Publicidad

Trucos y Consejos

Cómo conseguir que Windows 10 funcione fluido en un MAC

Nacho Requena Molina

Publicado

Uno de los mitos más maravillosos que tiene Internet es que no se puede conseguir que en un iPhone se instale el sistema operativo Android o que en un MAC corra la última versión de Windows 10. Y sí, decimos mito porque es justo eso, ya que se puede hacer que Windows se ejecute sin problemas en un MAC con Boot Camp.

Hoy no te vamos a contar cómo se puede lograr esto, sino cómo conseguir que Windows 10 funcione fluido en un MAC. Es decir, estos son los requisitos esenciales para que tu sistema operativo vaya sin problemas.

Cómo conseguir que Windows 10 funcione fluido en un MAC

A por el rendimiento

Lo primero que debes tener en cuenta para que Windows 10 vaya fluido en tu MAC es que es necesario tener modelos compatibles con este Boot Camp. Para ello, debes contar con OS X Yosemite o una versión posterior instalada. Olvídate de instalar el sistema de Microsoft si no posees esto.

Si partimos desde esta base, el siguiente requisito es tener el software de compatibilidad –los drivers, vamos- para hacer correr Windows 10. ¿Cómo se consiguen estos drivers? Pues se descargan automáticamente en cuanto se usa el Asistente Boot Camp, que admite las versiones de 64 bits de Windows 10 Home y Windows 10 Pro.

Una vez realizado este punto –quizás el más importante- el siguiente es obtener Windows 10. El sistema operativo se puede obtener desde la web de Microsoft como archivo ISO o mediante introducción en una unidad flash USB. No obstante, nosotros te lo ponemos más fácil gracias a la descarga desde Softonic aquí.

Windows 10 Descargar
7

Tal como puntualizan los chicos de Apple en su página web oficial, hay que tener cuidado con el archivo ISO o la unidad flash que se va a utilizar para instalar el sistema operativo. ¿Por qué decimos esto? Pues porque tiene que ser un instalador base, es decir, con el sistema desde cero y no un instalador de actualización. Es muy importante este punto, ya que te va a dar error casi con total probabilidad.

Otro consejo muy importante para que Windows 10 vaya fluido en tu preciado Mac tiene que ver con el tamaño asignado a la partición. Cuando descargues el Asistente Boot Camp en tu dispositivo, este te solicitará una partición para Windows 10. Aunque sobre el papel se demandan unos cinco gigas aproximadamente, nosotros te decimos que con esa capacidad te vas a quedar muy corto. Por tanto, apunta más alto y configura un buen espacio en exclusiva para Windows. Nos lo vas a agradecer.

Ahora que ya tienes los principales requisitos para instalar Windows 10 en tu MAC, la pregunta que te hacemos es bastante sencilla: ¿te atreves a dar el paso y tener dos sistemas operativos en el mismo dispositivo? Buena idea es, te lo aseguramos.