10 recomendaciones para utilizar software

1. No cedas a la gula. No comas demasiado antes de probar un simulador espacial o jugar a Prey. En especial, si eres de mareo fácil.

2. Lo que ocurre en la pantalla, ahí se queda. No vayas corriendo a explicarle a todos tus amigos como liberaste al mundo del gólem de hierro de 34.000 puntos de vida usando el cetro dorado y los hechizos píricos: te tomarán por loco… ¡loco!

3. El ratón no tiene la culpa. No lo golpees. A menos que sí que la tenga. Aún así, está demostrado que el aprendizaje mediante refuerzo positivo es más eficaz que el basado en el castigo.

4. No realices clics en vano. Si no sabes qué es una desintegración del núcleo con disgregación bucléica de los transistores bioquímicos, no pulses el botón que lo hace.

5. Honrarás a los autores del software. Si un programa ha mejorado sustancialmente tu vida, cómpralo o dona dinero a su autor. Seguro que gastas más dinero en cosas mucho más inútiles.

6. No te dejes los altavoces encendidos. Altavoz y volumen alto. Una combinación cuyo resultado suele ser susto inminente.

7. Nunca digas “este software no instalaré”. No vas a ganar nada declarándole la guerra a un programa, empresa, programador o sistema operativo. Limitate a ser objetivo y deja los fanatismos de lado.

8. No te proporciones frustración fácil. Si odias los simuladores de carreras de caracoles, no te instales todos los simuladores de carreras de caracoles que salgan al mercado.

9. Difunde la buena nueva. ¿Has encontrado una solución para un problema común? ¿Opinas que un programa podría mejorarse? ¿Te encanta un programa? No te lo quedes para ti, exprésalo. Quizá no sirva para nada… o quizá sí.

10. Lee. ¿De qué sirven las advertencias escritas en MAYÚSCULAS, negrita y rojo, si nadie las lee? Muchos problemas se solucionan de una forma tan sencilla como leyendo la pantalla del ordenador.

Cargando comentarios

Últimos artículos

Apps más descargadas

Ver todas