Publicidad

Noticias

Vuelven los lloros: Donald Trump se coge un berrinche en su propia red social tras su acusación judicial

Make the baby cry again.

Vuelven los lloros: Donald Trump se coge un berrinche en su propia red social tras su acusación judicial
Pedro Domínguez Rojas

Pedro Domínguez Rojas

La persona que escribe estas líneas llevaba ya casi dos años sin escribir sobre una ida de olla del que fuera presidente de los Estados Unidos: Donald Trump. Pero hoy ha llegado el día de volver a hacerlo, y debo reconocer que hasta se le echaba de menos (no realmente). ¿Qué ha hecho ahora el expresi? Bueno, para explicar esto, primero debemos decir dónde lo ha hecho: Truth Social.

Truth Social DESCARGAR

Hace poco más de un año, en febrero de 2022, Trump sorprendía al mundo con el lanzamiento de su propia red social, Truth Social, con la que quería que todas aquellas personas “censuradas por decir lo que piensan” en Twitter tuviesen un sitio en el que hablar libremente (soltar sus barbaridades), incluyéndose a sí mismo.

Twitter DESCARGAR

Se ve que a Trump no le acabó de gustar mucho que le vetaran de todas las redes sociales a principios del 2021 por incitar a asaltar el Capitolio de Estados Unidos y, como el niño pequeño con cuerpo de adulto que es, se creó una red social propia para que ahí no le “censuraran por sus ideas”. Por cierto, a día de hoy ya le han quitado la suspensión en todas las redes sociales.

Con este contexto, saltamos a justo esta semana, cuando un jurado de Nueva York votó a favor de acusar al expresidente por, supuestamente, participar en algún tipo de estafa conocida como “esquema de pago de dinero por silencio” junto a la estrella del cine porno Stormy Daniels en las campañas presidenciales de 2016. Aún no se sabe de qué se le acusa exactamente, solo que está siendo investigado por este motivo.

Y, claro, Trump no se puede estar callado. Como el niño pequeño que es (se entiende que sea tan amigo de Elon Musk), Trump lleva llorando en su propia red social desde que comenzaron los rumores que le incriminaban, hace ya varias semanas. Pero ha sido tras la acusación cuando ha decidido desatar al bebé que lleva dentro.

Por un lado, dice en una imagen adjunta a una publicación de Truth Social que esta acusación es la “persecución política e interferencia electoral al más alto nivel de la historia”, y continúa afirmando que esto es una “caza de brujas” que se volverá en contra del actual presidente estadounidense Joe Biden en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en 2024. La continuación de sus lloros es, posiblemente, uno de sus comentarios más cómicos de forma involuntaria hasta el momento, ya que, en vez de escribir “indicted” (“acusado”, en inglés), escribió “indicated” (“indicado”).

De esta forma, el 45ª presidente de los Estados Unidos, y el que fuera una de las personas más poderosas del mundo, escribió una publicación en su red social que podría haber redactado un quinceañero: “Estos matones y monstruos de la izquierda radical han INDICADO al 45º presidente de los Estados Unidos de América […]. ESTO ES UN ATAQUE A NUESTRO PAÍS COMO NUNCA SE HA VISTO ANTES […]. ¡MUY TRISTE!”. La típica izquierda radical estadounidense que sigue sin establecer un sistema público sanitario y de pensiones, sí.

Truth Social DESCARGAR

Pero, realmente, más allá de estas afirmaciones y otras publicaciones en las que declara ser el objetivo de una caza de brujas, los comentarios no dejan de ser los de un bebé gigante que se ha cogido un berrinche. Eso sí, esta imputación supone que Trump es, oficialmente, el primer expresidente estadounidense en hacer frente a cargos penales. Felicidades por hacer historia, Trump. Quizás dentro de poco veamos cómo aquellos deepfakes que crearon sobre ti se hacen realidad.

Algunos de los enlaces añadidos en el artículo forman parte de campañas de afiliación y pueden representar beneficios para Softonic.

Pedro Domínguez Rojas

Pedro Domínguez Rojas

Publicista y productor audiovisual enamorado de las redes sociales. Invierto más tiempo pensando en qué videojuegos jugaré que jugando.

Lo último de Pedro Domínguez Rojas