personas. Por otro lado, hay extensiones que cambian el aspecto y funcionamiento de partes de Firefox para adaptarlo a nuestras necesidades.

En segundo lugar tenemos Google Chrome, que también dispone de temas y de extensiones.

Y por último, Safari. Siguiendo la tónica de Apple, Safari apenas admite cambios. Con la incorporación de las extensiones, ahora puedes cambiar ciertos aspectos del navegador, pero todavía le falta mucho camino por recorrer para acercarse a Chrome o Firefox.

Entorno

Google Chrome es el navegador con un entorno más minimalista. Y viendo bocetos de futuras versiones, lo será más si cabe.

Firefox ha mejorado bastante en su cuarta versión, cambiando la posición de las pestañas, ocultando por defecto los marcadores y con una barra de estado minimalista.

En Safari las cosas siguen igual. Siempre ha sido minimalista y lo sigue siendo, para qué cambiar. Las versiones Beta de Safari 5 colocaban las pestañas en la parte superior pero la versión final las devolvió a su posición original.

¿Cuál es tu navegador web de cabecera en Mac?

Vía OnSoftware IT

Cargando comentarios

Últimos artículos