Evita los robos y las estafas estas vacaciones


Uno de nuestros principales objetivos a la hora de organizar unas vacaciones es que nada nos estrese, nos preocupe ni nos incomode durante nuestro período de desconexión.

Las nuevas tecnologías han venido con un saco de estafas bajo el brazo, por lo que debes ser muy previsor si no quieres caer en la trampa. No vale simplemente con ser perspicaz, hay estafas muy bien elaboradas y a ti también te pueden engañar.

Pero si sabemos utilizarla, podemos aprovechar la tecnología para nuestra seguridad. Vamos a darte unos cuantos consejos para que estés tranquilo en tus merecidas vacaciones.

Comprar por Internet

Lo primero que hacemos a la hora de organizar unas vacaciones, es echar un vistazo a las principales páginas web de viajes, aerolíneas y compañías de transportes. Comprar por Internet es mucho más cómodo y rápido que tener que desplazarse hasta la estación de trenes o a la agencia de viajes a reservar tu billete. De hecho, buscar ofertas también es más factible y libre en Internet, y casi seguro que nos saldrá más barato viajar de este modo.

Pese a que comprar por Internet sigue viéndose en muchas capas de la población como una actividad de riesgo y de la que no podemos fiarnos, reservar billetes o un hotel usando nuestras tarjetas de crédito vía web está cada vez más extendido. Si ese es tu caso, ten en cuenta lo siguiente:

  • Comprueba que el sitio sea seguro

Cuando accedemos a una página de compra, es muy importante que sea seguro. Lo primero que tenemos que fijarnos es en el protocolo. El clásico http está desfasado en cuestiones de seguridad y puede poner en evidencia nuestros datos personales y bancarios. En la mayoría de sitios de compra ya han implementado el protocolo https, mucho más seguro, pues las comunicaciones entre tu PC y el servidor son encriptadas.

  • Tarjeta de crédito mejor que débito

Sí, aunque mucha gente piensa que es al contrario, es mucho más seguro comprar con tarjeta de crédito. Si nos roban los datos bancarios y los emplean para efectuar pagos, en la mayoría de entidades financieras no te reingresan el dinero si tu tarjeta es de débito.

Las operaciones fraudulentas son mucho más fáciles de cancelar si están hechas con una tarjeta de crédito y las denuncias están presentadas a tiempo a tu banco o caja. Echa un vistazo a nuestra guía sobre robos de datos bancarios.

  • Teclado virtual, gracias

Aunque la inmensa mayoría de páginas de compra suspenden en este sentido, hay algunas webs que han implementado un sistema más seguro para introducir datos confidenciales. Se trata de un teclado virtual para escribir números sin usar el teclado. Los dígitos están desordenados, y para el espía va a ser mucho más complicado detectar qué introducimos, evitando que el software espía registre nuestro código secreto, pues sólo detecta nuestras pulsaciones del teclado.

  • Hazlo en tu casa

Nunca jamás se te ocurra hacer este tipo de operaciones con una conexión insegura. Muchos de vosotros seguro que habéis preparado las vacaciones desde el ordenador de la universidad o con el portátil gracias a la conexión WiFi de vuestro bar favorito. Olvídate de ello. Es tremendamente fácil para los ladrones usar las conexiones WiFi de poca seguridad para acceder con facilidad a lo que estás haciendo con tu PC. Y no, no se salvan los móviles en este caso. Hay muchas brechas de seguridad en los WiFi públicos, mejor hazlo en la tranquilidad de tu dulce hogar. Y vigila los intrusos.

Vigila tus redes sociales

Todos sabemos los típicos trucos para evitar que nos roben en casa. Deja ropa tendida, pídele a alguien que riegue tus plantas y vacíe tu buzón… Pero estamos en el siglo XXI y hay que tener en cuenta muchas más cosas si queremos evitar a los ladrones.

Twitter, a diferencia de otras redes sociales, es una red abierta. ¿Qué significa esto? A menos que lo tengas restringido, algo no muy habitual en esta red de microblogging, cualquiera puede ver lo que escribes. Por lo tanto, evita anunciar tus vacaciones a bombo y platillo en Twitter y, si lo haces, no des muchos detalles. No especifiques cuantos días te vas fuera y vigila si tienes la geolocalización activada. Al ladrón le bastará solo con verificar dónde vives, sabrá qué días no estarás en casa, y ya está, tan fácil como eso, se lo habrás servido en bandeja.

Tampoco subas las fotos a Facebook desde tu móvil mientras aún estás fuera, o hazlo sólo si todas tus amistades ahí son de fiar. Filtra bien la información que das. Si quieres presumir de tus vacaciones (que lo comprendemos), ¿porqué no lo haces a posteriori? Una vez estés en casa, ya no tienes nada que temer.

¡Cuidado con tu smartphone y tu tablet!

Los amigos de lo ajeno tienen el ojo puesto en los dispositivos móviles de última generación, tales como iPhone, Android, iPad y demás artilugios. Para muchos usuarios se han convertido en algo imprescindible y se lo llevan sin pensar a los viajes. Aparte de desactivar el 3G para evitar facturas de miles de euros (contacta con la operadora, será más seguro así), ahí van algunos consejos:

  • Haz un backup de toda tu información

Afortunadamente, los dispositivos Android están sincronizados con nuestra cuenta de Google y es muy fácil asegurar en la nube nuestros contactos, fotos e información confidencial. Pero no está de más, por si acaso, guardar una copia física de aquello que solo tenemos en nuestro teléfono.

El sistema iCloud de Apple promete mejorar mucho la sincronización de iPhone y iPad con nuestros ordenadores, pero de momento habrá que conformarse con lo que hay.

  • Refuerza la seguridad de tu terminal

A menudo, algo tan sencillo como añadir un patrón de desbloqueo o una contraseña requerida para usar el teléfono, es suficiente para salvar nuestros datos. Piensa un poco y evita claves como 1234, 5555, 0000 o tu fecha de nacimiento. ¡Y no lo apuntes en ningún lado!

Extrema la precaución en aplicaciones de entidades bancarias y de compra, no apliques nunca la opción de “recordar contraseña” en cuentas potencialmente peligrosas de sabotear.

Aplicaciones como Anti-Virus para Android permiten, además, añadir una clave de seguridad extra para acceder a tus aplicaciones confidenciales. Sin embargo, iPhone necesita jailbreak para instalar apps similares: y eso corre a tu cuenta y riesgo.

NetQuin para Symbian o Berry Locator para BlackBerry también te ayudarán en esta tarea.

  • Rastrear tu teléfono de poco servirá

Find my Phone para los dispositivos Apple o el anteriormente mencionado Anti-Virus para Android permiten rastrear el teléfono en caso de robo gracias a las antenas 3G y el GPS. Sin embargo, esta información no sirve para nada ante una denuncia policial, sobre todo si el teléfono (y por ende, el ladrón) se encuentra en una propiedad privada, ya que ni siquiera la policía, sin una orden judicial, podrá entrar.

Este tipo de aplicaciones antirrobo funcionan y muy bien, pero la solución para recuperar el teléfono es mucho más compleja. Las leyes van más lentas que la sociedad, ya se sabe.

Así que te recomendamos que, en caso que te roben tu teléfono, bloquees la tarjeta SIM llamando a tu operadora y el IMEI del teléfono llamando al servicio técnico de la casa de tu móvil.

  • ¿Y si llevas tu teléfono antiguo?

Si tan valioso es tu smartphone, ¿por qué no lo dejas en casa? Las conexiones a Internet por 3G estando en el extranjero son extremadamente caras, y no estarás conectado permanentemente a WiFi si vas visitando una ciudad y sus monumentos. Reflexiona sobre si es realmente necesario llevarlo contigo.

¿Qué medidas de seguridad tomas para evitar robos y estafas durante tus vacaciones? ¿Te ha ocurrido algún caso desagradable?

Cargando comentarios

Últimos artículos