Windows 8.1: nuevas posibilidades de personalización

En este artículo te vamos a hablar de las nuevas posibilidades de personalización que ofrece Windows 8.1: nuevos tamaños de iconos, más diseños para la pantalla de Inicio, el nuevo menú de Configuración y mucho más…

Wndows 8.1 trae consigo muchas novedades. Algunas de ellas son muy mediáticas – como la vuelta del botón de Inicio – y otras de ellas no tanto, pero todas van dirigidas a afinar un sistema operativo que, por lo general, destaca por un excelente rendimiento y por la combinación de dos mundos: el PC de toda la vida y el nuevo mundo táctil.

Entre las novedades más destacadas se incluyen la Búsqueda Inteligente, la mayor integración de SkyDrive, el rediseño de la aplicación de Correo o la nueva Tienda Windows.

Pero sin lugar a dudas lo que más llama la atención de primeras son las nuevas posibilidades de personalización de la pantalla de Inicio, que pasamos a describir a continuación:

Menú Configuración de la Pantalla de Inicio

Windows 8.1 trae nuevas opciones de configuración de la Pantalla de Inicio, a las que se accede desde el menú Propiedades de la barra de tareas y navegación. Para acceder a él, lo más cómodo es usar la función de búsqueda:

  • Ir directo al escritorio al iniciar: esta posibilidad, tan demandada por los usuarios, se puede activar desde aquí.
  • Mostrar mi fondo de escritorio en Inicio: si quieres que el fondo de la pantalla de Inicio sea el mismo que el del escritorio, puedes activarlo desde aquí.
  • Mostrar por defecto la lista de Aplicaciones al acceder a la pantalla de Inicio: puedes hacer que por defecto se muestre la lista de todas las aplicaciones, en vez de los iconos dinámicos.

Personalizar la pantalla de Inicio

Windows 8.1 ofrece más posibilidades para personalizar la pantalla de Inicio, con más colores y nuevos estilos de fondo. También ofrece un acceso más rápido al menú de personalización: abre la Charms Bar, entra en Configuración y selecciona Personalizar.

Puedes escoger entre 20 estilos de fondo y ajustar los colores de fondo y de énfasis de cada uno de ellos.

Además del modo mencionado en el anterior apartado, existe otra forma de mostrar tu imagen de fondo de escritorio como fondo de la pantalla de Inicio. Para ello, selecciona el último fondo de abajo a la derecha, el que hemos marcado con un cuadro rojo.

Las diferentes posibilidades de personalización le dan mucha más vida a Windows:

Personaliza la pantalla de bloqueo

Windows 8 permitía escoger entre 5 imágenes para la pantalla de bloquedo y la posibilidad de usar una foto de tu elección.En Windows 8.1, además, puedes seleccionar una carpeta con imágenes y mostrarlas en modo presentación de diapositivas, como si se tratara de un marco digital. Para hacerlo, accede Charms Bar > Cambiar configuración de PC > PC y dispositivos > Pantalla de bloqueo.

Nuevos tamaños para los iconos dinámicos

En Windows 8 los iconos de la pantalla de Inicio tenían dos tamaños posibles: pequeño y grande. En Windows 8.1 la lista de tamaños se dobla, alcanzando un total de 4: grande, ancho, mediano y pequeño.

Para modificar el tamaño de un icono, debes hacer clic con el botón derecho sobre él (o desplazarlo hacia abajo en pantallas táctiles) y aparecerá la opción Cambiar tamaño. Puedes cambiar el tamaño de un solo icono o de varios iconos a la vez.

Mover varios iconos a la vez

En Windows 8, si querías redistribuir los iconos de la pantalla de Inicio debías hacerlo de uno en uno. En Windows 8.1 puedes coger los iconos que quieras y moverlos todos juntos. Sólo tienes que seleccionarlos todos y desplazarlos.

Anclar apps al menú de Inicio

En Windows 8, cada vez que instalabas una nueva aplicación de la Tienda, se creaba un acceso directo en la pantalla de Inicio. En Windows 8.1 ya no ocurre así, sino que debes hacerlo manualmente.

Para hacerlo, debes acceder a la lista de Aplicaciones. En pantallas táctiles se hace deslizando el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla y en pantallas no táctiles haciendo clic en la flechita que aparece en la parte inferior izquierda de la pantalla de Inicio.

La lista de apps te muestra aquellas instaladas recientemente y te permite seleccionar varias a la vez para poder anclarlas o desinstalarlas todas juntas.

Sincroniza tus preferencias

Ya que te has tomado la molestia de dejar la pantalla de Inicio a tu gusto, lo ideal sería que cuando accedas a otro dispositivo Windows 8.1 con tu cuenta, la pantalla de Inicio aparecería tal cual.

Windows 8.1 te permite sincronizar tu pantalla de Inicio desde el menú Charms Bar > Configuración > Cambiar configuración de PC > SkyDrive > Configuración de sincronización.

Puedes escoger si quieres sincronizar (o no) los siguientes elementos:

  • Los iconos y su distribución en la pantalla de Inicio
  • Colores, fondos, pantalla de bloqueo e imagen de cuenta
  • Temas y barra de tareas del escritorio
  • Lista de aplicaciones instaladas (deberás descargarlas en el nuevo equipo)
  • Datos de aplicaciones
  • Datos de navegación de Internet Explorer
  • Contraseñas

¿Qué te parecen las nuevas posibilidades de personalización de Windows 8.1?

Más sobre Windows 8.1:

Cargando comentarios

Últimos artículos