Analizamos Opera Mail, el cliente de correo de Opera

Opera Mail

El cliente de correo de Opera se independiza del navegador y se puede descargar e instalar por separado desde hace unos días.

Si ya lo usabas en Opera 12 o anteriores, no te sorprenderá mucho -es básicamente lo mismo, pero en una ventana aparte- pero si no, se trata de un interesante cliente de correo a la altura de Mozilla Thunderbird o Windows Live Mail.

¿Qué puedes hacer con Opera Mail?

Con Opera Mail para Windows y Mac puedes:

  • Leer, gestionar y redactar correos electrónicos con tu cuenta POP3 e IMAP
  • Acceder a grupos de noticias
  • Leer feeds de noticias RSS

Añade tus cuentas de correo

Después de completar su sencillo asistente de instalación y abrirlo por primera vez, Opera Mail te guía en el proceso de configurar tu cuenta de correo.

Asistente de configuracionSi estás configurando un servicio popular como Gmail, Opera Mail te pedirá tu nombre, usuario y el método de conexión: POP3 o IMAP.

Para otros dominios tendrás que rellenar datos técnicos como el servidor y puerto a usar. Consulta con tu proveedor de correo electrónico para saber los datos correctos.

Configuracion avanzada

Al terminar el asistente, tu correo empezará a descargarse automáticamente.

Configura su interfaz a tu gusto

La interfaz de Opera Mail es muy configurable. Por defecto, su aspecto es el siguiente:

Interfaz de Opera Mail

Se divide en tres columnas:

  • Barra lateral de la derecha: muestra carpetas, filtros y etiquetas de mensajes
  • Lista de mensajes: de la carpeta o filtro actual
  • Previsualización del mensaje

Además, también dispone de una barra de herramientas superior y una pequeña barra de estado.

No obstante, si algo no te gusta, no tienes más que cambiarlo. Para ello, encontrarás botones de llaves inglesas por toda la interfaz. Púlsalos para acceder a opciones relacionadas.

Opciones de configuracionDe hecho, estos botones constituyen la mayoría de las opciones del programa, ya que la ventana de opciones (atajo: Control + F12) sólo dispone de una puñado de insípidas opciones como el idioma, la tipografía o los atajos de teclado.

Los paneles

Los paneles de la derecha se pueden ocultar pulsando F4 o el pequeño botón de la barra de estado.

Opciones de PanelAdemás, sus elementos se pueden reorganizar a tu gusto y ocultar usando el botón de opciones.

En el caso de las opciones de una cuenta de correo IMAP, puedes acceder a sus propiedades avanzadas y elegir qué carpetas quieres sincronizar y cuáles no.

La lista de mensajes

La lista de mensajes en sí es atractiva y fácil de leer, con unos separadores por fecha muy visibles y útiles.

Mensajes

La principal pega radica en el modo en el que se ordenan y filtran los mensajes. Mientras que en Thunderbird es tan fácil como pulsar un botón, en Opera Mail debes usar las opciones.

Lista de mensajes

Los mensajes se ordenan por fecha, aunque puedes cambiarlo desde la llave inglesa pertinente para que se ordenen por estado, etiqueta, tamaño o asunto.

De igual modo, también se pueden agrupar por fecha, anclaje o lectura.

Desde aquí puedes activar y desactivar la vista de conversaciones (aquí traducido como “Por hilos”), que agrupa los mensajes con sus respuestas.

Por último, también puedes marcar y desmarcar los elementos que quieres mostrar u ocultar, aunque sólo es útil si estás en carpetas o filtros con muchos tipos de correo juntos.

La previsualización del mensaje

La previsualización del mensaje seleccionado se muestra a la derecha de la ventana, aunque se puede cambiar para que se muestre debajo de la lista de mensajes, desde las opciones de la esquina superior derecha.

Las barras de herramientas

Opera Mail y Thunderbird tienen varias cosas en común: ambos tienen pestañas en tu interfaz y te permiten personalizar y reorganizar todos los botones a tu antojo.

Para configurar tu barra de botones, necesitas hacer clic derecho en la barra y elegir Personalizar > Aspecto.

Desde este modo podrás mover casi cualquier elemento y botón de la pantalla, así como añadir otros nuevos.

Redacta mensajes

Escribir mensajes desde Opera Mail es muy fácil, tan sólo pulsa el botón siempre visible al lado de la última pestaña abierta o usa el atajo Control + M.

En la ventana tienes disponible todo lo necesario para dar formato a tu mensaje, así como incluir archivos adjuntos, imágenes e incluso código HTML.

Por supuesto, el botón de opciones pertinente te da acceso a otras opciones para cambiar la prioridad del mensaje o el CCO.

Gestiona tus contactos

Los contactos de Opera Mail no son la función más trabajada del programa, pero a cambio se recolectan automáticamente a partir de tus mensajes, lo cual te ahorrará tiempo.

ContactsAdemás, al hacer clic en un contacto, se filtran tus mensajes mostrando sólo los de esa persona. Muy práctico.

Lee tus RSS

Como cliente RSS, Opera Mail es más que decente. Puede importar y exportar OPML, así como añadir canales manualmente. La vista de los elementos publicados es muy intuitiva y agradable.

Lector RSS

Conclusiones

En definitiva, se puede decir que Opera Mail es un cliente de correo más que aceptable, casi a la altura de Thunderbird en cuanto a funciones, con un aspecto algo más refinado y, en general, un funcionamiento más ágil que éste.

Opera Mail es por tanto una alternativa excelente para consultar y gestionar tu correo desde el PC o Mac, siendo todavía más útil si usas varias cuentas de correo distintas, gracias a su sistema de filtros.

Descarga Opera Mail para Windows y Mac

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas