Publicidad

Trucos y Consejos

Windows 10: trucos y secretos del portapapeles

Nacho Requena Molina

Publicado

El portapapeles de Windows 10 se ha convertido en uno de los elementos más singulares de todo sistema operativo que se precie. Ya no sólo se trata de que podamos copiar determinados archivos para pegarlos luego en otra ubicación, sino de que se le puedan sacar más posibilidades desconocidas a priori. En Softonic te traemos algunos trucos y secretos del portapapeles para exprimirlo.

Windows 10 Descarga
8
La última versión del sistema operativo de Microsoft.

Cómo activarlo

Configurar el portapapeles es muy sencillo. Tan sólo entra en “Configuración” -> “Sistema” -> “Portapapeles”. Ahí aparecerá un botón que debes activar. ¿Que lo quieres más sencillo? Pulsa la tecla Windows + V y surgirá en la parte derecha de la pantalla. Si no tienes habilitado el historial, el cuadro mostrará un botón para hacerlo.

Cómo funciona

Si conoces el comando “Copiar” y “Pegar”, que se despliega con click derecho sobre cada archivo o pulsando “Ctrl + C” y “Ctrl + V” respectivamente, ya tienes lo básico y esencial. Si para algo vale configurar el portapapeles es para que todo el historial de copias y pegados aparezca en el mismo. De esta manera, el usuario puede seleccionar qué desea copiar en cada instante para que no exista confusión sobre lo que va a pegar (y todos nos hemos equivocado alguna vez, hay que reconocerlo).

Windows 10: trucos y secretos del portapapeles

Sincronización de copiados

Uno de los comandos más maravillosos que tiene el portapapeles en su haber: la sincronización de copiados entre diferentes equipos. En otras palabras, que si copias algo en uno, esto aparezca para pegar en otro dispositivo diferente por el simple hecho de estar vinculado con nuestra cuenta.

Como bien decimos en este último párrafo, para habilitar la sincronización se debe tener el perfil de Microsoft configurado. Si no lo hiciste de serie cuando instalaste el sistema operativo, ahora puedes desde “Configuración” -> “Cuentas” -> “Información personal”. Loguéate con el mail de Microsoft y listo.

Ya tenemos el primer paso, así que ahora queda el segundo. Para activar la sincronización debes entrar en “Configuración” -> “Sistema” -> “Portapapeles”. Justo debajo del botón para el portapapeles verás que existe otro denominado “Sincronización entre dispositivos”. Habilita este para que la magia entre los equipos fluya con soltura.

Limpiar el portapapeles

Aunque la función copiar/pegar no consume apenas recursos, sí es bueno limpiar el registro para que no pegues elementos insospechados. Para ello, lo más sencillo y directo es que pulses sobre la tecla Windows + V y presiones sobre el mensaje “Limpiar todo”. En ese momento, el portapapeles se vaciará y volverás a tener todo de serie como si hubieras encendido el equipo justo en ese momento.