Publicidad

Trucos y Consejos

Visita relojes diferentes: Desafío de la Semana 8 de Fortnite Battle Royale

Visita relojes diferentes: Desafío de la Semana 8 de Fortnite Battle Royale
Andrés Ruiz

Andrés Ruiz

  • Actualizado:

El desafío más curioso de esta Semana 8 de la Temporada 9 de Fortnite Battle Royale nos va a obligar a visitar 3 relojes repartidos por la isla del battle royale desarrollado por Epic Games. Pese a que, en líneas generales, esta temporada está siendo algo decepcionante en lo tocante a los retos semanales, de vez en cuando surge alguna joyita oculta, como este desafío.

Los relojes a visitar no están cerca entre sí, y sabed que la forma más óptima de superar este desafío será visitar un lugar por partida. De cualquier forma, os hemos preparado un mapa para que sepáis exactamente los lugares a los que os tendréis que dirigir.

Aunque os hemos marcado las tres localizaciones en el mapa, vamos a profundizar un poco en la ubicación de cada reloj:

1- El primer reloj se encuentra en NeoPicados, y es digital. Es una torre bastante alta, en la que podréis ver la hora en su parte superior. Os dejamos una imagen del reloj en cuestión.

2- El segundo reloj se encuentra en Aldehuela Alegre, y es el más sencillo de ver a simple vista. Se encuentra situado en medio del pueblo, es analógico y deberíais poder verlo desde bastante lejos. Os dejamos una imagen de él.

3- El último reloj es el más complicado de encontrar, y se encuentra en Chiringuito Chatarra. Aunque a priori allí no hay ninguna torre del reloj, sí hay uno estropeado en el suelo, a la izquierda de la entrada, junto a una torre derruida. Os hemos dejado una imagen para que sepáis su ubicación exacta.

Una vez hayáis visitado los tres relojes, habréis completado este desafío. Recordad que, además de esta guía, en Softonic tenemos un artículo en el que os contamos como superar todos los retos de esta Semana 8 de la Temporada 9 sin sudar la gota gorda. Os dejamos el enlace aquí abajo.

Andrés Ruiz

Andrés Ruiz

Lo último de Andrés Ruiz

Directrices editoriales