Borderlands 2: Un literal y delicioso “más y mejor”

Le echamos el guante a la esperada secuela de Gearbox. ¿Nos encontramos ante una buena fusión de géneros o la idea original no ha acabado teniendo el tirón esperado?

“Más y mejor”. Es lo primero que se me ocurre cuando pienso en Borderlands 2. Gearbox ha refinado todos los ases en la manga de la primera entrega para crear un magnífico título que combina a la perfección la complejidad del rol con el dinamismo de los shooters de hoy en día. El mundo de Pandora es más alocado y divertido que nunca. Hay muchísimas más armas, pero la desarrolladora ha impuesto orden en el caos con un sistema de categorización encomiable. El progreso de los personajes está más perfilado, y avanzar en cooperativo es una auténtica gozada. Las misiones son variadas, imprevisibles y adictivas. Diantres, si incluso los vehículos se han mejorado. ¿El gran “pero” que estabas aguardando? Si no te gustó la primera parte, su secuela está demasiado ocupada intentando volverte loco perdido como para pensar en convencerte.

http://www.youtube.com/watch?v=v2m7ZsxUGUo

La historia abraza completamente el divertimento para presentarte una galería de personajes excéntricos, diálogos brillantes y situaciones esperpénticas. Quizás el mejor exponente de la trama es su villano, Jack el Guapo, un personaje maduro y responsable que se ha tomado muy bien el hecho de que hayas conseguido huir de su trampa mortal para deshacerse de todos los buscadores de la Cámara. Se pasa el primer acto explicándote cómo se ha comprado un caballo hecho completamente de diamantes y le ha puesto de nombre Semental del Culo en tu honor. Tampoco olvidemos la confianza que infunda el Doctor Zed con su frase: “La única diferencia es que él está licenciado y yo no”.

Pero la trama del juego siempre queda en segundo plano ante la verdadera historia de Borderlands 2: la tuya. Cada usuario vivirá sus propias aventuras gracias al sistema de armas aleatorias. ¿La mía? Durante un cuarto de hora giró alrededor de un asesino que se cargaba a sus víctimas desde lejos con una escopeta con mira telescópica y que lanzaba múltiples granadas explosivas a la vez. Todo ello mientras su compañera de fatigas, una sirena, descubría que la felicidad consiste en derretir a enanos con su rifle de balas corrosivas. ¿Cuál será tu historia?

Que Borderlands 2 tenga 18 millones de armas y que esta ciclópea cantidad no consiga confundirte en ningún momento es una proeza inusitada. Al contrario que en la primera entrega, que a veces te daba igual una pistola que otra, el juego logra categorizar el armamento con éxito gracias a unos fabricantes bien diferenciados ¿Quieres que cada una de tus recargas sean literalmente explosivas? Apuesta por la marca Tediore y la munición gastada estallará en las narices de tus enemigos. ¿Te gusta matar desde la segura distancia? Los francotiradores Jakobs son ideales para tu personaje, sobre todo si te gusta la estética del Viejo Oeste.

Borderlands 2 tiene más armas que independentistas hay en Catalunya

Borderlands 2 tiene más armas que habitantes comprenden los Países Bajos

Los combates requieren una mentalidad más táctica que nunca, así que la selección constante de armas es una decisión permanentemente importante. Ya no basta con apuntar a la cabeza de los enemigos para dar con sus puntos débiles; cada clase de rufián tiene debilidades elementales claramente marcadas. Los escudos caen con facilidad ante las balas electrificadas, pero si no tienes a mano otra arma corrosiva, no harás mucha mella en la armadura del rival. Otros enemigos requieren improvisación, como armatostes que solo están desprotegidos por la espalda. Si eres un asesino, crearás un holograma para llegar a su punto débil, pero quizás otro personaje tenga a mano un útil lanzagranadas con efecto.

La IA de los enemigos, una de las grandes deficiencias del primer Borderlands, ha mejorado notablemente, aunque se echa en falta el dinamismo entre diferentes grupos de rufianes que sueles ver en otros shooters. Algunos malvados correrán a por ti cual kamikazes, otros explorarán al morir, otros pedirán refuerzos e incluso hay robots que recorren la zona de batalla para intentar reparar a compañeros dañados. Pese a inspirarse en la saga Diablo, el “haz clic” por excelencia, en Borderlands 2 morirás si te dedicas a disparar sin ton ni son.

http://www.youtube.com/watch?v=fkGTRk9T-iI

El reto acentuado de la secuela provoca como efecto colateral que la exploración sea tan necesaria como gratificante. En cada escenario hay multitud de contenedores con armas, energía, munición, escudos, modificadores de granadas… Barrer metódicamente una zona de batalla en busca de objetos se convierte en una divertida rutina, ya que nunca sabes cuándo te toparás con un arma legendaria capaz de convertir el siguiente tiroteo en un encuentro totalmente épico.

El sistema de progresión de clases parece que no ha cambiado a simple vista, pero en realidad Gearbox lo ha refinado para permitir tanto flexibilización como estrategias a gusto de consumidor. El Commando puede ser un auténtico tipo duro y enfrentarse directamente a sus enemigos. Cuando caiga abatido, podrá disparar letales granadas que eliminarán a los confiados enemigos y le devolverán a la vida. O invertir sus puntos de habilidad en la construcción de torretas auxiliares y tomar un papel más de estratega. El Asesino puede especializarse en eliminar a los enemigos a distancia o apostar por una táctica totalmente diferente y atacarles por la espalda mientras utiliza un holograma como señuelo.

El modus operandi de cada clase deslumbra cuando estás jugando con hasta 3 amigos más. Mientras el Artillero recarga, el Asesino despista a los enemigos con un holograma. La Sirena congela a los rufianes con sus poderes dimensionales, el Comando los remata y ambos se curan gracias a la especialización sanadora de la chicuela. Los jugadores intuyen de forma coherente y natural las tácticas que genera una cooperación, independientemente de si entran en una batalla como un equipo literal u optan por la vieja estrategia de “divide y vencerás”.

En Borderlands 2 se ha mantenido los 3 árboles de habilidades por clase

En Borderlands 2 se ha mantenido los 3 árboles de habilidades por clase

Borderlands 2 es una delicia cuando juegas solo y una delicia hiperbólica cuando juegas en compañía. Al fin los compañeros comparten tanto la experiencia como sus puntos de cabronazo (mejor no preguntes) así como la munición, de forma que es muy fácil que los pipiolos alcancen el nivel de los maestros. No obstante, existen asperezas todavía pendientes de ser limadas.

La nueva saga de Gearbox es una amalgama de disparos y de la adicción por cosechar objetos cada vez mejores, el elemento identificador de los Diablo y compañía. Por lo tanto, necesita tener un ritmo rápido y ágil para que la diversión de ambas fórmulas no decaiga. Borderlands 2 consigue un ritmo frenético con los disparos pero todavía le falta mejorar algunos sistemas de roleo.

El siguiente Borderlands necesita arreglar los siguientes inconvenientes para conseguir un ritmo de partida perfecto: más puntos de acceso rápido, posibilidad de vender los objetos sobrantes al acto, un mejor sistema de intercambio del inventario entre otros jugadores, mayor agilización en cuanto a la comparación de estadísticas de las armas… Los momentos más aburridos del juego los he vivido cuando tocaba gestionar el inventario, un proceso que los juegos de rol de acción más tradicionales ya han solventado.

Las misiones principales y secundarias son el paradigma de esta fusión dinámica entre shooter y rol de acción. Las partidas de Borderlands acaban siendo de corto recorrido porque casi todas las tareas que te proponía el juego eran misiones fetiche mal encubiertas. Borderlands 2 busca influencia en los shooters actuales para añadir imprevisibilidad en la aventura; los objetivos cambian constantemente y los planes A dejan pasos a improvisados y divertidos planes B. Mientras tanto, el espíritu rolero del juego hilvana pequeñas historias en cada una de las misiones para que te mantengas enganchado a la espera de averiguar cómo acabara el periplo.

http://www.youtube.com/watch?v=jbso2A9RBCw

La inclusión de una zona central, el Santuario, permite a Gearbox organizar las misiones secundarias con mayor eficiencia, establecer un vínculo (un sentido de permanencia) entre el usuario y el juego y permitirte dosificar mejor las partidas en las que quieres seguir la historia principal con los meros momentos de divertimento. En la ciudad solo encontrarás misiones originales que jamás acabarán como lo habías planeado. No falta ni sobra nada: si decides pasártelo todo vivirás 50 horas de entretenimiento puro y duro, sin momentos de tedio o repetición.

Otro punto que convierte esta secuela en un título más variado son los escenarios. Cada zona está brillantemente diseñada para cumplir su función, sea ofrecerte exploración, disparos o breves momentos de descanso contemplativo. En este sentido, el aspecto gráfico de Borderlands 2 es impecable y al fin tienes la sensación de que estás viviendo una macabra aventura animada.

La conducción es el único elemento agridulce del juego. Conducir vehículos es más útil que en la primera entrega porque hay zonas más amplias, pero los controles siguen siendo demasiado irregulares y muchas veces te caerás al vacío o perderás el norte en momentos peligrosos (una emboscada de enemigos, por ejemplo).

¿Te gusta conducir? A nosotros en Borderlands 2 no mucho, la verdad

¿Te gusta conducir? A nosotros en Borderlands 2 no mucho, la verdad

Olvídate de este juego sino te gustó o no te atrajo la primera parte. Así de simple. Porque no te encuentras ante una revolución de la fórmula original ni ante otra “bocanada de aire fresco”. Borderlands 2 es un más de lo mismo. Mejorado con maestría, pero no encontrarás nada nuevo bajo el sol de Pandora.

Pero si te encantó la no tan lejana propuesta original de Gearbox, ahora imagínate todos estos elementos mejorados en conjunción. Borderlands 2 es un desfile incesante de tiroteos intensos e imprevisibles, de momentos espectaculares gracias a las ingentes armas con efectos alocados, de situaciones divertidas gracias a las misiones y personajes extravagantes… La locura de Gearbox se ha perfeccionado, acentuado y exagerado de una forma deliciosamente inusitada. Y éste es, a su vez, su talón de Aquiles más claro.

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas