Winamp vs Foobar2000

En los reproductores de audio valoro más las funciones y la ligereza que su apariencia. ¿Qué importa si hay varillas basculando o efectos gráficos? Escucho música mientras trabajo: en ese sentido, cuanto menos vea el reproductor, mejor. Mi elección es Foobar2000, un reproductor ligerísimo y que no estorba.

Hola Fabrizio, me alegra que comentes la cuestión pues yo utilizo Winamp desde hace muchos años. Comprendo que en un reproductor de audio el aspecto no es importante, pero, la verdad es que siempre se agradece que esté mínimamente cuidado. A nadie le gusta tener que ver una ventana que parece cualquier cosa, menos un reproductor.

Eso puede tener sentido para una minicadena o un equipo hi-fi doméstico, pero no para un programa informático. Lo más importante son las funciones, que deben ser muchas y fácilmente accesibles. Los efectos gráficos aportan bien poco al disfrute de la música. ¿O es que siempre tienes a Winamp en primer plano?

Más que tenerlo abierto constantemente, el problema es que no me gusta ver una caja de zapatos con botones en las ocasiones que tengo que vérmelas con él. Pero ya que hablas de temas importantes, ¿qué tal si hablamos del idioma? ¿En cuántos está disponible Foobar? ¿Influye que Foobar esté sólo en inglés para que algunos usuarios no encuentren “tan fácilmente accesibles” sus opciones?

Cierto, Foobar sólo está disponible en inglés. Pero eso no es un gran problema: apenas requiere configuración. Mucho peor me parece el tener que lidiar con un simulacro de radio para el coche. Foobar es un proyecto en desarrollo (no ha alcanzado aún la versión 1.0), pero es más estable y ligero que otros. Si comparas la velocidad y recursos de memoria, Foobar tiene pocos rivales.

A veces es mejor apostar por un software que ha cumplido diez años y millones de descargas que por un “recién llegado”. En cualquier caso, es cierto que Winamp necesita más recursos del sistema, pero tampoco es tan exagerado si tenemos en cuenta sus capacidades. La memoria que utiliza depende mucho de lo que estés haciendo: por ejemplo, minimizado puede ocupar menos de 10 Mb, una cantidad más que aceptable para cualquier PC. Sin embargo, por mucho que minimices Foobar, este no aumenta sus capacidades 😛

Capacidades que, por otro lado,  nada tienen que envidiar a otros programas. Es compatible con Last.FM, soporta todos los formatos que existen y tiene una cantidad considerable de plugins a disposición. No son tan fáciles de instalar como con otros programas, pero menos da una piedra. Ahora bien, déjame meter el dedo en la llaga: ¿qué innovaciones ha traído Winamp en los últimos años? Aún recuerdo el desastre que supuso la versión 3.

La integración de Last.FM no es más que un plugin que puedes conseguir para Winamp e infinidad de reproductores más. De plugins es mejor ni hablar, ya que la cantidad disponible para Foobar es irrisoria: pueden ser listados todos en una misma página. ¿Sabes cuantos hay para Winamp? Más de 3.000, sin contar visualizaciones ni skins. Las novedades de Winamp no son demasiadas, eso es cierto, pero habría que ver las de Foobar. Al fin y al cabo, son reproductores multimedia, no pueden incorporar cierre centralizado ni elevalunas eléctrico, pero aún así nombraré unas cuantas: Reproducción de vídeo, Winamp Remote, integración con diversos contenidos de streaming online, conversión de formatos integrado, editor de tags, integración con carátulas integradas, nueva interfaz…

Podría discutir que la calidad de los plugins para Winamp es muy dispar, pero voy a dedicar mi último golpe al que quizá es el argumento de mayor peso: la personalización. La interfaz de Foobar2000 consta de elementos que se pueden reorganizar en cualquier configuración que se te ocurra: listas de reproducción, visualizaciones, pestañas, librería… en cambio, Winamp se ve restringido a una estructrura estándar, inflexible.

Es cierto que uno de los puntos fuertes de Foobar es la personalización mediante su diseño modular o haciendo uso de su SDK: con el conocimiento necesario se pueden hacer auténticas virguerías. El problema es que la mayoría de la gente o bien no sabe qué es un SDK, o bien no dispone de la paciencia necesaria para modificar su reproductor. En tal caso, la alternativa es utilizar skins prediseñadas, y no es ningún secreto que Winamp supera con creces en este aspecto a Foobar. De acuerdo, “de fábrica” no se puede modificar tanto, pero la nueva Skin Bento también es modular y permite algunos ajustes.

En resumen, puede decirse que son dos programas que han hecho una aproximación diferente a un mismo problema. Foobar apuesta por la ligereza y una interfaz anticuada, mientras que Winamp cuida más los detalles y, por ende, tarda algo más en responder.

¿Y tú, cual prefieres?

Cargando comentarios

Últimos artículos