Cómo instalar Steam en Linux

Cómo instalar Steam en Linux

Steam es una plataforma para disfrutar de los mejores videojuegos, organizados en una única aplicación y con servicios complementarios, como gestión de logros, lista de amigos, chat y ofertas prácticamente a diario.

Por desgracia, Steam solamente está disponible para Windows y Mac. ¿Y si utilizas Linux? Hay varias soluciones, todas basadas en Wine.

Te ayudamos a instalar Steam en Linux con ayuda de PlayOnLinux.

Así se ve Steam en Linux con PlayOnLinux. Increíble, ¿verdad?

En la página oficial de Steam nos explican cómo podemos tener Steam en nuestra distribución Linux.

Para ello tendremos que instalar un derivado de Wine. Valve, los responsables de Steam, nos recomiendan Wine-Doors y PlayOnLinux. Nos decantamos por PlayOnLinux, más fácil de usar y con un asistente de instalación más comprensible por todos.

Paso 1. Instalar PlayOnLinux

Para instalar PlayOnLinux, puedes hacerlo a partir del código fuente o, para no complicarte, con el paquete de instalación de tu distribución Linux: PlayOnLinux está disponible para las más populares.

Paso 2. Instalar Steam

Cuando abras PlayOnLinux, ve a Instalar y se abrirá el menú de instalación, con una lista de juegos y programas de Windows que podrás instalar fácilmente y con unos pocos clics de ratón.

Desde Buscar, escribe Steam y aparecerá como resultado de búsqueda. Haciendo clic encima se activará el botón Instalar en la parte inferior derecha de PlayOnLinux.

El asistente de instalación de PlayOnLinux descargará Wine, lo instalará y hará lo propio con Steam. Después sólo tendrás que especificar la memoria de tu tarjeta gráfica, algo que podrás hacer más tarde también.

A partir de ahora, tendrás un acceso directo a Steam en el Escritorio de Linux. También podrás abrirlo desde la ventana principal de PlayOnLinux.

Paso 3. Jugar en Steam

La primera vez que abras Steam se actualizará automáticamente. A continuación mostrará una ventana para iniciar sesión con tu cuenta Steam o para crear una nueva.

Ten en cuenta que dependiendo de las características de tu equipo y de tu tarjeta gráficas podrás jugar a más o menos juegos, ya que los más recientes suelen ser muy exigentes en consumo de recursos.

Enlaces de interés

Leer todos los comentarios
Cargando comentarios